Entrada destacada

¿Qué opináis de esta escena?

Atención, este post podría constituir un «spoiler» de Bohemian Rhapsody para quienes no la hayan visto aún. Hay una escena de la película c...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

viernes, 26 de enero de 2018

Algo huele mal en el Pentágono

Los archivos del Pentágono (The Post), la nueva película de Steven Spielberg como director, es un excelente thriller periodístico que narra el escándalo destapado por el Washington Post sobre cómo las distintas administraciones mintieron al pueblo estadounidense acerca de la realidad sobre la guerra de Vietnam.

Spielberg demuestra estar en plena forma y ha contado con dos grandes estrellas para encabezar el elenco, que también gozan de estar en estado de gracia. Por un lado, Meryl Streep encarna a la dueña del Washington Post y es la primera vez que trabaja con Spielberg, mientras que su compañero de reparto, Tom Hanks, que encarna al editor jefe del periódico, es ya la quinta colaboración que tiene con el rey Midas de Hollywood, tras Salvar al soldado Ryan, La terminal, Atrápame si puedes y El puente de los espías. Ambos actores trabajan espléndidamente, pero en el caso de Streep, tiene un par de secuencias que me llamaron especialmente la atención por cuánto transmite simplemente con la mirada y los gestos faciales. No en vano, ha recibido su 21ª nominación a los Óscar por este papel.

John Williams sigue encargándose de la música, como en todas las películas de Spielberg, salvo El puente de los espías, de que se hizo cargo Thomas Newman. En la fotografía también ha contado con el habitual Janusz Kaminski, con quien ha trabajado en todas sus películas desde la La lista de Schindler. Curiosamente, ambos han ganado dos Óscar, como director y como director de fotografía, respectivamente, por las mismas películas: La lista de Schindler y Salvar al soldado Ryan.

Los archivos del Pentágono, además de ser una gran película espléndidamente realizada e interpretada, cuenta con un sólido guion de Liz Hannah y Josh Singer, este último ya con experiencia en temas periodísticos, por el libreto de Spotlight, y políticos, como guionista de la serie televisiva El ala oeste de la Casa Blanca. Aparte de su valor cinematográfico, el filme supone un alegato en favor de la libertad de prensa, la libertad de expresión y la figura del cuarto poder como defensores de los intereses de la ciudadanía y no de las altas esferas.

No hay comentarios: