Entrada destacada

El verano ya llegó

Que si verano por aquí, que si verano por allá… No se habla de otra cosa en estos días. Y no es para menos por la fuerza con que ha entrado ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

miércoles, 7 de noviembre de 2012

007 más vivo que nunca



Tras el bajón que supuso en la saga Quantum of solace, los productores Barbara Broccoli y Michael G. Wilson vuelven a la carga y remontan el vuelo en el año del 50 aniversario del inicio de esta longeva franquicia cinematográfica. Llega a las pantallas Skyfall, nuevamente con Daniel Craig en la piel de James Bond y bajo la batuta de Sam Mendes, director de prestigiosos títulos como American beauty, Camino a la perdición ó Revolutionary road.

Cuando se reinició la saga con Casino Royale no había demasiadas expectativas con el cambio de rumbo, pero sorprendió a propios y extraños con una puesta al día muy eficaz del legendario agente secreto, en la que se conservaba la esencia del personaje con un equilibrado toque de modernidad. Sin embargo en su continuación, Quantum of solace, ese equilibrio se perdió al desdibujarse la identidad de la serie en aras de un proceso de modernización erróneamente enfocado. Con Skyfall se consigue recuperar aquella identidad manteniendo su vigencia en la forma de hacer cine hoy en día y además logra aportar otro valor añadido: Mendes le confiere a los personajes un calado dramático mayor que el habitual en títulos precedentes.

No es la primera vez que se intenta esto contratando a un director más ducho en dramas existenciales. En 1999 se encargó a Michael Apted, artífice de Gorilas en la niebla, la dirección de El mundo nunca es suficiente, pero el resultado fue algo irregular. Tiene secuencias de acción muy espectaculares y también algunas escenas de cierta hondura dramática por encima de la media, pero la mezcla de ambos elementos en el conjunto del film no resultaba del todo homogénea. En ese aspecto Sam Mendes ha conseguido una película bastante más redonda con Skyfall, combinando la acción y la psicología de los personajes en las dosis adecuadas, además de lograr una gran potencia visual con una elegante puesta en escena.

El villano de turno está trazado con elementos que recuerdan a los malvados de Goldeneye y El mundo nunca es suficiente. No se trata de un megalómano poderoso sino más bien de un inteligente y depravado psicópata. Javier Bardem resuelve eficazmente este rol aportándole la dosis adecuada de histrionismo a su interpretación.

En cuanto a las chicas Bond tenemos a Naomi Harris en el bando de los buenos y a Berénice Marlohe como femme fatale. Harris ha formado parte del elenco de la segunda y tercera entregas de Piratas del Caribe, así como de Corrupción en Miami, de Michael Mann, entre otras. Marlohe sin embargo se ha curtido más en la televisión, pero en esta cinta ambas están muy correctas en sus respectivos personajes. Judi Dench repite como M, papel que lleva haciendo desde Goldeneye, en 1995. Y ya que hablamos de chicas en la película no puedo concluir sin nombrar a la cantante Adele, que pone pone voz a la canción del film, y desde luego vaya voz y vaya canción, sensacionales.


El caso es que James Bond vuelve con fuerza demostrando que sigue vigente en el siglo XXI. Van 23 películas producidas por la familia Broccoli, primero Albert y ahora su hija Barbara que tomó el relevo en la década de los 90. Se han cumplido 50 años de saga y parece que de momento seguirá creciendo unos años más. Todo un icono cinematográfico que ha dado mucho que hablar, lo sigue dando y por lo que parece aun tiene futuro por delante.

Leer critica Skyfall en Muchocine.net

También puedes escuchar este artículo aquí: Ir a descargar


3 comentarios:

Ryo Hazuki dijo...

Genial entrada comparto tu opinión,a mi me ha encantado este último James Bond,tiene muchas referencias a la saga, me emocione al ver el Aston Martin de Goldfinger y lo mejor sin duda para mi la secuencia de Shangai es preciosa, muy visual los colores y como esta ejecutada.
Por cierto he agregado tu página entre mis páginas amigas en mi blog, nos leemos.
Saludos :)

Sesión Golfa dijo...

La escena de Shangai, estupenda. Como a ti, me ha gustado, aunque Bardem menos. Un saludo, amigo.

Ramón Ramos dijo...

Ryo Hazuki
ciertamente la aparición del Aston Martin es un gran momento. También he agregado tu blog a mi lista de Amigos de Galax.

Sesión Golfa
efectivamente la escena de Shanghai está muy bien. A mí me ha parecido una gozada disfrutar en una misma película de ambientes tan dispares y tan bien conseguidos como Shanghai y Escocia.

Saludos,