Entrada destacada

Ambulance, plan de huida, nuevo pelotazo de Michael Bay

  Adrenalina, fuego y gasolina Si Michael Bay ya había introducido alguna persecución aparatosa de coches en plena ciudad, como en la saga D...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

viernes, 12 de noviembre de 2021

Los traductores, adivina quién es el culpable

 


El mundo de la traducción literaria de best sellers en clave de thriller


Si hace unos días hablábamos de una parte del mundo literario poco tratado en el cine, como las agencias de representantes, con Sueños de una escritora en Nueva York, este año se ha estrenado en España otra película, esta vez francesa, sobre otro interesante aspecto del universo de las letras, que es el de las traducciones a otros idiomas de las obras más vendidas. Los traductores, de Régis Roinsard, es un «thriller» que cuenta la historia de un editor obsesionado con la seguridad, que encierra a nueve traductores de distintas nacionalidades en un búnker, completamente aislados del mundo, durante dos meses para realizar las correspondientes traducciones de un nuevo best seller de cara a hacer un gran lanzamiento internacional de la obra. En cuanto comienzan a trabajar, el editor empieza a recibir mensajes de extorsión en los que le exigen una ingente suma de dinero a cambio de no filtrar parte de la obra antes de su publicación, y como reza el eslogan del cartel de la película, todos son sospechosos.

Su planteamiento inicial va en la línea de las historias de Agatha Christie, con una serie de personajes totalmente distintos entre sí que confluyen en un mismo lugar y cuando ocurre algo insólito, todos e perfilan como posibles culpables, lo cual ya despierta el interés en el espectador para ver qué pasa. En la segunda mitad de la película, comienzan los giros de guion con los que nada es lo que parece y el espectador va de sorpresa en sorpresa enganchándose cada vez más a la trama que va entrando en una vertiginosa espiral de acontecimientos inesperados.

La película goza además de un gran reparto internacional encabezado por el francés Lambert Wilson, actor muy versátil al que podemos ver tanto en potentes dramas como De dioses y de hombres, como en comedias ligeras de verano como Barbacoa con amigos, y también compaginando el cine europeo con grandes producciones de Hollywood, como Catwoman o las secuelas de Matrix. Le secundan caras conocidas, como la otrora chica Bond de Quantum of Solace, Olga Kurylenko, y el español Eduardo Noriega, con un registro distinto al que solemos verlo.

Los traductores es sofisticada, vertiginosa, entretenida, sorprendente, un juego de intriga muy bien llevado por su director, con garra y con buen pulso narrativo, que atrapa la atención del espectador y no deja indiferente.

lunes, 8 de noviembre de 2021

Sueños de una escritora en Nueva York, tras la pista del guardián

 

La figura de la agencia de representación literaria


La literatura suele estar muy presente en el cine, pero lo habitual es que sean escritores o editores los protagonistas. La película Sueños de una escritora en Nueva York nos acerca a otra faceta de la industria literaria; la de las agencias de representación. En este caso, nos cuenta la historia real de la periodista y escritora Joanna Rakoff, que en sus inicios en los años 90, estuvo trabajando en la agencia literaria que representaba a J.D. Salinger, el aclamado autor de El guardián entre el centeno.

La película está dirigida por Phillippe Falardeau, cuyo filme Profesor Lazhar, de 2011, estuvo nominado a los Óscar como mejor película de habla no inglesa. Protagoniza Margaret Qualley, a la que pudimos ver bajo la dirección de Tarantino en Érase una vez en Hollywood, que encarna a Joanna, y aunque lo hace muy bien, el gran carisma de la película lo aporta la gran Sigourney Weaver, que se mete en la piel de la directora de la agencia, con un registro de personaje de mujer madura, soberbia, fría, exigente, en la línea del personaje de Meryl Streep de El diablo viste de Prada o el de Emma Thompson en Cruella, aunque en este caso de un modo más contenido, no tan extremado como los otros dos, ya que se trata de un personaje real y además, un ámbito diferente, pues se trata del mundo de la literatura y no el de la moda.

Sueños de una escritora en Nueva York es una agradable película sobre el mundo literario con un ritmo narrativo muy fluido y una puesta en escena sobria y elegante.

martes, 2 de noviembre de 2021

Científicos en acción: El día de mañana

 



La humanidad se enfrenta a una nueva glaciación


En 2004, el director Roland Emmerich, artífice de Independence Day, Stargate o 2012, entre otras, estrenó El día de mañana, una película sobre el cambio climático que parte de la premisa de que una glaciación, un proceso que en principio puede tardar 100 años o más en producirse, se adelantara en el tiempo y tuviese lugar en nuestros días.


Con 416 efectos digitales realizados por nueve empresas diferentes de efectos visuales, Roland Emmerich nos muestra cómo sería una glaciación en nuestros días con un conseguidísimo realismo y el sentido del gran espectáculo que caracteriza toda su filmografía. El gran reto de los responsables de efectos visuales era recrear fenómenos meteorológicos de los que no hay referencia, ya que la última glaciación tuvo lugar hace 10.000 años. Hay tornados donde no suele haberlos, tormentas de hielo, tsunamis, trozos de granizo gigantes, la fuerza de la naturaleza como nunca antes la habíamos visto.

La trama humana en medio de este proceso de cambio climático, trata de un paleoclimatólogo que ha elaborado un modelo de previsión de lo que podría suceder en el futuro estudiando el pasado, pero que no espera que ocurra tan pronto. Tiene un hijo que es un aventajado estudiante de ciencias. Padre e hijo son ambos brillantes científicos, pero mientras el padre es muy aventurero y hace mucho trabajo de campo, el hijo tiene miedo a volar, es más de laboratorio. Durante la tormenta de hielo el hijo se queda atrapado en la biblioteca de Nueva York con unos compañeros de clase y otras personas que se han refugiado en el edificio. El padre emprende una expedición a través del hielo para ir al rescate de su vástago, con el que ha tenido algún que otro desencuentro por causa de su entrega al trabajo de investigación. Los personajes son interpretados por Dennis Quaid y Jake Gyllenhaal.

El mensaje de la película es el de aprender de los errores. Se hace en dos vertientes: por un lado, en el terreno ecológico, de cuidar el medioambiente y no repetir los errores del pasado para evitar estos fenómenos meteorológicos tan extremos. Por otro lado, el protagonista hace examen de conciencia por las veces que le ha fallado a su hijo. Por tanto, vemos que el mensaje de aprender de los errores discurre paralelamente en el terreno de la conciencia social y en el ámbito más íntimo de las relaciones familiares.

El día de mañana es una película que cuando se hizo en 2004 trataba el tema del cambio climático que era de gran actualidad, pero hoy, 17 años después, tiene tanta vigencia o más si cabe, que en aquel entonces. Buen momento para revisitar esta película para estar alineados con parte de la realidad que nos rodea y disfrutar de un gran espectáculo cinematográfico.