Entrada destacada

El verano ya llegó

Que si verano por aquí, que si verano por allá… No se habla de otra cosa en estos días. Y no es para menos por la fuerza con que ha entrado ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

domingo, 27 de enero de 2008

El uso de los elementos

En la cocina es fundamental que la materia prima sea buena para que salgan unos platos exquisitos. Pero también es igualmente imprescindible que el cocinero tenga el talento necesario para combinar esos alimentos de forma adecuada para que el resultado sea bueno. Si un filete es de primera calidad pero se le acompaña con una salsa poco adecuada se puede estropear lo que prometía ser un suculento banquete.
En el cine pasa algo parecido. Las películas son platos preparados con numerosos ingredientes: fotografía, música, actores, vestuario, maquillaje, efectos especiales, etc, y el cocinero es el director, quien debe mostrar su destreza para combinar sabiamente estos elementos. Por ejemplo la música; una película puede tener una partitura maravillosa compuesta por el mejor músico del mundo, pero es responsabilidad del director saber utilizarla en el momento adecuado para que luzca en todo su esplendor. Un genio en el uso de la música fue Stanley Kubrick, concretamente en Barry Lyndon (1975) hace un uso magistral de piezas de música clásica provenientes de diferentes compositores como Mozart, Bach o Schubert, y la fusión de música con imágenes es mágica. Concretamente la escena de la seducción en la terraza con movimientos pausados y sin palabras, sólo con música, es un momento sublime en la historia del cine.
Ridley Scott es un director muy criticado por el uso excesivo de la estética publicitaria en sus películas. Ese tipo de iluminación en 1492: la conquista del paraíso (1492: Conquest of paradise, 1992)resulta bastante llamativa, porque una iluminación tan artificial en 1492 da una sensación un poco rara. A mí personalmente me gusta ese contraste pero reconozco que está un poco fuera de lugar, sobre todo porque está recreando unos hechos históricos, sin embargo en su ópera prima Los duelistas (The duellists, 1977), película de culto para muchos, no desentona tanto aunque la película sea de época porque la trama en sí es un tanto surrealista. Pero definitivamente donde la estética de Scott encaja como un guante es en Blade Runner (1982). La hábil combinación de un diseño de producción alucinante con ese estilo de iluminación artificial, crea una de las atmósferas más absorbentes de la historia del séptimo arte.
Es importante también, por tanto, no sólo combinar los elementos técnicos entre sí para crear un estilo, sino también saber cual es la combinación de los mismos más adecuada para la historia que se está contando. El gran Steven Spielberg dirigió El color púrpura (The color purple, 1985), película dura y dramática, con el mismo estilo que había dirigido cine de entretenimiento hasta ese momento y obtuvo un resultado bueno pero algo irregular. Sin embargo cuando dirigió La lista de Schindler (Schindler's list, 1993) supo dar el toque adecuado para la historia que estaba contando y el resultado fue una obra maestra.

10 comentarios:

Sesión Golfa dijo...

Completamente de acuerdo con tu disección. Qé importante es una música adecuada y cuánto puede cargarse una mala ambientación musical una obra...
Saludos.

Cary Granito dijo...

Tu artículo me hace recordar la música de Psicosis, que cada vez que la escucho... se me ponen los pelos de punta!

Nuevo Blog Cine!
http://noalcolor.blogspot.com/

Cecile B. Demente dijo...

Siguiendo lo que tu dices (aunque en una liga muy distinta), mi me sorprende ciertos momentos de la saga Spiderman de Sam Raimi que están filmados muy crudamente. Vaya, que se nota que al tío le va el terror. Me remito a la batalla final de la primera parte o al despertar en el quirófano del Dr. Octopus en la segunda, algo truculentos, ¿no?

Major Reisman dijo...

Buenas

Devolviendo la visita a tu interesante blog. Totalmente de acuerdo con tu entrada. A veces un gran director puede hacer una buena película con actores regulares. Otras veces es al contrario. Pero lo que está claro es que las grandes películas sólo pueden hacerse con grandes directores, grandes actores y un gran equipo.

Saludos

Pablo dijo...

Sabes Ramón, que una de las bandas sonoras que más me impresionaron en su dia, fue la de "Horizontes de grandeza", ya de principio esa música valía por un buen filete y una buena salsa. Claro que tambien estaba Wyler, Peck, Heston.... Totalmente de acuerdo con major reisman, y contigo por supuesto. Saludos!!!.

Rachel9 dijo...

Quién es buen director lo refleja en toda su filmografía. No basta que tenga una sola obra maestra. También creo que es fundamental que toque varios géneros o sea capaz de tratar cualquier situación desde el drama al humor. Ejemplo de lo primero es Kubrick, y de lo segundo John Ford. Basta ver "Fort Apache" para comprobarlo. El oficial interpretado por Fonda cuya irracional fidelidad a lo que él entiende que es su misión le lleva a maltratar a los indios, los mandos de origen irlandés que obedecen la orden de acabar con el alcohol del traficante que vendia a los indios... y la acatan bebiéndose toda la bodega, los valores familiares y la genial manera en la que filma la batalla final entre la caballería y los indios: cogidos en una emboscada, los hombres de Fonda se preparan para la carga... pasa la nube de polvo que levantan los caballos de los indios y cuando desaparece se ve a todos los soldados masacrados.

Hasta Hichtcok tocó la comedia en "Pero ¿quién mató a Harry?" o "La Trama". Incluso en "Frenesí" es capaz de filmar un asesinato de manera muy realista y luego cómo el asesino ha de volver a donde dejó el cadáver para recuperar el pasador de la corbata que la víctima le había cogido. Mientras las patatas del cargamento vuelan de un lado para el otro el asesino tiene que romper el puño de la desdichada, cuyo pie, debido al "rigor mortis" se planta una y otra vez en el rostro del criminal.

Ahora que menciono al genial director británico, y en relación con el tema de la entrada, si hay algo que falla en muchas de sus películas es el de la iluminación. En algunas me parece demasiado viva para tratarse de una película de suspense. Bien es cierto que esto parece más debido a las limitaciones técnicas de la época que al deseo del director. Las imágenes que se han conservado de "Caleidoscopio" muestran un intento de rodar con luz natural siguiendo la tendencia hiperrealista de algunos directores europeos de la época.

Rachel9 dijo...

major reisman,

felicidades por tu blog sobre el cine bélico. Me ha encantado. Gracias a él he podido volver a ver ese corto animado que tantas veces vi cuando era pequeña en el que se parodiaba "Tener y no tener". Qué recuerdos.

También yo fui una de las que vio aquél documental propagandístico de "El león tiene alas". Pero creo que has sido demasiado duro con él. Hay que tener en cuenta el momento en el que se hizo y el objetivo que tenía. Pero coincido en que ponerlo un sábado por la tarde en vez de la película de rigor no tiene explicación alguna.

Carlos Alberto Arellano dijo...

Ramón:

Excelente artículo. Muy bien escrito. Brillante la comparación del director con el cocinero.

Sí, ya lo dije hace un tiempo en tu blog: «Barry Lyndon» (tuve la suerte de verla en el cine) es una obra maestra. Hace pocos años volví a verla en el cine del Centro Cultural Británico de Buenos Aires. Me gustó mucho, por supuesto, pero (como era de esperarse) no fue como la primera vez. Recuerdo que fue tremendo para mí (esa primera vez) ver el duelo entre Barry y su hijastro. No era una escena de una película. Era real, y yo estaba ahí, siendo testigo.

¿Y qué puedo decir de «La lista de Schindler»? ¡Una maravillosa pelicula! Conmocionante el llanto final del actor que encarna a Oskar Schindler.

«Blade Runner» me gustó tanto, Ramón, que compré el libro de Carlos Gorostiza y Ana Pérez: «Blade Runner. Estudio crítico». Buenísimo.

¡Saludos!

Ramón Ramos dijo...

Cary granito y Pablo
muy buenos los ejemplos de Psicosis y Horizontes de grandeza.

Sesión golfa
lo de la mala ambientación musical me recuerda El especialista, con Stallone y Sharon Stone. La película globalmente es mala, pero hay momentos en los que la música empeora aun más el asunto.

Major Reisman
todo un honor verle por aquí. Efectivamente el trabajo en equipo es importantísimo.

Cecile b. demente
concretamente la escena de Octopus en el quirófano parece que en vez de Spiderman estamos viendo otra entrega de Evil dead, estilo Raimi 100%.Totalmente de acuerdo.

Rachel9
mi gran referente en cuanto a versatilidad en géneros es Howard Hawks: westerns como Río Bravo, Río Lobo y El Dorado, cine negro como Scarface o El sueño eterno, comedias como La fiera de mi niña, Luna nueva o Bola de fuego, y un largo etc.

Carlos
también a mí me impresionó mucho Barry Lyndon, y muy gratamente, la primera vez que la vi. Además tuve la oportunidad de descubrirla en pantalla grande durante un ciclo de Kubrick.

Saludos,

Rachel9 dijo...

Tras la filmación de "Barry Lyndon" se extendió por Hollywood el siguiente chiste: muere Spielberg y va al cielo. En la puerta le para San Pedro: "No puedes pasar; aquí no admitimos directores de cine". El joven director se queda desolado y de repente ve a un hombre barbudo, con zapatillas gastadas y pantalones de pana llenos de manchas, y una gorra montado en bicicleta. Se dirige a la puerta y San Pedro le deja pasar con una reverencia. "Un momento" -dice Spielberg indignado-"¡Si ese es Stanley Kubrick!". "No" -responde San Pedro- "ese era Dios, lo que pasa es que se cree Stanley Kubrick". XD