Entrada destacada

Summer of soul, la otra cara de la luna

  Documental musical «Summer of soul» Una explosión de ritmo desde lo más profundo de las entrañas El 20 de julio de 1969 era domingo y el h...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

viernes, 17 de septiembre de 2021

Cuestión de sangre, un americano en Marsella

 


Matt Damon buscando justicia para su hija


Cuestión de sangre (Stillwater) nos presenta a Matt Damon interpretando a un operario de plataformas petrolíferas estadounidense viudo y con un pasado complicado en la relación con su hija, que viaja a Marsella decidido a reabrir el caso que unos años atrás llevó a su descendiente a la cárcel, condenada por el asesinato de su compañera sentimental, una chica árabe. Sin hablar ni una palabra de francés, este aguerrido padre se planta en tierras francesas para tratar de sacar a su hija de prisión, una cruzada personal en la que estará acompañado por una altruista actriz francesa de teatro, defensora de causas perdidas, que habla bien inglés, y la hija de ella, que tiene nueve años.

Tom McCarthy, director de Spotlight, nos ofrece un sólido relato a caballo entre el drama y el «thriller» con una fluidez narrativa impecable que mantiene el interés durante sus más de dos horas de metraje. La sencilla trama permite seguir la historia fácilmente, pero al mismo tiempo, el calado de los personajes, tanto principales como secundarios, enriquece enormemente el conjunto de la película ya que toca temas interesantes y controvertidos como las relaciones paterno filiales, los conflictos derivados de cómo se gestiona la integración de otras culturas en las sociedades occidentales, los prejuicios sociales, las relaciones homosexuales e interculturales, las debilidades del sistema judicial, toda una radiografía sociológica del confuso, convulso y caótico mundo en que vivimos actualmente narrado a través de unos personajes de almas desgarradas.

Matt Damon está espléndido en un papel poco agradecido para el lucimiento, ya que es un personaje muy contenido, muy tosco, poco expresivo, pero que el carisma de Damon consigue transmitir toda su angustia, todos sus fantasmas del pasado, con solo una mirada. Le acompañan Abigail Breslin, la otrora protagonista de Pequeña Miss Sunshine, en el papel de la hija encarcelada, y la actriz francesa Camille Cottin, en el rol de la persona que ayuda al protagonista en su periplo, ambas actrices haciendo gala de unas interpretaciones en estado de gracia. El trío protagonista consigue que todo lo que hacen en pantalla resulte interesante.

jueves, 2 de septiembre de 2021

Summer of soul, la otra cara de la luna

 

Documental musical «Summer of soul»


Una explosión de ritmo desde lo más profundo de las entrañas


El 20 de julio de 1969 era domingo y el hombre llegó a la Luna. «Un pequeño paso para el hombre, un gran paso para la humanidad». Pero esa tarde no todo el mundo estaba pendiente de la odisea del espacio. Muchos estaban en las calles de Harlem, Nueva York, disfrutando, sintiendo, la música soul, blues, góspel, del Festival Cultural de Harlem, conocido también como el «Woodstock negro», que duró seis semanas en las cuales cada domingo había concierto a partir de las tres de la tarde. Todos estos conciertos fueron filmados por el productor Hal Tochin, pero esas imágenes no habían visto la luz hasta ahora, en que el productor y director Ahmir "Questlove" Thompson las ha utilizado para llevar a las pantallas el documental Summer of soul.

Artistas como Stevie Wonder, The 5th Dimension, Mahila Jackson, B.B.King, Gladys Knight o Nina Simone, entre otros, pasaron por el escenario de este acontecimiento, pero el documental no se limita a mostrar lo que fue en sí el festival, sino que lo contextualiza perfectamente en el momento histórico en que tuvo lugar, así como en el convulso ambiente social que se respiraba entonces, a través de testimonios de algunos de los artistas participantes y de gente anónima que asistió al evento en su momento, además de contar con imágenes documentales de la época, tanto de noticias relevantes como de escenas costumbristas de las calles de Harlem en aquella época.

