Entrada destacada

Secuelas tardías, ¿una buena idea?

Hace poco se publicaba el primer teaser de Blade Runner 2049 , cuyo estreno está previsto para octubre de este año. Se trata de la secuela ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

viernes, 12 de junio de 2009

La guerra contra las máquinas


Terminator Salvation (McG, 2009) es la cuarta parte de la saga iniciada en 1984 por James Cameron. En esta ocasión ya no hay viajes en el tiempo, como las entregas anteriores, ahora se trata de describir la guerra contra las máquinas y la consolidación de John Connor como líder de la resistencia. Lo que hasta ahora había sido tan sólo el prólogo de cada una de las entregas se convierte en casi dos horas de metraje.

Christian Bale encarna con convicción al protagonista, a la altura del Connor adolescente de Terminator 2: El juicio final (Terminator 2: Judgement day, James Cameron 1991), interpretado por Edward Furlong, y lejos de la descafeinada versión del personaje que mostró Nick Stahl en Terminator 3: La rebelión de las máquinas (Terminator 3: Rise of the machines, Jonathan Mostow 2003).

Sam Worthington se revela como el terminator con un lado humano que aporta a la película el debate sobre la diferencia entre los humanos y las máquinas. Si bien la sombra de Schwarzenegger es alargada y las comparaciones difíciles de eludir, hay que reconocer que Worthington ha salido airoso de la encrucijada. No se puede sustituir una imagen que se ha convertido en todo un icono de la historia del cine, pero se puede salvar la situación con mayor o menor éxito y creo que en este caso se puede considerar que el chico ha cumplido.

Si bien en los prólogos respectivos de las anteriores entregas se mostraba un futuro frío fotografiado en tonos azules, ahora que el futuro se hace presente llama la atención que el tono se ha vuelto más bien ocre para mostrar la misma frialdad en un escenario desértico devastado por la contienda entre los hombres y los terminator.

El ritmo de la película es adecuado, en tanto en cuanto a que la acción está bien dosificada, no se hace recargada en ningún momento ni tampoco aburrida. Incluso se puede hablar de un interés que va in crescendo, de forma que al principio al espectador le puede costar ubicarse para saber exactamente lo que está ocurriendo pero la evolución de la historia va haciendo que aumente el interés paulatinamente hasta el clímax final. Si bien al inicio parece que no tiene que ver con el resto de la saga, hacia la mitad del metraje comienzan a sucederse los homenajes a las anteriores entregas. Son guiños en todos los aspectos, tanto en planificación, situaciones, frases, etc.

Salvo algunos planos rodados con cámara en mano sin justificación alguna, la dirección de McG es bastante correcta, de forma que consigue una meritoria cuarta parte por debajo, pero a corta distancia, de las dos primeras de Cameron y bastante superior a la tercera de Mostow.

6 comentarios:

Sesión Golfa dijo...

Oye, pues me das ganas de verla. Tomo buena nota. Un saludo.

tomas dijo...

Lo mejor, Sam Worthington que -creo- se come a Bale y el hecho de que se nota la mano de Jonathan Nolan en ciertas cosas del guión.
Saludos.

Sargento Redball Woods dijo...

Gracias por la información recluta.
Estaría bien tener un par de Terminators de esos para mi campo de batalla. Espero que tengan los circuitos sumergibles.

Gran crítica, siga así.

Carlos Alberto Arellano dijo...

Ramón:

Yo no tuve la suerte de ver «Terminator» en el cine. Vi esa película en la televisión. Y me gustó mucho. Y sí, James Cameron es un gran director. También me gustó la segunda parte. Pero no tanto como la primera. La tercera no me gustó. Me pareció muy interesante tu frase: El debate sobre la diferencia entre los humanos y las máquinas. Y esto me lleva a pensar en un libro que me gusta mucho: «La era de las máquinas espirituales» (1999) de Ray Kurzweil. Según Kurzweil, dentro de cien años ya no habrá diferencia entre humanos y ordenadores. Eso es muy impresionante. Posdata: ¿No tienes contador de visitas? Yo creo que tu blog, por los temas y los títulos que pones, debe tener muchas visitas. ¡Saludos!

Ramón Ramos dijo...

Sesión Golfa
si eres fan de Terminator creo que te gustará.

Tomas
coincido contigo en que Worthington es la gran revelación de la película.

Sargento Redball
encantado de saludarle. Bienvenido al blog.

Carlos Alberto
a mí la tercera tampoco me gustó, no me aportó nada, sin embargo me gustó más la segunda que la primera, quizá por ver a Schwarzenegger haciendo de bueno en vez de malo y por los efectos especiales. Tomo nota del libro que recomiendas.

Saludos,

Anónimo dijo...

cine actual para ti
http://cine-actualizado.blogspot.com/