Entrada destacada

El verano ya llegó

Que si verano por aquí, que si verano por allá… No se habla de otra cosa en estos días. Y no es para menos por la fuerza con que ha entrado ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

domingo, 28 de junio de 2015

Cuando ruge la falla


Una falla es una fractura del terreno producida por movimientos tectónicos. Las zonas donde hay fallas activas son áreas inestables donde suelen producirse terremotos. Una de las más importantes del mundo es la falla de San Andrés, que se extiende desde el estado de Baja California en Mexico cruzando el estado de California en Estados Unidos a lo largo de 1286 kilómetros.

El cine se ha hecho eco en varias ocasiones de la inestabilidad geológica de esta zona. La mítica película de catástrofes Terremoto en los años 70, con un reparto estelar encabezado por Charlton Heston, tenía como desencadenante del drama un seísmo producido en la ciudad de Los Angeles. Ya en los años 30 la película San Francisco recreaba un devastador terremoto ocurrido en 1906 en la ciudad que da nombre al film.

Ahora llega a las pantallas San Andrés (San Andreas), que siguiendo la fórmula del cine de catástrofes utiliza como detonante del conflicto el hecho de que la falla entera cede ocasionando un gran cataclismo en toda California. La trama con personajes se divide en dos historias. Una secundaria en la que un científico lleva años diseñando un sistema para predecir terremotos y justo da con la clave para culminar su investigación el día en que comienza el colapso de la falla de San Andrés. Este científico está encarnado por Paul Giamatti, cuya presencia en el film hace subir el nivel interpretativo a pesar del superficial trazado y escaso calado que tiene su personaje sobre el papel.

La historia principal es la de un matrimonio que se encuentra en trámites de divorcio y unen sus fuerzas para ir en busca de su hija a través de la devastación ocasionada por los destructivos seísmos. Protagonizan Dwayne Johnson, Carla Gugino y Alexadra Daddario, en los roles de padre, madre e hija respectivamente. Los tres se esfuerzan por hacer bien su trabajo y dar dramatismo a sus personajes a pesar de un guión plagado de clichés, diálogos manidos y personajes de escaso calado.

Por otra parte la aparatosa destrucción está perfectamente plasmada y coreografiada con efectos digitales de primer orden. La película es entretenida, goza de buen ritmo y consigue momentos de acción de gran intensidad.

Si bien es cierto que el libreto es bastante plano también es verdad que la película es muy honesta ya que no pretende ser más de lo que es. Incluso al principio se permite reírse de los arquetipos de tipos duros parcos en palabras a través de la entrevista que una periodista hace a los miembros de un equipo de rescate.

En definitiva se trata de un buen entretenimiento sin más pretensiones que las de dar espectáculo audiovisual, y eso lo cumple con creces.

Gracias a Sensacine por la invitación al preestreno de esta película.


3 comentarios:

Carmen escribano dijo...

Tiene buena pinta, me la apunto, me gusta tu blog, pasate por el mío si quieres! Un saludo!

Ramón Ramos dijo...

Hola Carmen. Gracias por tu comentario. Me pasaré por tu blog.

Saludos,

peliculas completas dijo...

vi esta pelicula y la trama no se me hizo buena, aunque los efectos son decentes.