Entrada destacada

Ambulance, plan de huida, nuevo pelotazo de Michael Bay

  Adrenalina, fuego y gasolina Si Michael Bay ya había introducido alguna persecución aparatosa de coches en plena ciudad, como en la saga D...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

viernes, 29 de enero de 2021

¿Qué le pasa culturalmente a la sociedad del siglo XXI?

¿Hipocresía, incoherencia, censura...?


 En 2015 se estrenaba 50 sombras de Grey, adaptación de la novela homónima a la gran pantalla, que fue un taquillazo, y que tuvo buena aceptación socialmente, tratando un tema delicado como las prácticas sadomasoquistas, que en la película se muestran de una manera totalmente edulcorada, como si fuese algo dentro de lo medianamente normal, una cosa como tantas otras. 

En 2019 se estrena Joker, con una gran interpretación de Joaquim Phoenix, que le valió el Óscar a mejor actor. El retrato de un perdedor que entra en una espiral de violencia y autodestrucción, fruto de una sociedad deshumanizada, para convertirse en un cruel sociópata. Un personaje así debería ser un ejemplo de lo que no se debe ser y de lo que no se debe hacer, e incluso debería provocar cierta repulsión en el público. Sin embargo, lejos de eso, se ha convertido en un fenómeno social y resulta que la escalera de Brooklyn donde se rodó la icónica escena del baile del Joker se ha llenado de turistas, como la de Philadelphia donde entrenaba Rocky, solo que Rocky sí puede ser un ejemplo a seguir. Incluso ha habido en la tele una campaña publicitaria que imitaba esa escena del Joker.

Podría parecer que la sociedad está tan avanzada y madura que puede aceptar cualquier cosa sin escandalizarse, y en teoría, sabiendo distinguir igualmente el bien del mal. Tengo mis serias dudas al respecto, pero vale, supongamos que estamos tan avanzados. Si es así, hay algo que no encaja con los siguientes acontecimientos recientes:

1. Junio de 2020: HBO retira de su catálogo Lo que el viento se llevó por ser considerada racista.

2. Principios de enero de 2021: la audiencia joven de la BBC considera Grease como una película sexista y piden su cancelación.

3. Finales de enero de 2021: Disney anuncia que pondrá en su canal de streaming una advertencia a los padres para alertarles sobre películas como Dumbo, Peter Pan o Los aristogatos por su contenido racista, y además las han retirado del catálogo para menores de siete años.

La película Joker es un filme para mayores de edad, pero me consta que muchos adolescentes seguidores de los cómics han ido a verla al cine, ¿y ahora se pretende advertir a los padres de esos menores sobre lo peligroso que es Dumbo?

¿Se demoniza Grease por sexista pero se acepta 50 sombras como chic?

¿Cómo es posible que una sociedad que acepta con normalidad 50 sombras o Joker, luego se escandalice y se rasgue las vestiduras por Grease, Lo que el viento se llevó o Dumbo? Sinceramente, no lo entiendo.

Creo que haría falta tener un poco  de coherencia, ¿no? Si decidimos no escandalizarnos por nada, pues vale, no nos escandalicemos por nada, ni de antes ni de ahora. Y si se quiere hacer una revisión de los clásicos bajo un prisma diferente, apliquemos el mismo filtro para el cine actual, lo que no es justo es que con lo que se hace ahora todo vale, pero con lo que se hizo antes nos pongamos moralistas. De todas maneras, la forma correcta de ver y valorar obras de arte de otras épocas es teniendo en cuenta el marco histórico en que se realizaron, no sacándolas de contexto.


viernes, 22 de enero de 2021

Las otras huellas de James Cameron

  


Es innegable la huella profunda que James Cameron está dejando en la historia del cine, con hitos que van desde la creación de un icono como Terminator hasta la conquista de los Óscar con once estatuillas por Titanic, igualando así a Ben-Hur, o poniendo de moda el 3D en salas convencionales con Avatar. Es uno de los grandes nombres que han influido en la evolución de la producción cinematográfica, especialmente en el área de los efectos visuales generados por ordenador tras la creación del T-1000 interpretado por Robert Patrick en Terminator 2.