En una década marcada por unos problemas de racismo enormes, en la que fueron asesinados dos de los grandes líderes de movimientos pro derechos de los negros, Malcolm X y Martin Luther King, y en que esta comunidad vivía en un barrio marcado por las drogas y la violencia, la música surgía en medio de este caos como la solución a los problemas, como la tabla de salvación. Todo el dolor, la rabia, la ira, la frustración, tenían salida para depurar el alma a través de la música. En un lugar que parecía olvidado de la mano de Dios, la esperanza y las oraciones buscaban al Señor a través de los sonidos instrumentales y vocales, en una explosión de ritmo y unas voces que sacan su fuerza desde lo más hondo de las entrañas. Un grito del alma que en un momento complicado pide desesperadamente que las cosas cambien, porque ya no puede más. Eso es Summer of soul, un puñetazo en la mesa, un «basta ya»; no es solo un concierto, no es solo un documental, es mucho más.

jueves, 12 de agosto de 2021

Viuda negra, la familia de espías rusos

 


La versión Marvel del cine de espías


Hace poco escribía sobre Tenet, la versión Nolan de las películas de James Bond. Ahora es Marvel quien nos trae su versión del mundo del espionaje con Viuda Negra, protagonizada por Scarlett Johansson. Dentro de toda la saga marveliana,  la trama se sitúa cronológicamente a continuación de los acontecimientos ocurridos en Civil War. Aunque es una película del universo de superhéroes de Marvel, tiene momentos que recuerdan a sagas como las de 007, Bourne o Misión: Imposible. La trama familiar del pasado de la protagonista y su hermana, así como las carencias afectivas que ambas sufren de adultas, le dan al filme un calado emocional por encima de la media en este tipo de producciones.

Scarlett Johansson está muy cómoda en su papel de Viuda Negra con el que debutó en 2010 con Iron Man 2, y al que ha interpretado en varias de las películas del universo Marvel a lo largo de estos años. Cabe destacar también la interpretación de David Harbour como el Guardián Rojo, que introduce el elemento cómico en la trama y resulta muy carismático en general. La joven Florence Pugh encarna a la hermana menor de la protagonista y realmente no palidece en absoluto ante el carisma de Johansson, sino al contrario, está a la altura de las circunstancias. Por supuesto, Rachel Weisz, pues tiene la presencia que cabría esperar de ella. Y una buena película de superhéroes necesita un buen supervillano así como un actor que le aporte el carisma necesario, premisa que se cumple con creces en este filme bajo la piel del actor Ray Winston.

El ritmo de la película se mantiene bien durante el tramo central del metraje, pero sorprende enormemente en su arranque y en su desenlace. Viuda Negra arranca con un prólogo sobre la infancia de la protagonista y su hermana en los años 90, que continúa con unos créditos acompañados de una sensacional versión de Smells like teen spirit, de Nirvana, a cargo de Malia J. Por otra parte, el desenlace sorprende con repentinos juegos de falsas apariencias, muy propios del más genuino cine de espías. En definitiva, espectacular, entretenida, divertida, emocionante, para pasarlo bomba en el cine.


lunes, 2 de agosto de 2021

Otra ronda de radiografía social

 

Luces y sombras del alcohol y de la vida


La ganadora del Óscar de este año a mejor película internacional es una película danesa titulada Otra ronda (Druk). El director, Thomas Vinterberg, también fue nominado a mejor director, pero no consiguió la ansiada estatuilla, que fue a parar a manos de Chloé Zhao por Nomadland. Vinterberg es un director danés que debutó en los años 90 y fundó junto a Lars Von Trier el movimiento vanguardista Dogma 95 que planteaba hacer cine rompiendo los cánones cinematográficos propios de Hollywood. 

