Entrada destacada

El verano ya llegó

Que si verano por aquí, que si verano por allá… No se habla de otra cosa en estos días. Y no es para menos por la fuerza con que ha entrado ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

lunes, 16 de julio de 2012

Dimitri, su rifle y su "pony"

Hace poco estuve viendo Río Rojo, de Howard Hawks con John Wayne y Montgomery Cliff. La había visto antes, hace tiempo, y apenas la recordaba. Sensacional western en blanco y negro, que cuenta el épico viaje de un ganadero para llevar 9000 cabezas de ganado de Texas a Missouri. La cuestión es que la música en determinadas escenas me resultaba familiar, hasta que me di cuenta de que era la misma melodía que había oído unos meses antes viendo Río Bravo, y sonaba más o menos así: Ir a descargar

Pues efectivamente, el tema principal de Río Rojo compuesto por Dimitri Tiomkin en 1948 sirvió de base para que en 1959, con letra de Paul Francis Webster, se convirtiera en la canción My rifle, my pony and me, que cantaban en Río Bravo Dean Martin y Ricky Nelson.

Ambos westerns, dirigidos por Howard Hawks, protagonizados por John Wayne y ambientados musicalmente por Dimitri Tiomkin, son sendos títulos de referencia dentro de su género. En ambas cintas se puede percibir un gran espíritu de amistad y camaradería entre sus personajes que transmite muy buen rollo al espectador. Los lazos de amistad se fortalecen bajo circunstancias adversas y extremas. En Río Rojo se ve un grupo de hombres sometidos a las condiciones salvajes de la naturaleza, y a su líder bajo una gran presión que le puede llevar a tomar decisiones equivocadas. Algo así como Motín a bordo pero sustituyendo la travesía en barco por un duro viaje a través del desierto.

Por otra parte Río Bravo nos muestra a un shérif y sus ayudantes que deben mantener entre rejas al hermano, acusado de asesinato, de un poderoso terrateniente hasta que lleguen las autoridades para hacerse cargo del criminal. En esas tensas horas de espera estarán permanentemente asediados por los matones que intentarán por todos los medios liberar al reo de la cárcel.

Dimitri Tiomkin, de origen ruso, estudió piano y composición en el Conservatorio de San Petersburgo. Emigró a Estados Unidos a mediados de los años 20 y en 1929 debutó en Hollywood, donde se labró una prolífica carrera dejando su rúbrica en las bandas sonoras de grandes clásicos como Los cañones de Navarone, Duelo de titanes, Gigante, ¡Qué bello es vivir!, o Extraños en un tren, entre otros. Trabajó en varias ocasiones con grandes directores muy diferentes entre sí, como Howard Hawks, Frank Capra, Fred Zinneman o Alfred Hitchcock. Su buen hacer se vio recompensado con tres Oscar por las partituras de Solo ante el peligro, Escrito en el cielo y El viejo y el mar. Sin duda un nombre indispensable en los compases musicales de los años dorados de Hollywood.

También lo puedes escuchar aquí: Ir a descargar


No hay comentarios: