Entrada destacada

Sin riesgo no hay gloria, una reflexión sobre Star Wars

Llega mayo y se cumplen cuarenta años del estreno de La guerra de las galaxias ( Star Wars ), sin duda un punto de inflexión en la historia ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

jueves, 28 de octubre de 2010

Equilibrio emocional


En 2008 se estrenaba Ahora o nunca en la que dos hombres antagónicos de edad avanzada, con cáncer terminal diagnosticado, deciden hacer una lista de las cosas que les quedan pendientes por hacer en la vida y llevarlas a cabo antes de morir. Ahora bien, ¿qué pasaría si en vez de ser dos personas con una vida ya hecha fueran dos chavales de doce años con toda una vida por delante quienes tienen los días contados? Este es el planteamiento de Vivir para siempre (Gustavo Ron, 2010), en la que dichos niños están gravemente enfermos de leucemia y quieren experimentar lo que hacen los adolescentes, una etapa de la vida de la que son conscientes que la tienen muy cerca pero no llegarán a ella .

A pesar de lo particularmente duro del tema abordado, el film es muy agradable de ver debido al tono distendido con que es tratado, con momentos que combinan sonrisas, alguna carcajada y unas cuantas lágrimas. La línea que separa el sentimentalismo del pastelón es muy fina, igual que la frontera entre lo entrañable y lo frívolo cuando se introduce el humor en este tipo de historias. El director en este sentido juega con distintas emociones pero sin cargar demasiado las tintas en ninguna, de forma que no llega a cruzar esas delicadas barreras divisorias. Es por tanto una película muy equilibrada en cuanto al tratamiento de las emociones que maneja. No llega a ser tan intensa como La decisión de Anne, pero tampoco deja de tomarse en serio la importancia del asunto.

Por otra parte los actores Robbie Kay y Alex Etel son impresionantes, dos jóvenes promesas que llenan la pantalla en todo momento. Les acompaña otra actriz de su quinta, Ella Purnell, que si bien tiene buena presencia en pantalla, su papel es bastante secundario. Los adultos Ben Chaplin y Emilia Fox, en los roles de los padres del protagonista, también están muy correctos, pero queda patente que las estrellas de la función son los niños.

En definitiva se trata de una película muy notable, con emocionantes interpretaciones y una dirección muy equilibrada que demuestra un gran respeto del director tanto por el material que maneja como por el público al que se dirige.


Gustavo Ron presentó la cinta en Madrid junto a los actores Alex Etel y Ella Purnell, en el cine Capitol de la Gran Vía madrileña.




También publicada en Cinemanet
Leer critica Vivir para siempre en Muchocine.net
Reseñada en Amigos de Sensacine

2 comentarios:

Carlos Alberto Arellano dijo...

Vi «Ahora o nunca» la semana pasada en la televisión. (Acabo de leer tu entrada sobre esa película tras hacer clic en el enlace) Me gustó. Si yo fuera el personaje que interpreta Morgan Freeman, estaría maravillado (y profundamente agradecido) por la gran oportunidad que me está dando ese hombre rico. La tristeza por la enfermedad y una muerte no muy lejana están ahí, claro, pero sería un modo emocionante de despedirme del mundo.

Nota: Conozco a un gran explorador, John Goddard, que hizo una lista de todo lo que quería hacer en la vida cuando era un muchacho… y, absolutamente consciente de la fugacidad de la vida, empezó a cumplir sus metas antes de terminar la adolescencia.

Ramón Ramos dijo...

Carlos
si te gustó "Ahora o nunca" te gustará "Vivir para siempre". Interesante la nota sobre el explorador.

Saludos,