Entrada destacada

El verano ya llegó

Que si verano por aquí, que si verano por allá… No se habla de otra cosa en estos días. Y no es para menos por la fuerza con que ha entrado ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

sábado, 22 de enero de 2011

Buenos días in the morning


El cine ha tratado en numerosas ocasiones su propia industria entre bambalinas, tal como veíamos hace poco en También la lluvia. Sin embargo la televisión también tiene su filmografía en la que se han tratado los diferentes formatos del medio. Por ejemplo Tootsie (Sydney Pollack, 1982) con un inolvidable Dustin Hoffman haciéndose pasar por actriz, mostraba el backstage de las teleseries. En Quiz Show (Robert Redford, 1994) se abordaba el mundo de los concursos televisivos. Más recientemente y en clave de comedia Showtime (2002) se atrevía con los realities juntando en la pantalla a Robert de Niro y Eddie Murphy en roles de dos policías antagónicos que se convierten en un protagonistas de un programa sobre la vida policial. En clave de melodrama romántico con Robert Redford y Michelle Pfeiffer ante las cámaras, Jon Avnet nos mostraba en 1996 los entresijos de los noticiarios televisivos Íntimo y personal (Up close and personal). Este último formato es el que nos trae ahora Morning glory, la nueva película Roger Mitchell, director de Notting Hill, que ha unido sus fuerzas con la guionista Aline Brosh McKenna, responsable del libreto de El diablo viste de Prada, en una comedia ligera, quizá demasiado ligera, sobre el mundo de la tele por dentro.

Una joven productora de televisión en paro busca desesperadamente un nuevo empleo y lo encuentra en una cadena nacional para producir el programa matinal de la emisora, que está llena de curtidos divos televisivos y pasa por una mala racha de audiencia.

Película para lucimiento de Rachel MacAdams, a la que hay que reconocer que se esfuerza considerablemente en su papel, secundada por veteranos de lujo como Diane Keaton, Harrison Ford y Jeff Goldbum. Una cinta muy agradable de ver, de factura impecable, que tiene el inconveniente de quedarse a medias en lo que sugiere. Por un lado tiene el tono de las comedias románticas pero no desarrolla suficientemente el romance, centrándose más en la carrera al éxito de la protagonista, y por otra parte si no se va a meter en sentimentalismos podría decantarse por la exageración para producir carcajadas, pero tampoco llega a ese nivel. Tiene un pico de risas a mitad de película pero en el resto simplemente esboza la sonrisa. Por tanto no tiene la suficiente química emocional entre actores para ser una comedia romántica pero tampoco se desmelena lo suficiente para ser una comedia desmadrada. Esto hace que el conjunto resulte un poco descafeinado.

Leer critica Morning glory en Muchocine.net

2 comentarios:

Sesión Golfa dijo...

Vaaaaaya. Pues fijate que yo esperaba más. Ya tengo menos prisa para verla...

Ramón Ramos dijo...

Sesión Golfa
yo también esperaba más, pero al menos se deja ver.

Saludos,