Entrada destacada

El verano ya llegó

Que si verano por aquí, que si verano por allá… No se habla de otra cosa en estos días. Y no es para menos por la fuerza con que ha entrado ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

jueves, 1 de julio de 2010

La pugna por el legado


En sus últimos días de vida el célebre escritor León Tolstoy fue testigo de cómo su socio Vladimir Chertkov, líder del movimiento Tolstoyano, y su amadísima esposa la condesa Sofía, se disputaban su legado por distintos intereses: él por la causa social que defiende y ella por su familia. Esta es la historia que nos cuenta Michael Hoffman en su película La última estación (The last station, 2009).

Todos los personajes se muestran con luces y sombras y están admirablemente interpretados. Los veteranos Christopher Plummer y Helen Mirren, en los respectivos papeles de Tolstoy y su mujer, están pletóricos y de hecho recibieron sendas nominaciones a los Oscar en la pasada edición. Plummer perdió contra Christoph Waltz por Malditos bastardos, algo que resulta comprensible, mientras que Mirren se quedó sin estatuilla frente a Sandra Bullock por The blind side, algo que podría ser discutible. Completan el reparto el siempre interesante Paul Giamatti y los jóvenes actores James McAvoy y Kerry Condon, que consiguen no desentonar al lado de tanta veteranía y están a la altura de las circunstancias.

Basada en la novela de Jay Parini, Hoffman coescribe con el autor el guión y dirige con elegancia esta apasionante historia, con un ritmo narrativo simplemente correcto y una intensidad emocional equilibrada. La fotografía y la recreación de la época, acompañadas de la adecuada música, forman el marco idóneo para disfrutar de este drama biográfico que se desarrolla en la Rusia de principios del siglo XX.

Leer critica La última estación en Muchocine.net

6 comentarios:

Carlos Alberto Arellano dijo...

Esta es una película que me interesa mucho ver. Mientras que su mujer deseaba disfrutar del lujo y los halagos, Tolstoi rechazaba con fuerza la fama y los aplausos. Cuando él insistía, una y otra vez, en ceder los derechos de publicación de sus libros, sin recibir un centavo por ellos, ella lo regañaba, gritaba como una loca, se arrojaba al suelo y amenazaba con matarse. La vida de ambos fue una tragedia. Y tristísimo el final de la vida de Tolstoi.

Saludos.

Ramón Ramos dijo...

Carlos Alberto
veo que estás bien documentado en la materia. Gracias por el comentario.

Saludos,

Sesión Golfa dijo...

Me interesa, compañero. Tomo buena nota de ella...

Ramón Ramos dijo...

Sesión Golfa
a mí me resultó interesante tanto por el conflicto entre los personajes como por el tratamiento cinematográfico de la historia.

Saludos,

tomas dijo...

Muy buena pinta. Aparte de que adoro a Christopher Plummer.

Saludos :D

Ramón Ramos dijo...

Tomas
hola, cuanto tiempo. Pues Plummer está estupendo, pero Mirren es mucha Mirren.

Saludos,