Entrada destacada

El libro no estará solo este verano

Historia de un blog de cine sigue estando a la venta en solitario, por supuesto, pero si alguien quiere algo más, una oferta de verano o un...

miércoles, 12 de junio de 2019

Rocketman versus Bohemian Rhapsody

La comparación de Rocketman con Bohemian Rhapsody es inevitable, especialmente por la cercanía en el tiempo de ambos estrenos y su temática. Además, el director de Rocketman, Dexter Fletcher, participó también en el «biopic» sobre Queen como productor ejecutivo.

La diferencia fundamentalmente está en el enfoque de las historias. Mientras Bohemian Rhapsody es un gran espectáculo, muy potente, con mucha fuerza, Rocketman es una catarsis terapéutica, un intento de redención de su protagonista, una película más psicológica en definitiva.

Tanto Freddie Mercury como Elton John han sido artistas muy extravagantes con serios conflictos internos y una psique llena de aristas, pero aunque ninguna de las dos películas ocultan las vidas de desparrame y excesos que ambos han llevado, una es más sutil y otra más explícita al contarnos las respectivas historias. Una transmite la fuerza del artista, la otra muestra sus miserias.

Aunque ambas me han gustado y ambas son buenas películas, personalmente he disfrutado más con Bohemian Rhapsody, no solo porque es más espectacular y vibrante, sino porque además no pretende ocultar nada. Algunos apuntan que Rocketman es más sincera y menos condescendiente con el personaje, pero yo creo que no se debe confundir la sinceridad con la sutileza. En Bohemian Rhapsody no se omite información sobre lo controvertido del personaje, pero tampoco se recrea en ello. Sin embargo, Rocketman es más explícita en este sentido. Para decir que alguien participa en algo concreto no es necesario rodar el evento en sí mismo, para eso está el recurso de la elipsis narrativa. Si voy a ver un espectáculo musical, me interesa que la música tenga prioridad sobre el resto de elementos de la trama. Obviamente me interesa también conocer la vida del artista. Si solo me interesara la música, escucharía los discos, no iría al cine, pero sí es verdad que dentro los distintos aspectos que marcan la vida de una persona, en una película sobre un músico, me interesa que la protagonista sea la música, y los demás aspectos de su vida, los actores secundarios.

1 comentario:

Unknown dijo...

Bohemian: una cosa es no recrearse en detalles o incluso omitir algo, y otra muy diferente es la falsedad, ya que relatan algunas cosas de forma muy diferente a como ocurrió en realidad (según biógrafos).