Entrada destacada

Sin riesgo no hay gloria, una reflexión sobre Star Wars

Llega mayo y se cumplen cuarenta años del estreno de La guerra de las galaxias ( Star Wars ), sin duda un punto de inflexión en la historia ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

jueves, 6 de diciembre de 2007

Ecología y ficción

Es de todos conocido que la ecología, como tema en el cine, se ha explotado mucho en el género documental, como Nómadas del viento o El viaje del emperador. Pero ¿qué pasa con el cine de ficción? Pues también hay películas muy interesantes, y otras no tanto.
Recuerdo que en 1994 se estrenó En tierra peligrosa (On deadly ground, Steven Seagal) que se anunciaba como una combinación de acción y ecología y me pareció una propuesta interesante, así que fui al cine a verla. Gran error; es dos películas diferentes: una típica de Seagal y otra con un discurso sobre el medioambiente, pero ambas partes están mezcladas como el agua y el aceite. Alguno puede pensar que realmente son dos géneros muy difíciles de casar. Difícil, pero no imposible. Recuerdo una película muy interesante titulada Dispara a matar (Shoot to kill, Roger Spottiswood 1988) en la que un agente del FBI persigue a un asesino a través de las montañas con la ayuda de un guía que conoce el terreno como la palma de su mano. El argumento es el típico thriller, pero el choque entre la mentalidad urbana del agente (Sidney Poitier) y la del montañero (Tom Berenger) tiene más contenido ecológico que el mensaje de Seagal metido con calzador. Por cierto, Dispara a matar quizá alguien la conozca como Deadly pursuit, por lo visto en Reino Unido se estrenó bajo este título.
La selva amazónica siempre ha dado mucho juego. En 1985 John Boorman dirige La Selva Esmeralda (The Emerald Forest); la construcción de una presa en Brasil es el telón de fondo para contar la historia del hijo de un ingeniero que es raptado por una tribu y criado por los aborígenes como uno más de ellos. En 1992 John McTiernan dirige a Sean Connery en Los últimos días del Edén (Medicine man) en la que un excéntrico científico recibe la visita de una supervisora (Lorraine Bracco) de la fundación que está subvencionando su investigación. La aldea en la que trabaja se ve amenazada por la construcción de una carretera. La música de Jerry Goldsmith es estupenda. Ambas películas son maravillosas, pero mi favorita es La Costa de los Mosquitos (The Mosquito Coast, Peter Weir 1986). Un paranoico inventor (Harrison Ford) crea una máquina capaz de generar hielo a partir del fuego y arrastra a su familia a autoexiliarse en una selva tropical, totalmente alejada de la civilización, donde él pretende crear con su invento un nuevo mundo, pues está convencido de que una guerra nuclear acabará con la sociedad que conocen. Pues bien, la película en su momento no tuvo demasiado éxito, posiblemente debido a que el público no estaba preparado para ver a su héroe, Han Solo o Indiana Jones, convertido en un obsesivo paranoico, pero lo cierto es que Ford probablemente haya dado en esta película una de las mejores interpretaciones de su carrera.

5 comentarios:

Sesión Golfa dijo...

Dos reflexiones:

1- Muy interesante hablar de la faceta no real de las películas documentales.
2- ¿Como te dejaste engañar y fuiste a ver una del Seagal, hombre?, jejejeje.
Un saludo.

http://blogs.periodistadigital.com/sesiongolfa.php

elputocriticón dijo...

steven seagal?? jojojojojo ya me lo imagino luchando contra los que contaminan a patada limpia!

los últimos días del eden recuerdo que era un poco coñazo y que Sean Connery llevaba un pelucón de escándalo.. bueno, de hecho como en todas las pelis de "acción" que hace.

saludos!

Carlos Alberto Arellano dijo...

¡Hola, Ramón!

Vi «La Costa de los Mosquitos» en la televisión, hace años. ¡Buenísima! Sí, sin duda, uno de los mejores papeles en la carrera de Harrison Ford. Su personaje es extraordinario.

Siempre he pensado que Peter Weir se inspiró, para darle vida a ese personaje, en José Arcadio Buendía, el patriarca de «Cien años de soledad», la novela de Gabriel García Márquez. Que tomó como modelo tanto su personalidad alocada como sus proyectos disparados. Uno de los cuales lo llevan a él y a sus hombres al interior de una selva espeluznante.