Otra ronda trata de cuatro profesores de instituto que están hastiados y desganados y que para animarse deciden hacer un experimento sociológico basado en la idea de un psiquiatra noruego que dice que todos nacemos con déficit de alcohol en sangre. El experimento consiste en beber solo en horas de trabajo para mantener la tasa de alcohol en sangre óptima para mejorar su rendimiento. El experimento, obviamente, se les va un poco de las manos, como ya se esboza en el tráiler de la película.

La crisis de la mediana edad, el alcoholismo, la falta de disciplina en  la juventud, la ausencia de autoridad de los profesores en las aulas, la crisis matrimonial, la hipocresía de la supuesta sociedad del bienestar, todos estos temas delicados son tratados sin tapujos en una trama que gira en torno a la amistad de los cuatro protagonistas. El director trata los temas con humor pero sin desdramatizar, mostrando también el lado sórdido de la cosas, pero sin regodearse en ello. De ahí nace la autenticidad que emana la película y ahí es donde reside su fuerza, porque la vida es así; no todo es blanco o negro, sino una amplísima escala de grises.

El trabajo de los actores es impecable y su conseguida naturalidad contribuye a esa autenticidad que atrapa de lleno al espectador. El elenco es encabezado por Mads Mikkelsen, el más internacional del reparto, el otrora villano de Casino Royale o el artífice de la Estrella de la Muerte en Rogue One o el Tristan de El rey Arturo, que incluso ha aparecido en el universo Marvel en Doctor Extraño y se encuentra ahora rodando la nueva entrega de la saga de Indiana Jones.

La música juega también un papel importante en la evolución de la película y en la construcción de la atmósfera adecuada de la misma, especialmente con el tema What a life, del grupo Scarlet Pleasure.

martes, 20 de julio de 2021

Tenet, doble entropía, doble lectura

 


A finales de los 70, el joven Spielberg que había deslumbrado con Tiburón y Encuentros en la 3ª fase, quería dirigir una película de 007, pero sus productores no lo vieron claro. Su amigo George Lucas le dijo: «Tengo algo mejor», y de esa colaboración salió En busca del arca perdida. Lo demás, es historia.

Con Christopher Nolan en pleno siglo XXI ha pasado algo parecido. Su película clave fue La espía que me amó, que la vio de niño, y ha mostrado su interés en hacer una  película de 007 en algún momento de su carrera. Se rumoreó que podría tomar el relevo de Sam Mendes en la saga dirigiendo Sin tiempo para morir, pendiente de estreno desde el año pasado debido a la pandemia del COVID, pero el propio Nolan ha dicho que este no era el momento de hacerla, aunque no lo descartaba para un futuro.

La cuestión es que de momento ha preferido hacer su propia versión del mundo de los espías sofisticados con Tenet, que sí estrenó en 2020 a pesar de la pandemia, tal como tenía previsto. Está protagonizada por John David Washington, conocido por Infiltrado en el KKKlan, acompañado por Robert Pattinson y Elisabeth Debicki. El villano es encarnado por Kenneth Branagh, que se mete en la piel de un magnate perturbado que quiere destruir el mundo fabricando objetos cuya entropía está invertida, lo cual provoca que su evolución en el tiempo vaya a la inversa de lo normal. Es un tema bastante complicado que Nolan parece que se ha currado mucho en el guion, aunque para el espectador medio, resulta algo confuso el resultado en pantalla.

La película puede tener dos lecturas: una es tratando de entender en intríngulis técnico que maneja con el tema de la entropía invertida, y creo que en ese sentido cuesta seguir la trama por resultar algo confusa. Sin embargo, el esquema argumental es el clásico de una película de 007: un agente secreto siguiendo la pista de un villano megalómano que quiere acabar con el mundo con una tecnología muy avanzada y por medio hay una chica, obviamente. Si la vemos bajo este prisma y nos olvidamos de querer entender la lógica de la entropía inversa, tomando este tema como un mero «macguffin», es una película de espías espectacular, que se puede seguir sin problemas, y que con la excusa de mezclar elementos que van hacia adelante y hacia atrás en el tiempo, consigue un aspecto visual impresionante, muy característico. No en vano ha recibido el Óscar a mejores efectos visuales, muy merecido.

viernes, 16 de julio de 2021

Las frases motivadoras del chef Gusteau en Ratatouille



 Ratatouille es una deliciosa película de animación 3D de Pixar estrenada en 2007, en las que una rata con un paladar muy fino se convierte en un gran cocinero siguiendo el ejemplo de un famoso chef francés llamado Gusteau. He aquí tres frases impagables, enormemente motivadoras, aquellas que animan a los emprendedores y soñadores a perseguir sus sueños o sus proyectos.