Sin embargo, sus ideas no solo se han plasmado en su propia filmografía, sino que también ha estado presente en otras grandes producciones y aquí traigo dos ejemplos. Por un lado, Spiderman (2002), de Sam Raimi. Si buscamos el nombre de Cameron en los créditos no lo encontraremos. Según contaba Raimi en una entrevista, cuando él se hizo cargo de la película, el proyecto no era nuevo, sino que llevaba varios años dando vueltas por el estudio. La primera vez que se empezó a tratar el tema fue en 1993, en pleno auge de los efectos digitales tras los hitos que supusieron en este campo Terminator 2 en 1991 y Parque jurásico en 1993. Uno de los primeros involucrados en el proyecto fue James Cameron, y suya fue la aportación de hacer que la telaraña de Spiderman fuese orgánica, que la generase él mismo, en vez de ser un sofisticado artilugio creado por un adolescente, como se ve en los cómics originales.

Sin llegar a cuajar el proyecto, Cameron se desligó del mismo para ocuparse de otros. Cuando más tarde se retomó esta producción con Sam Raimi como director, a este le gustó la idea de Cameron y decidió mantenerla en el guion definitivo de la película.

El otro gran título con sello de Cameron de forma discreta, es Rambo: Acorralado parte 2, de la que fue coguionista junto con Sylvester Stallone, y en este caso sí que está acreditado, aunque la película no se suela asociar con este cineasta, pero sí forma parte de su filmografía.

jueves, 14 de enero de 2021

Diario de producción: primer vídeo del año, Filomena


 La primera producción del año ha llegado marcada por la actualidad. La nevada histórica que cayó sobre Madrid el pasado fin de semana a causa del temporal de nieve Filomena, y de cuyos efectos todavía nos vamos recuperando poco a poco, ha sido el motivo del primer vídeo de 2021: Filomena en Ventas, un reportaje gráfico grabado con un smartphone durante la nevada en la zona de la mítica plaza de toros de Las Ventas en Madrid. Una imagen insólita, histórica, de la que había que dejar testimonio.



jueves, 7 de enero de 2021

Balance de 2020


 Como en años anteriores, el primer post del año es el balance de la actividad de este blog durante el año que acaba de terminar, y esta vez se podría definir en una sola palabra: diferente.

2020 ha sido un año diferente para todo el mundo, literalmente hablando, y se ve reflejado en la actividad de este blog. La cantidad de publicaciones ha sido menor de lo habitual y su contenido ha sido distinto. He abierto una nueva etiqueta de vblog con dos vídeos de motivadores a través de escenas de cine, fruto de los meses de confinamiento. Uno era de escenas motivadoras y otro un homenaje a los bares, que lo pasaron mal con el cierre del confinamiento, como todos, pero lamentablemente, meses después sigue siendo la hostelería uno de los sectores más azotados por la crisis.

Además de estos vídeos, antes del confinamiento cabe destacar otra producción propia, el booktrailer de mi primera novela, Espinas en la piel.

Otra etiqueta nueva de este año ha sido la de iconos con la que he publicado varios artículos sobre personajes icónicos del cine y los actores que los han interpretado.

Respecto a los estrenos en salas, normalmente hacía un top 10 del año en este balance, pero dado que no llegan a diez los estrenos reseñados, aquí están las seis películas de 2020 que podéis encontrar en este blog:

1. 1917

2. Richard Jewell

3. Un amigo extraordinario

4. Onward

5. Bad boys for life

6. La llamada de lo salvaje

Y aunque se estrenó en 2019, también cabe destacar la reseña de Parásitos, ganadora de los Óscar, que ha hecho historia en los premios de la Academia y no la había visto en el cine en su momento, por lo cual fue reseñada en este blog en 2020 después de conquistar Hollywood.

Finalmente, un artículo de opinión sobre cómo ha afectado la pandemia del COVID-19 al negocio del cine:

Reflexión sobre las salas de cine en la pandemia.