Entrada destacada

Secuelas tardías, ¿una buena idea?

Hace poco se publicaba el primer teaser de Blade Runner 2049 , cuyo estreno está previsto para octubre de este año. Se trata de la secuela ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

domingo, 20 de septiembre de 2009

Vendetta judía


Quentin Tarantino reescribe a su manera la historia de la II Guerra Mundial con su particular tono desmitificador, gamberro e irreverente. Malditos bastardos (Inglourious basterds, 2009) cuenta dos historias de venganza de los judíos contra los nazis. Por un lado la única superviviente de una familia masacrada por las tropas del III Reich, regenta un pequeño cine en la Francia dominada por los partidarios de la svástica. Cuando su negocio va a servir para el estreno de una película patriótica a la que asistirá todo el alto mando alemán, se le pone en bandeja la oportunidad de revancha. Por otra parte un escuadrón de judíos conocidos como Los Bastardos, aleccionados por un salvaje sargento americano, se dedica a matar nazis despiadadamente a lo largo y ancho del territorio ocupado. Cuando los Aliados se enteran del evento cinematográfico, les encargan a estos violentos soldados la misión de atentar contra la cúpula de poder de Hitler en la noche de estreno.

Las referencias cinéfilas son innumerables. Desde los créditos iniciales con el tema "Green leaves of summer" de El Álamo (The Alamo, John Wayne 1960), pasando por los homenajes a Sergio Leone con escenas rodadas como si fuera un spaggetti western, tanto en la planificación de la secuencia como en la música de Ennio Morricone acompañando las imágenes. El grupo de los Bastardos nos remite en parte a Doce del patíbulo (The dirty dozen, Robert Aldrich 1967) y el tono anacrónico y psedocómico con el que trata la contienda mundial recuerda en cierto modo a Los violentos de Kelly (Kelly's heroes, Brian G. Hutton 1970).

En cuanto a los actores Brad Pitt y Diane Krugger están muy convincentes en sus papeles de sargento despiadado y actriz-espía alemana respectivamente. Sin embargo si hay alguien que acapara toda la atención y se convierte en la estrella de la función es Christoph Waltz, actor austriaco que encarna al oficial nazi dedicado a perseguir judíos. En el pasado Festival de Cannes fue reconocido su meritorio trabajo.

Respecto al tema tratado es obvio que mostrar a unos judíos haciéndole a los alemanes las barbaridades que éstos cometieron contra ellos resulta controvertido, e incluso diría que provocador. Sin embargo también se puede hacer la lectura de que el ojo por ojo y diente por diente no es la mejor solución a los conflictos ya que esa postura acaba convirtiendo a uno en aquello contra lo que lucha. El tema también fue tratado, pero en serio y basado en un hecho real, en la polémica cinta Munich (2005) con la que el maestro Spielberg nos mostraba como los agentes del Mossad tenían la misión de eliminar a los terroristas que cometieron la masacre de atletas israelíes en los Juegos olímpicos de Munich en 1972.

No obstante el tono de la película de Tarantino es bastante frívolo en cuanto a historia e ideología se refiere, y no pretende ser más que un mero espectáculo cinematográfico con buenos diálogos y un correcto manejo del tempo narrativo, plagado de guiños y homenajes al Séptimo Arte.


Información adicional: "El sonido de los bastardos", en Sensacine

7 comentarios:

Sesión Golfa dijo...

Excepto en que a mi Pitt (esta vez) no me ha gustado, en lo demás estoy completamente de acuerdo con tu análisis, amigo. Un saludo.

Juanlu dijo...

Acabo de llegar de ver la película y la verdad no me ha gustado nada. Me he aburrido muchísimo. Me quedo con el tal Waltz y Pitt (que tiene su punto). De las más flojitas de Tarantino, para mí vamos.

Saludos! ;)

Cecil B. Demente dijo...

La escena final es la bomba, menudo clímax, es increíble como consigue Tarantino que te regocijes en la escena más truculenta posible, es la anti-valkiria.

Ramón Ramos dijo...

Sesión Golfa
coincidimos bastante en nuestras percepciones. Pitt no es lo mejor que ha hecho pero tampoco lo he visto mal del todo. Creo que tiene mucha gracia cuando se hace pasar por italiano.

Juanlu
a mí me ha gustado más esta que Kill Bill, por ejemplo. Tarantino no tiene una filmografía demasiado extensa pero no me parece que sea lo más flojo que ha hecho.

Cecil B.Demente
me ha gustado el término "anti-walkiria" para definir la película, resulta muy descriptivo.

Saludos,

Pablo dijo...

Tarantino sabe lo que quiere, y aqui vuelve a lo que mejor sabe.
Y es que de verdad lejos de decepcionarme, esta historia para mi casi roza la obra maestra, poniendose a la altura de su tarjeta de visita como es su "Kill Bill".
Una pelicula en definitiva que me ha dejado un pero que muy buen sabor de boca.
Un fuerte abrazo amigo Ramón.

Ramón Ramos dijo...

Pablo
pues veo que estamos muy de acuerdo.

Saludos,

JLO dijo...

buena reseña... cuando quiere, tarantino emuestra q esta un paso adelante de la mayoria...

no es una obra maestra ni lo mejor de el siquiera... pero es muy buena... cine...

salu2