Entrada destacada

Sin riesgo no hay gloria, una reflexión sobre Star Wars

Llega mayo y se cumplen cuarenta años del estreno de La guerra de las galaxias ( Star Wars ), sin duda un punto de inflexión en la historia ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

jueves, 13 de marzo de 2008

El cine sobre cine

Me resultan muy inspiradoras las películas que tratan sobre la propia industria. Se han rodado infinidad de metros de celuloide al respecto y desde distintos puntos de vista; unas en clave cómica, otras dramáticas, críticas, glamourosas, etc.
Comienzo el repaso por películas menores, por aquellas que pasaron por la cartelera sin pena ni gloria y que, al menos desde mi punto de vista, merecían algo más, aunque tampoco sean grandes obras. Una de ellas es Bowfinger, el pícaro (Bowfinger, Frank Oz 1999) en la que un productor sin medios (Steve Martin) trata de rodar una película de serie B con una paranoica estrella del momento (Eddie Murphy) sin que éste sepa que lo están grabando. El tema de una panda de personajes pintorescos haciendo una película cutre, entronca con la que considero la obra maestra de Tim Burton, Ed Wood (1994), la historia del que está considerado como el peor director de la historia del cine, brillantemente encarnado por Johnny Depp. Esta película se llevó el Oscar a mejor maquillaje y a mejor actor de reparto para Martin Landau, espectacular encarnando al astro del cine de terror clásico Bela Lugosi. Y de la recreación de un director malo a la de uno de los mejores: Orson Welles. La película RKO 281 (Benjamin Ross, 1999) nos cuenta la pugna de Welles con William Randolph Herst para estrenar Ciudadano Kane. Hay una frase sensacional en la que Welles, encarnado por Liev Schreiber, en un momento de inspiración dice: "Ya tengo el tema para mi película: un hombre gana el mundo y pierde su alma", en alusión al magnate Herst.
Y pasando de las películas menores a las mayores, pero en la misma línea de recrear los años dorados de uno de los grandes, nos encontramos con El aviador (The aviator, Martin Scorsese 2004), sobre la vida de Howard Hughes, el primer productor independiente en el Hollywood dorado de los grandes Estudios. Leonardo di Caprio está estupendo en el papel de Hughes así como Cate Blanchet interpreta magistralmente a la excepcional Katherine Hepburn.
Cambiando de tono nos encontramos con la crítica ácida y despiadada del mundillo hollywoodense en El juego de Hollywood (The player, Robert Altman 1992) en la que un productor es extorsionado por un guionista que le acusa de haberle rechazado un guión. Comedia negra muy interesante sobre el lado más sórdido del negocio cinematográfico.
Y para finalizar tengo que nombrar tres clásicos que para mí son imprescindibles: El crepúsculo de los dioses (Sunset Boulevard, Billy Wilder 1950), en la que Gloria Swanson brilla con luz propia encarnado a la diva del cine mudo cuya estrella se apaga sin remisión. Otro título es Cautivos del mal (The bad and the beautiful, Vincente Minelli 1952), sobre los avatares de un productor con una poderosa personalidad y sus más allegados, que no pueden trabajar con él pero tampoco sin él. Los papeles principales están interpretados por Kirk Douglas y Lana Turner. Como broche de oro cabe citar Cantando bajo la lluvia (Singin'in the rain, Stanley Donnen y Gene Kelly, 1952), una película cargada de optimismo y energía positiva, un gran musical con trío protagonista irrepetible (Gene Kelly, Donald O'Connor y Debbie Reynolds) sobre los primeros días del cine sonoro.
Hay muchos más títulos y muy buenos sobre el cine desde dentro, pero esta recopilación que he hecho son quizá las películas de esta temática que más me han marcado.

7 comentarios:

Sesión Golfa dijo...

Un referente claro del género es "La noche americana". Que nadie se la pierda. Truffaux en estado puro.

Pablo dijo...

Muy buena tambien "Dos semanas en otra ciudad", algo parecida a "Cautivos del mal", ya que repitieron tanto Minelli en la direción como Douglas en la interpretación. Saludos!!!
http//:pablocine.blogia.com

Planocenital dijo...

