Entrada destacada

Belfast, la infancia de Kenneth Branagh

  Una sociedad convulsa bajo la mirada de un niño Ganadora del Óscar y el Globo de Oro a mejor guion, Belfast es la película más personal d...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

miércoles, 10 de agosto de 2022

Lightyear, el guardián espacial perdido en el tiempo

 



La película en la que supuestamente se basó el famoso juguete de Toy Story


El planteamiento del proyecto es interesante; tenemos un juguete legendario llamado Buzz Lightyear que ha protagonizado la saga Toy Story desde hace más de 20 años, que resulta que era un personaje sacado de una película de ciencia ficción, y esta es esa película. Bajo esta premisa se presenta Lightyear, la nueva producción de Pixar.

El estreno de la película ha estado marcado por una polémica en torno a una relación lésbica que aparece fugazmente en el filme. Al margen de las consideraciones sobre estar a favor o en contra, creo que concretamente en esta película es un error, ya que se supone que estamos viendo una «space opera» infantil de los años 90 y en el cine para niños de esa época no salían personajes homosexuales, al menos tan explícitamente, por lo que esa escena podría considerarse un anacronismo y un error de documentación de la producción a la hora de recrear los detalles del cine de esa época. Por lo demás, sí parece una película retrofuturista, con naves que recuerdan a las diseñadas para películas como La guerra de las galaxias o E.T. El extraterrestre. También es todo muy mecánico, muy físico, propio de esa década. Y además, el espíritu de aventuras fresco y desenfadado también nos evoca el cine de este género de los años 80 y 90. Además se asocian los conceptos de hipervelocidad y de viajes en el tiempo, que nos remiten a Star wars y Regreso al futuro.

Lightyear tiene un ritmo trepidante con una narración en la que pasan muchas cosas y va de una a otra sin parar. Quizá para el nivel que nos tiene acostumbrados Pixar, la película globalmente no está a la altura de los grandes títulos de la casa, especialmente porque el calado dramático de los personajes, que en este caso no es demasiado profundo, aunque acaba invitando a una reflexión sobre la vida, sobre los errores que cometemos y cómo enmendarlos, ya que a veces, si nos empecinamos en solucionarlos de una manera y no es la más adecuada, podemos cometer otros errores mayores. Y sobre todo, teniendo en cuenta que es un «spin off» de Toy Story, el listón estaba demasiado alto. También resulta curioso que no es un «spin off» al uso, es decir, lo que es coger a un personaje de una película y hacer otra película con él de absoluto protagonista, sino que el original era un juguete y este es el personaje de una película a partir del cual se ha creado el juguete, lo cual también le da un toque de originalidad.

En definitiva, Lightyear es una película de aventuras divertida, entretenida, muy apropiada para disfrutar en verano, que había creado muchas expectativas y en algunos casos no las ha colmado, pero en general es una buena película y tiene un personaje muy entrañable, para mí, de lo mejor de la película, un  gato robot llamado Sox. Curiosamente salen unos insectos gigantes, y digo curiosamente, porque también salía una plaga de langostas gigantes en Jurassic World: Dominion, otro blockbuster de este verano.

No hay comentarios: