Entrada destacada

Fotogramas y corcheas se amalgaman en el jazz

«No hay melodía. Trasciende las notas, no es lo que se espera. Se improvisa, como lo de hoy.» Así definía el jazz Tom Cruise en la piel de ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

miércoles, 28 de julio de 2010

La fuga de los juguetes


Andy se hace mayor y sus juguetes van a parar a una guardería en la que se acaban encontrando prisioneros, por lo que deben evadirse como sea. A grandes rasgos esta es la trama de Toy Story 3 (Lee Unkrich, 2010), una especie de La gran evasión (The great escape, John Sturges 1963) en clave de comedia familiar de animación 3D. Una idea interesante aunque no excesivamente original ya que tiene el precedente de Evasión en la granja (Chicken run, Peter Lord y Nick Park, 2000), estupenda película de animación stop motion sobre unas gallinas que planean fugarse de un corral en el que viven como si fuera un campo de concentración. Esto es algo que choca un poco porque la factoría de John Lasseter nos tiene acostumbrados a historias con planteaminetos muy originales como Up, Wall-E o Ratatouille. Nos tienen habituados a mostrarnos algo insólito como un romance robótico, una rata cocinera o una casa que vuela con globos de feria, mientras que en Toy Story 3 salta enseguida la referencia a las gallinas de plastilina.

Sin embargo la nueva criatura de Pixar emerge triunfante con un guión muy sólido, como suele ser habitual en sus producciones, que perfila a los personajes con una hondura psicológica muy notable y establece relaciones muy intensas entre ellos.

Continúan primando los valores de la amistad y la lealtad como tema de fondo principal en consonancia con las anteriores entregas de la saga. La técnica de animación es impresionante, sobre todo porque consiguen que esté a la altura de las animaciones actuales en cuanto a técnica, pero los personajes conservan el encanto que poseían en la primera e innovadora cinta de 1995. Guiños para cinéfilos, conspiraciones, traiciones, acción, buenos y malos, la película tiene de todo. En algunos momentos es más adulta que infantil, por lo que en general es disfrutable por todos los públicos.

Momentos muy divertidos y otros de gran dramatismo perfectamente dosificados, hacen de esta película una deliciosa experiencia audiovisual que ilusiona y emociona.



Leer critica Toy Story 3 en Muchocine.net
Artículos relacionados: Competiciones veraniegas

4 comentarios:

Jefe Dreyfus dijo...

a mi también me vino a la cabeza la de Chicken Run..

perdona colega pero me he cargado tu comentario en el quesito, ya que he tenido que volver a publicar la entrada porque nos había dejado el blog hecho un cristo.

lo siento!

Ramón Ramos dijo...

Jefe Dreyfus
ok, me vuelvo a pasar por el blog, aunque no creo que me quede igual que antes.

Saludos,

Sesión Golfa dijo...

Cierto es que esa originalidad de las dos que mencionas no puede lograrse con una tercera parte de nada, pero en su conjunto, creo que podrían estar a la altura las tres. Un saludo, amigo.

Ramón Ramos dijo...

Sesión Golfa,
totalmente de acuerdo, las 3 son muy buenas películas. La primera por ser la primera y las secuelas mantienen el nivel.

Saludos,