Entrada destacada

Ambulance, plan de huida, nuevo pelotazo de Michael Bay

  Adrenalina, fuego y gasolina Si Michael Bay ya había introducido alguna persecución aparatosa de coches en plena ciudad, como en la saga D...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

lunes, 31 de agosto de 2020

Un amigo extraordinario, sin duda

 



Normalmente se estrenan todas las películas de los Óscar en el primer trimestre del año, o como muy tarde en abril, pero en 2020, con la declaración del estado de alarma, a alguno no le dio tiempo de llegar a la cartelera, como el caso de Un amigo extraordinario, que tenía previsto su estreno en abril y llegó a la cartelera española finalmente el pasado 21 de agosto, por la que Tom Hanks estuvo merecidamente nominado al Óscar a mejor actor de reparto.

Se trata de una película en tono de fábula que nos cuenta la historia real de un famoso educador estadounidense llamado Fred Rogers, que tenía un programa infantil en televisión, con un cínico y sarcástico periodista al cual su amistad le cambió la vida.

Rogers es considerado todo un ejemplo de cómo debe ser una buena persona. Es amable, cordial, generoso, una especie de santo en vida. Al periodista Lloyd Vogel, de la revista Esquire, le encargan entrevistar a Rogers, cometido que él acepta a regañadientes. Es un hombre con el alma herida, que ve la vida y a la humanidad bajo un prisma muy sombrío. Sin embargo, conocer a Rogers hará que su visión cambie totalmente.

La directora, Marielle Heller, dota a la película de un tono de fábula en la que contrastan dos mundos antagónicos: el universo luminoso y bucólico de Rogers frente al lado oscuro y desesperanzado de la vida que representa Vogel. El tratamiento cinematográfico en cuanto a fotografía y puesta en escena retrata muy bien estos dos mundos opuestos. Una película llena de buenos sentimientos que juega con un material muy peligroso en cuanto a que es fácil caer en lo ñoño, pero no lo hace, sino que consigue mantener un correcto equilibrio entre las dos caras de la moneda, de manera que lo naíf no se hace empalagoso y lo sombrío resulta realista pero sin caer en lo morboso.

Un amigo extraordinario es en definitiva una película muy interesante desde un punto de vista humanístico con un mensaje muy positivo, que además cobra mayor relevancia al tratarse de una historia real. Esta película fue presentada en primicia a principios de año en la gala de premios del CEC.


lunes, 24 de agosto de 2020

Onward, en busca de la magia perdida

Onward poster
Onward, Pixar Animation 2020
Con la declaración del estado de alarma a mediados de marzo, algunas películas estrenadas a primeros de ese mes vieron truncada su trayectoria en taquilla por el cierre de los cines. Es el caso, por ejemplo, de Onward, película de animación de Pixar estrenada el 6 de marzo.

Se trata de dos elfos hermanos, adolescentes, en busca de su identidad a través de la magia en un mundo en el que esa magia existió hace años y el padre de estos elfos, que murió cuando eran pequeños, era mago. Es una buena metáfora del mundo en que vivimos, un mundo invadido por la tecnología  en el que la ilusión y el misterio parecen formar parte del pasado y se minusvaloran en aras de una pretendida evolución en la que creemos saberlo todo con el soporte de los aparatos tecnológicos y en realidad no sabemos nada, o casi nada, ya que en muchas ocasiones esos artilugios resultan ser una dependencia en vez de un apoyo.

En este planteamiento, la película resulta interesante. Sin embargo, el tratamiento de la narración y los pesonajes es bastante arquetípico, lo cual hace que la película sea entretenida y agradable de ver pero no acabe dejando la huella que han dejado otros títulos de Pixar más arriesgados e innovadores como por ejemplo, Up o Wall-E. Es por tanto, un espectáculo de aventuras para toda la familia con el alto nivel técnico que se espera de Pixar, pero no entra dentro de las grandes joyas que nos ha brindado el estudio. Si  Pixar hace películas buenas y muy buenas, Onward sería de las buenas.

lunes, 3 de agosto de 2020

Los iconos cinematográficos de dos en dos: Clint Eastwood

Se lanzó al estrellato de la mano de Sergio Leone en Italia con el icónico personaje del pistolero sin nombre, con poncho y cigarro, en la mítica Trilogía del dólar formada por Por un puñado de dólares, La muerte tenía un precio y El bueno, el feo y el malo. De vuelta a Estados Unido convertido en estrella, consolidó su estrellato con otro personaje legendario: Harry Callahan, más conocido por el apodo de su primera aparición en pantalla, Harry, el sucio, dirigida por Don Siegel, personaje al que daría vida en cuatro películas más: Harry, el fuerte, Harry, el ejecutor, Impacto súbito y La lista negra. Él es Clint Eastwood.

Igual que John Wayne era el tipo duro del oeste por excelencia en los «western» clásicos, Clint Eastwood se convirtió en lo propio del «western» moderno. Tanto fue el impacto del nuevo concepto introducido por Leone y tal fue la fuerza de la caracterización de Eastwood, que al regresar a Estados Unidos le ofrecieron papeles en películas del oeste que explotaban su imagen imitando el estilo de Leone, como por ejemplo, Cometieron dos errores o Dos mulas y una mujer. Así mismo, el propio Clint ha dirigido varios «western» a lo largo de su carrera como director, como Infierno de cobardes, El fuera de la ley, El jinete pálido o Sin perdón, por la que ganó sus primeros Óscar como mejor director y mejor película.

Por otro lado, el papel de Harry Callaghan, apodado el Sucio porque siempre le toca hacer el trabajo más sucio, es un policía duro, expeditivo, que hace las cosas a su manera, saltándose las normas todas las veces que haga falta con tal de detener al criminal. En principio se lo habían ofrecido a un ya veterano John Wayne, pero este lo rechazó porque no comulgaba con los métodos del personaje, no lo consideraba apto para su imagen, así que finalmente se lo dieron a Eastwood y tras el éxito obtenido, Wayne protagonizó Brannigan, pero ya no fue lo mismo. El referente miles de veces imitado ha sido Harry, e incluso en los años 80, Sylvester Stallone hizo a su propio poli malote en Cobra, el brazo fuerte de la ley. De las películas de Harry antes nombradas, cada una tuvo un director distinto, siendo Impacto súbito dirigida por el propio Eastwood.