También recuerdo a River Phoenix. ¡Qué buen actor! Es una pena muy grande que se haya muerto. Hemos perdido, yo creo, a uno de los más grandes actores de este tiempo.

Ramón: Muy interesante tu artículo. Se lee con mucha facilidad. O sea: está muy bien escrito.

¡Saludos!

Posdata: Si la película «La Costa de los Mosquitos» está basada en una novela, entonces pienso que el autor de esa novela es el que se inspiró en José Arcadio Buendía para escribirla.

Posdata II: Ahora recuerdo que prometí ver tus cortos cuando regresara a tu blog.

Rachel9 dijo...

"En tierra peligrosa" es la película mas original de Steven Seagal: salen árboles.

Me da mucha vergüenza decirlo, pero tengo que confesaros que creo haber visto todas la películas de Steven Seagal. El motivo: mi padre se las tragaba todas y nos arrastraba a toda la familia con él. La verdad es que soy incapaz de distinguir una de otra, porque a parte de la similitud de los argumentos, el señor Seagal es el mismo en todas las películas. Ese pelo alopécico engominado, esos ojos entrecerrados, esos labios fruncidos... Es la misma expresión que tiene en todos los carteles de todas sus películas, da igual que esté feliz, que este triste, que este colérico, siempre siempre la misma cara. Esto tendría un pase si las películas tuvieran interés, pero yo me acuerdo que me echaba unas risas con mi padre, que pienso que ése era el motivo real por el cual las veía.

Algunas películas de Steven Seagal: esa que hace de policía que queda en coma y se despierta una década después con el pelo medio metro mas largo, jajaja... lo primero que te peguntas es por qué no le ha crecido la barba; es de alabar la previsión de las enfermeras que le cuidaban porque despierta a mediados de los 90 y el pelo repeinado hacia atrás con coleta causaba furor. Lo malos eran unos traficantes de droga jamaicanos que parecían Bob Marley con sobredosis de anabolizantes. El enfrentamiento final es la mayor muestra de sadismo de la historia del cine, a su lado "El Coleccionista" de William Wyler parece "Adivina quién viene a cenar esta noche". Durante no menos de cinco minutos Seagal experimenta con el malo todos los golpes mortales que conoce pero falla miserablemente, y lo único que hace es mutilarle golpe tras golpe. Mientras el espectador espera ansioso que coja de una vez la pistola que está en el suelo y le pegue un tiro para acabar con su sufrimiento. Al final le hace atravesar un ventanal y parece que todo ha terminado para él, pero en vez de matarse en la caída, resulta que, como esta cayendo por el hueco del ascensor, queda clavado en el freno del mismo y su agonía se hace mas larga.

En otra en la que era cocinero en barco de guerra, jajaja... toda la tripulación es secuestrada por unos terroristas que utilizan el buque para controlar un satélite militar que puede destruir ciudades. Afortunadamente el cocinero se escapa y consigue quitarle a uno de ellos el disquete en el cual irían las claves de los objetivos y sin ellas el satélite no podía funcionar. Me pregunto yo, ¿ve alguien normal que unos tíos monten ésta y no se preocupen de hacer una copia de seguridad del disquete? Ahora que lo pienso no sé si esto pasaba en la primera parte o en la segunda, en el buque de guerra o en el tren...

La mejor película de Steven Seagal es la coprotagonizada por Kurt Russel en la que se muere a las cinco minutos de empezar la película. xD

Ramón Ramos dijo...

Sesión Golfa
sobre la segunda reflexión: cosas de la edad.

elputocriticón
pues luchó contra los que contaminan no una sino dos veces, existe un Entierra peligrosa 2, que se estrenó directamente en vídeo.

Carlos
La costa de los Mosquito se basa en la novela de Paul Theroux. Así es, una lástima lo de River Phoenix.

Rachel9
la peli con Kurt Russel era Decisión Crítica y está muy bien, es la ópera prima de Stuart Baird que habitualmente es montador y ha trabajado mucho con Richard Donner (Arma letal, Supermán, La profecía, etc). La de Seagal en el barco era Alerta máxima, con un plus de calidad sobre las anteriores suyas por la presencia de Tommy Lee Jones y Gary Busey. La de los jamaicanos era Señalado por la muerte, perfectamente olvidable.
Saludos,