Entrada destacada

Ambulance, plan de huida, nuevo pelotazo de Michael Bay

  Adrenalina, fuego y gasolina Si Michael Bay ya había introducido alguna persecución aparatosa de coches en plena ciudad, como en la saga D...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

martes, 12 de abril de 2022

Muerte en el Nilo, vuelve el glamur

 


Kenneth Brannagh vuelve a meterse en la piel de Hercule Poirot


Tras el «remake» de Asesinato en el Oriente Express, el director y actor Kenneth Brannagh vuelve a encarnar al mítico detective Hercule Poirot creado por la autora de misterio Agatha Christie en otra nueva versión de una de las obras de la novelista que ya había sido llevada anteriormente al cine: Muerte en el Nilo. La anterior versión fue estrenada en 1978 bajo la dirección de John Guillermin, diretor de El coloso en llamas, con Peter Ustinov de protagonista y secundado por un elenco de lujo con nombres como David Niven, Mia Farrow, Bette Davis o Angela Lansbury. En la misma línea nos trae ahora Brannagh un reparto de caras conocidas encabezado por él mismo y secundado por Gal Gadot, convertida en estrella gracias a Wonder Woman, Armie Hammer, conocido especialmente por encarnar a los gemelos de La red social y acompañar a Di Caprio en J. Edgar, la veterana Annette Benning, famosa por títulos como American beauty, El presidente y Miss Wade, por ejemplo, y vista recientemente en Las estrellas de cine no mueren en Liverpool, y la muy popular actriz televisiva Jennifer Saunders, destacada en cine especialmente por dar voz al hada madrina de Shrek 2

La unión entre cine y literatura es algo que siempre ha marcado la carrera de Kenneth Brannagh. Empezó haciendo adaptaciones de Shakespeare; Enrique V, Mucho ruido y pocas nueces, Hamlet. Luego hizo Frankenstein, de Mary Shelley, queriendo hacer una adaptación totalmente fiel al libro original siguiendo la estela del Drácula, de Bram Stoker, dirigida por Coppola. Ahora lleva adaptadas dos obras de Agatha Christie que ya habían sido llevadas al cine en los años 70. En el caso que nos ocupa, Muerte en el Nilo, nos lleva a recorrer el río Nilo a su paso por Egipto en los años 30, utilizando unos escenarios exóticos tratados con una fotografía colorista que evoca la época de las producciones glamurosas de los años 50 en Hollywood. Amor, lujo y asesinatos en el marco de un viaje por el misteriosa tierra de los antiguos faraones. 

Un detective famoso e infalible en sus investigaciones, una rica heredera rodeada de enemigos, un triángulo amoroso marcado por la traición y el rencor. Estos son los ingredientes con los que se cuece la trama de Muerte en el Nilo. Algunos personajes han sufrido algunos cambios en las adaptaciones cinematográficas, pero la esencia de la trama se mantiene en ambas.

El ritmo es adecuado, la atmósfera creada entre la fotografía, la puesta en escena y la música, nos envuelve y nos transporta a ese mundo de glamur y misterio. Cabe destacar también el prólogo de la película rodado en blanco y negro en que se revelan los orígenes militares de Poirot durante la Primera Guerra Mundial así como las claves de su soledad en lo que al amor se refiere.

La novela data de 1937 y en España se ha publicado con título homónimo pero también se pueden encontrar ediciones bajo el título Poirot en Egipto

viernes, 1 de abril de 2022

Los ojos de Tammy Faye, una historia de la tele americana

 


El merecidísimo Óscar de Jessica Chastain


Jessica Chastain ha dado muestras de su carisma y talento en muchas ocasiones como La deuda, La noche más oscura, El caso Sloane, Molly's game, con personajes femeninos de carácter muy fuerte, muy duros. Sin embargo, ahora, con Los ojos de Tammy Faye, ha hecho un cambio de registro, ha salido de su zona de confort y lo ha bordado. Sigue emanando tanto carisma como siempre, tanto que le ha valido el Óscar a mejor actriz. También su caracterización para interpretar a Tammy Faye es alucinante, un trabajo que la Academia ha reconocido otorgándole a la película el Óscar a mejor maquillaje.

Hay casos de emprendedores estadounidenses que han triunfado por todo lo alto, pero en Estados Unidos, sin una repercusión a nivel internacional, y que se han llevado al cine, lo cual sí nos da la oportunidad al resto del mundo de conocer estas historias americanas. Estrellas estadounidenses de la teletienda, como en el caso de Joy, o de los programas infantiles, como Un amigo extraordinario, se han hecho visibles para todo el mundo gracias a estos «biopics» (películas biográficas). Ahora le toca el turno a una industria televisiva muy popular en el continente americano, pero que en Europa nunca ha tenido mucho auge: los telepredicadores, la palabra de Dios llevada al «show business».

Los ojos de Tammy Faye nos cuenta la historia de los Bakker, un  matrimonio de telepredicadores evangelistas que tuvieron un enorme éxito en los años 70 y 80: Tammy Faye y Jim Bakker, interpretados en la película por Jessica Chastain y Andrew Garfield. Codicia, intereses ocultos, poder, los entresijos de la industria televisiva, especialmente cuando llega la fama a niveles muy altos, están llenos de este tipo de miserias humanas, sea cual sea el contenido del programa y el nicho de audiencia a quien va dirigido. Cuando se nada entre tiburones, hay personajes que caen en las tentaciones y otros que no quieren caer y sufren al verse envueltos en situaciones que no les resultan nada agradables, como en el caso de Tammy, una soñadora con ánimo de ayudar a los demás, que quiere ser cantante y llevar la palabra de Dios a todo el mundo. Una intención muy noble que a veces resulta difícil llevar a cabo cuando se navega por aguas turbulentas.