Entrada destacada

Otro enfoque de la producción

Para cualquiera que le guste el cine, tal vez la figura del productor sea la menos atractiva. Parece más divertido actuar o dirigir que prof...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

miércoles, 12 de septiembre de 2018

Increíblemente divertida

Una de las ventajas de la animación es que puedes hacer una secuela en cualquier momento sin que los actores envejezcan. Eso pasa con Los increíbles 2. Comienza exactamente donde terminó la primera hace ya catorce años y los personajes siguen como entonces.

La primera entrega ya era divertida, pero esta secuela tiene momentos realmente desternillantes, principalmente debido al protagonismo que en esta ocasión le dan al bebé Jack Jack, que se convierte, sin duda, en la estrella cómica de la función, con permiso de su hermano Dash, que también tiene sus momentos de gloria.

Tras el desenlace de la anterior película, en que los superhéroes en la clandestinidad vuelven a la acción para salvar la ciudad, se reabre el debate sobre si readmitirlos o no en la sociedad. El empresario Winston Deavor, magnate de las tecnologías y gran admirador de los superhéroes, propone a Elastigirl para lanzar un nuevo producto de cámaras incorporadas en trajes para que se graben sus hazañas y así se gane el favor del público. Mientras ella anda por ahí luciendo sus poderes, su marido, Mr. Increíble, debe cuidar de los niños.

Los personajes conservan la chispa y la frescura de la primera parte y a nivel de contenido se mantiene el foco en las relaciones entre padres e hijos, en la unión familiar. Las escenas de acción son vibrantes y la estética de la película muy atractiva, como su predecesora, con esa mezcla de cine de superhéroes, aventuras y espías con cierto aire retro.

Los increíbles 2, en definitiva, es trepidante y divertida a la altura de su predecesora. Una gran secuela.

No hay comentarios: