Entrada destacada

Sin riesgo no hay gloria, una reflexión sobre Star Wars

Llega mayo y se cumplen cuarenta años del estreno de La guerra de las galaxias ( Star Wars ), sin duda un punto de inflexión en la historia ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

domingo, 8 de abril de 2007

La C.I.A. y otros espías

Me encantan las películas de espías; las intrigas, las conspiraciones, y en la mayoría de los casos, la acción. Soy fan de la saga de James Bond, el espía más famoso de todos los tiempos nacido en las novelas de Ian Fleming y trasladado al cine a lo largo de varias décadas con diferentes rostros y siempre adaptado a los tiempos que corren, cuyas aventuras contienen los tres ingredientes antes citados. Otro espía literario llevado a las pantallas es Jack Ryan, el analista de la CIA creado por Tom Clancy que hasta ahora ha sido llevado al cine con los rostros de Alec Baldwin (La caza del Octubre Rojo), Harrison Ford (Juego de patriotas y Peligro inminente) y Ben affleck (Pánico nuclear). Pero no sólo de agentes secretos se nutre el cine de espías, sino que hay espléndidas películas en las que el protagonista no es un agente sino un ciudadano normal que se ve envuelto en una enrevesada trama de espionaje, como por ejemplo en Con la muerte en los talones, Cortina rasgada, El premio o Arabesco, por citar algunas.
Y todo esto lo traigo a colación debido al estreno de la última película de Robert de Niro como director El buen pastor. Narra la historia de como se gestó la CIA. Si después de ver cualquiera de las anteriormente citadas uno piensa "como mola ser espía" después de ver la cinta de De Niro uno piensa "que duro es el mundo de los espías". El buen pastor se sale del mundo de espionaje cinematográfico de emociones con héroes y villanos y nos pone en la realidad de las cosas, en lo ambiguo, en los debates éticos sobre legalidad y moralidad. Como película es densa y quizá un poco larga de más, pero es muy buena. Vale la pena. A veces puede parecer un poco confusa pero al final deja todos los cabos atados. No creo que sea una película que vaya a gustar a todo el mundo, pero objetivamente creo que es buena y a mí personalmente me ha gustado. El ritmo no es trepidante, sino más bien pausado, pero es adecuado para poder asimilar toda la información que va dando. Si el ritmo se precipitara quizá habría cosas que no se entendieran, por lo que creo que tal como está es correcto, pero también debido a ello la duración debería ser un poco más corta. Aun así es una película muy recomendable.

No hay comentarios: