Entrada destacada

Sin riesgo no hay gloria, una reflexión sobre Star Wars

Llega mayo y se cumplen cuarenta años del estreno de La guerra de las galaxias ( Star Wars ), sin duda un punto de inflexión en la historia ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

domingo, 25 de septiembre de 2011

Policías bajo presión


Con cierto retraso llega a la cartelera española Los amos de Brooklyn (Brooklyn’s finest, Antoine Fuqua, 2009), un sólido thriller policial sobre tres agentes de Brooklyn que por distintos motivos están muy quemados con su trabajo. Por un lado está un veterano al que le quedan siete días para jubilarse y ya está de vuelta de todo. Se ha separado de su mujer y vive amargado, sin ilusiones, por toda la miseria que ve a diario a su alrededor sin poder hacer nada para remediarlo. Por otra parte un joven de convicciones religiosas con serios problemas para mantener a su familia se encuentra obsesionado por conseguir dinero ilegal de las redadas que practica habitualmente. El poner a prueba sus principios morales continuamente lo atormenta sin medida. Completa el triángulo un policía que trabaja como infiltrado en el mundo del narcotráfico y está tan metido que incluso ha entablado una gran amistad con un peligroso delincuente y necesita como sea salir de ahí para recuperar su vida.

Formalmente la película no ofrece nada que no se haya visto antes en este tipo de producciones, pero el director de Training day y El rey Arturo compone un contundente relato que mantiene el interés en todo momento acompañado de unas interpretaciones excelentes por parte de su elenco actoral. Richard Gere como el veterano, Ethan Hawke en la piel del desesperado cabeza de familia y Don Cheadle haciendo de infiltrado, crean unos personajes muy auténticos que transmiten muy bien su angustia al espectador, especialmente Don Cheadle. Les acompaña Wesley Snipes encarnando al capo mafioso con quien ha entablado amistad el infiltrado. También favorece al conjunto la música, una vibrante partitura de Marcelo Zarvos, responsable de otras bandas sonoras como las de El castor, Algo pasa en Hollywood o El buen pastor.

En definitiva un gran trabajo de Antoine Fuqua, quizá lastrado por un tono general algo más pesimista de lo deseado pero globalmente es una película muy lograda a pesar de contar historias ya vistas anteriormente.

Leer critica Brooklyn's finest en Muchocine.net
También en Amigos de Sensacine.

2 comentarios:

Sesión Golfa dijo...

El tono pesimista es casi sello personal del firmante. Un saludo, compañero.

Ramón Ramos dijo...

Sesión Golfa
ciertamente Training day también tenía un tono parecido, sin embargo El rey Arturo era más desenfadado, más de aventuras. Quizá el sello peronal el autor lo reserva para los thrillers.

Saludos,