Entrada destacada

Ambulance, plan de huida, nuevo pelotazo de Michael Bay

  Adrenalina, fuego y gasolina Si Michael Bay ya había introducido alguna persecución aparatosa de coches en plena ciudad, como en la saga D...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

viernes, 5 de junio de 2020

Parásitos, hito histórico en los Óscar

No la pude ver en el momento de su estreno, pero después de lo ocurrido en la pasada gala los Óscar, tenía no solo que verla, sino además, hablar de ella en este blog. Por fin he conseguido disfrutar de esta estupenda película coreana, Parásitos. ¿Es tan buena como dicen? ¿Se merecía ganar el Óscar a mejor película? Pues sí, realmente sí. El responsable de esta película, Bong Joon-ho, guionista y director, ha conseguido hacer historia en Hollywood con un filme que no deja indiferente a nadie.

No era la primera vez que una película de habla no inglesa tenía la doble nominación a mejor película de habla no inglesa y mejor película. Con títulos como Tigre y dragón o La vida es bella, ya había ocurrido, pero no llegaron a quedarse con las dos estatuillas. Sin embargo, este año sí ha ocurrido con Parásitos, convirtiéndose así en la primera película de habla no inglesa en ganar el Óscar a mejor película en toda la historia de los Premios de la Academia de Hollywood. Fue la triunfadora de la noche con cuatro galardones, los dos mencionados más mejor director y mejor guion original.

La premisa es muy sencilla; una familia formada por un matrimonio y dos hijos adolescentes, están arruinados, ya que los cuatro están sin trabajo, y se las ingenian para sobrevivir como sea. A priori no parece que pueda pasar de ser una película costumbrista de denuncia social sin más, basando el humor en la picaresca y el ingenio de los personajes, pero los sorprendentes giros de guion, la equilibrada mezcla de comedia y suspense, las convincentes y sólidas interpretaciones de sus actores y el fluido ritmo narrativo hacen que mantenga el interés en todo momento. Si a esto además, le añadimos un acertado y hábil manejo de los recursos cinematográficos como la fotografía, la cámara lenta, la puesta en escena o el uso que hace de la música en determinados momentos, pues el resultado es que el filme no solo mantiene el interés, sino que además está dotado de una identidad propia que la hace diferente a otros títulos del mismo género.