Entrada destacada

El libro no estará solo este verano

Historia de un blog de cine sigue estando a la venta en solitario, por supuesto, pero si alguien quiere algo más, una oferta de verano o un...

jueves, 28 de febrero de 2019

Óscar 2019, continúa el poder mexicano

Se han entregado un año más los Óscar de Hollywood y continúa el proceso de consolidación de los cineastas mexicanos en le meca del cine. Tras los dos Óscar de Alejandro González Iñárritu por Birdman y El renacido, y el de Guillermo del Toro por La forma del agua, este año vuelve la estatuilla por segunda vez a manos de Alfonso Cuarón por Roma, la primera había sido por Gravity.

Además del galardón al mejor director, Roma completa su palmarés con los Óscar a mejor película de habla no inglesa y mejor fotografía. De esta manera empata en número de estatuillas con la ganadora de la noche, Green Book, que también recibe tres galardones: mejor película, guión original y actor de reparto para Maheshala Ali.

Otros tres galardones se llevó Black Panther: mejor banda sonora, vestuario y diseño de producción, curiosos premios para una película de superhéroes.

La película que más Óscar se llevó fue Bohemian Rhapsody con cuatro premios, a saber, las dos categorías de sonido, mejor montaje y el previsible premio a mejor actor principal para Rami Malek por su impactante encarnación de Freddie Mercury.

Olivia Colman por La favorita y Regina King por If Beale Street could talk, fueron las actrices premiadas como principal y de reparto respectivamente.

La gala de este año pasará ala historia como la primera que no tuvo maestro de ceremonias. Veremos si lo repiten en lo sucesivo o vuelven al formato clásico o este año ha sido un punto de inflexión. De momento parece que el dato de audiencia ha sido bueno. Supongo que los gurús de la Academia deberán evaluar qué formato les favorece en todos los sentidos. Que le guste al público, que sea más ágil, que dé buena imagen de la Academia, en fin, ya veremos si en lo sucesivo dejarán atrás los tiempos en los que gente como Billy Cristal o Whoopi Goldberg amenizaban la gala con sus chistes o vuelven a ellos y dejan lo de este año como un experimento. Ya veremos.

PALMARÉS COMPLETO

sábado, 23 de febrero de 2019

Creed II, doble secuela

Tras éxito de Creed, las nuevas andanzas del legendario Rocky Balboa como entrenador del hijo de Apollo Creed, llega ahora a las pantallas Creed II, que como su propio título indica, es la secuela de aquella, pero no solo eso, sino que además es secuela de Rocky IV. Han pasado más de treinta años desde que Apollo murió en el ring a manos del ruso Ivan Drago y este fue derrotado después por Balboa en suelo ruso. Drago tiene ahora un hijo, Viktor, al que entrena para ser una bestia en el ring como lo fue él en su día. Por otro lado, Adonis Creed se proclama campeón del mundo de los pesos pesados. El nuevo encuentro entre los Creed y Drago de nueva generación se hace inevitable, así como el reencuentro entre Ivan y Rocky, esta vez como entrenadores.

Tras colaborar juntos en la reciente saga de Los mercenarios, Sylvester Stallone y Dolph Lundgren retoman sus personajes de Rocky IV, y ciertamente, la continuación de esta película pesa más en la trama de Creed II que la propia Creed. Steven Caple Jr toma el relevo en la dirección a Ryan Coogler, que se mantiene en tareas de producción, y consigue mantener el tono, la frescura y el ritmo de su predecesora.

Por lo demás, conserva la esencia de la saga en cuanto al perfil de los personajes. Tienen conflictos y relaciones entre ellos muy familiares, muy cercanas a la gente normal, de ahí el éxito de la saga. Todas las entregas giran en torno al mundo del boxeo, pero ese no es el tema de las películas, sino que sirve como vehículo para contarnos historias de superación personal, de dilemas personales, de conflictos a los que cualquiera puede enfrentarse en un momento dado y que por tanto son extrapolables a otras vidas fuera del mundo pugilístico. Ahí ha residido siempre la clave del éxito de la saga y Creed II se mantiene en la misma línea.

martes, 19 de febrero de 2019

Green book, vámonos de gira

Peter Farrelly, el otrora rey del humor grueso y escatológico, cuya filmografía se encuentra jalonada de clásicos de la comedia gamberra de los 90, como Dos tontos muy tontos, Algo pasa con Mary o Vaya par de idiotas, sorprende ahora con Green book, en la que alcanza un mágico y sutil equilibrio entre drama, comedia, denuncia social y relato biográfico. Sutil es un adjetivo que nunca pensé que usaría en una reseña del cine de Farrelly, pero en fin, ver para creer.

La película cuenta la gira que el compositor y pianista Don Shirley hizo por el sur de Estados Unidos en los años 60, acompañado de su chófer, Tony Lip, contratado para la ocasión. Así contado, quizá no tiene mucho más interés que otras películas de tipo «road movie» o películas de carretera, o incluso tipo «buddy movie», o sea, película de colegas, por la relación de amistad entre el músico y su chófer. Sin embargo, si a este esquema argumental añadimos el hecho de que Shirley era negro y de clase alta, Lip era blanco, de clase media baja y con prejuicios racistas, y que en los años 60 el tema racial en los estado del sur estaba muy candente, entonces el interés de esta historia crece hasta niveles insospechados.

A la equilibrada dirección de Farrelly hay que añadir las dos grandes interpretaciones de sus protagonistas: Mahershala Ali y Viggo Mortensen. El primero ganó el Óscar a mejor actor hace dos años en Moonlight y actualmente podemos verlo también el la cartelera en Alita y en televisión como protagonista de la nueva temporada de True detective. Por Green book está nominado a mejor actor de reparto. Mortensen por su parte, ha realizado una notable transformación física para encarnar a Lip y está nominado al Óscar a mejor actor principal. Cuando vi Bohemian Rhapsody pensé que Remi Malek era un claro ganador del Óscar a mejor actor, pero creo que con Mortensen le ha salido un serio competidor. La película parte con un total de cinco nominaciones. Veremos qué pasa el próximo 24 de febrero en Hollywood.

Esta película se presentó en primicia el pasado 28 de enero en la gala anual de las Medallas del CEC (Círculo de Escritores Cinematográficos) y llegó a la cartelera el 1 de febrero. Sin duda, uno de los estrenos más interesantes de este año.