«Cualquiera puede cocinar, pero solo los audaces son buenos chefs.»

«No dejes que nadie defina tus límites en función de tu procedencia; el único límite es tu alma.»

«Si te centras en lo que dejas atrás, no podrás ver lo que tienes delante.»

martes, 6 de julio de 2021

Nomadland, sutil y poética ganadora de los Óscar

 

Nomadland, ganadora de tres Oscar

La dura realidad bajo el prisma de la sutileza y la poesía


La justa ganadora de los Óscar de este año, Nomadland, es una visión no edulcorada pero sí tratada con delicadeza y respeto, sobre una durísima situación real de la actualidad; la vida nómada que muchas personas se ven abocadas a llevar por distintos motivos, viviendo en una furgoneta, vagando de un sitio a otro sin una residencia fija y sobreviviendo a base de trabajos temporales. Un retrato social en clave de drama existencial con tintes de «western» moderno, «road movie» y ciertos apuntes ecologistas al subrayar la integración de la protagonista con la naturaleza a través de bellos planos de detalle de los elementos naturales que forman parte del paisaje por el que la protagonista transita.

La directora china Chloé Zhao, también guionista y productora, consigue un mágico equilibrio entre la ficción y el documental, entre el horror y la belleza, con las intervenciones de nómadas reales que interaccionan en perfecta armonía con la protagonista, Frances McDormand, también coproductora del filme. McDormand nos brinda una soberbia interpretación muy contenida, muy difícil de conseguir, que le ha valido su tercer Óscar como mejor actriz principal tras Fargo (1996) y Tres anuncios en las afueras (2017). Su angustia se ve reflejada en cada gesto, en cada mirada, para dar vida al personaje de Fern, una mujer que ha perdido a su marido y su trabajo, tras el cierre de la fábrica en la que trabajaba, y que no tiene hijos. Sola y arruinada, se lanza a probar la vida nómada viviendo en una furgoneta. En su viaje se cruzarán otros nómadas cuyas dramáticas historias no dejan indiferente a nadie.

Nomadland es una gran bofetada de realidad para el espectador, pero sin tremendismos, sin regodearse en lo sórdido, al contrario, con sutileza, manejando bien los silencios, y viendo siempre un destello de esperanza dentro de la desesperación, encontrando poesía en la tragedia, porque la vida es así, una intrincada combinación de luces y sombras, de lo blanco y lo negro, una amplia gama de grises, y tratar el drama con delicadeza y respeto, es lo que da autenticidad al resultado final.

La película se basa en el libro de no ficción homónimo de la periodista Jessica Bruder, periodista que escribió el libro tras vivir ella misma varios meses entre nómadas para documentarse sobre el tema. Nomadland ha recibido numerosos premios y seis nominaciones a los Óscar: mejor fotografía, mejor guion adaptado, mejor montaje, más los tres que finalmente ha ganado: mejor actriz principal, mejor director y mejor película. Aunque no ha recibido nominación, creo que también es justo reconocer el papel de otro gran rostro de la gran pantalla, el de David Strathairn, conocido por sus papeles en Sneakers, L.A. Confidential, Río salvaje, Buenas noches y buena suerte, o la saga Bourne, por citar algunos ejemplos, y que en Nomadland hace un papel secundario, también de nómada, y está igualmente integrado en la película, lo que pasa es que obviamente, el papel de McDormand lleva todo el peso protagonista y su personaje está por tanto mucho más desarrollado.