"Blow-out", del gran Brian De Palma. Y "Doble de cuerpo", también de De Palma. O mejor, casi todo el cine de De Palma. Más o menos explícitamente, todas sus películas son el cine dentro del cine.
Saludos y hasta pronto.

Rachel9 dijo...

No llega a clásico, pero "Un final made in Hollywood" de Woody Allen también es imprescindible. La historia de un director independiente que, tras haber gozado del éxito, se dedicaba a rodar anuncios, y cuya exmujer consigue que sea contratado por la productora para la que trabajaba. Durante el rodaje, el director sufre una ceguera psicológica que no se atreve a revelar por miedo a perder la oportunidad de relanzar su carrera. Muestra el cinismo y el mercantilismo que rodea a la industria de Hollywood, sólo preocupada por el negocio, y también una nada velada crítica a gusto cinematográfico de los europeos, pues el filme, pese a haber sido rodado por un director ciego que no sabía ni dónde estaban los actores ni hacia donde estaba enfocando la cámara, es alabado por la crítica del Viejo Continente por vanguardista y rupturista, aunque el público yanqui salía mareado de los cines.

A quién le guste 'El crepúsculo de los Dioses' le recomiendo '¿Qué fue de Baby Jane?', la película que relanzó a Bette Davids. Trata sobre la senectud de la que había sido una niña prodigio del cine mudo y que vivía olvidada cuidando de una hermana paralítica (Joan Crawford). Es una película inmensa con dos grandiosas interpretaciones.

Y por una vez voy a hablar -que no a recomendar- una película española. 'La niña de mis ojos' de Juanma Trueba, que recrea el rodaje en la Alemania nazi de una película típica española, con bandoleros, cantaores y gitanas bailando y cantando coplas... en alemán. Lástima que la excesiva politización de nuestro cine se acabe cargando lo que podía haber sido una película muy original.

"Cazador blanco, corazón negro" recrea, al igual que la mencionada "RKO..." el rodaje de una película, en este caso el de 'La Reina de África'. Más que sobre la película en sí, sobre la experiencia del director, interpretado por Eastwood. Al parecer Huston usó del rodaje para dedicarse a cazar elefantes. En esta recreación no se usan los nombres originales de Huston, Bogart o Heppburn, y la película tampoco se titula 'La Reina...', no sé si por cuestiones de copyright.

Y para acabar, Cinema Paradiso. No la comento porque supongo que todos los que esto leéis, como buenos amantes del cine, habréis visto no una, sino varias veces.

Ramón Ramos dijo...

Gracias a todos por las aportaciones. Las recopilo a continuación:
- La noche americana (La nuit américaine, François Truffaut 1973)
- Dos semanas en otra ciudad (Two weeks in another town, Vincente Minelli, 1962)
- Impacto (Blow out, Brian de Palma 1981)
- Doble cuerpo (Body double, Brian de Palma 1984)
- Un final made in Hollywood (Hollywood ending, Woody Allen 2002)
- ¿Qué fue de Baby Jane? (What ever happened to Baby Jane?, Robert Aldrich 1962)
- La niña de tus ojos (Fernando Trueba, 1998)
- Cazador blanco corazón negro (White hunter, black heart, Clint Eastwood 1990)
- Cinema Paradiso (Nuovo Cinema Paradiso, Giusseppe Tornatore 1988)

Saludos,

David Peñas dijo...

Me alegro mucho de que alguien por fin reivindique Bowfinger, porque a mi me encanta. El personaje del hermano tonto que hace Eddie Murphy es uno de mis favoritos, con unos diálogos absurdos y geniales.
Sobre Cinema Paradiso, hace poco Angel Sanchidrian (autor de "Sinopsis de Cine", que recomiendo lean algunas, aunque sea en Facebook), dijo en una entrevista que era su peli favorita, y también es una de las mías pero se me había olvidado por el tiempo que pasó desde la ultima vez que la vi, y de repente la veo nombrada 2 veces.

Ramón Ramos dijo...

Hola David,
gracias por tu comentario. Bowfinger efectivamente pasó casi desapercibida y es mejor de lo que parece a priori. Buena aportación sobre CInema Paradiso.

Saludos,