Entrada destacada

Secuelas tardías, ¿una buena idea?

Hace poco se publicaba el primer teaser de Blade Runner 2049 , cuyo estreno está previsto para octubre de este año. Se trata de la secuela ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

jueves, 29 de septiembre de 2016

Hace 40 años que Gene y Richard fueron a Chicago


En 1976 se estrenaba en Estados Unidos la película El expreso de Chicago (Silver Streak), dirigida por Arthur Hiller, responsable de la exitosa Love estoy. A la cartelera española llegaría casi un año después. Era la primera colaboración artística entre Gene Wilder y Richard Pryor. Volverían a trabajar juntos en tres películas más a lo largo del tiempo: Locos de remate (Stir crazy, 1980) dirigida por Sidney Poitier, No me chilles que no te veo (See no evil, hear no evil, 1989) nuevamente a las órdenes de Arthur Hiller, y No me mientas que te creo (Another you, 1991) de Maurice Phillips.

El expreso de Chicago es una equilibrada mezcla de comedia y thriller policiaco sobre un editor de libros que debe tomar el tren a Chicago y durante el viaje es testigo de un asesinato. Gene Wilder tenía ya una buena trayectoria en cine cuando hizo esta película, y concretamente en aquel momento era muy popular por el éxito de El jovencito Frankenstein, de Mel Brooks, estrenada dos años antes. Por su parte Richard Pryor también tenía ya varios títulos a sus espaldas, pero los más recordados de su filmografía son posteriores a este film. Completan el reparto Jill Clayburgh, Patrick McGoohan y Ned Beatty. Es interesante ver también a Richard Kiel, el famoso villano Tiburón de las entregas de 007 La espía que me amó y Moonraker, inolvidable por su dentadura de acero. Pues sin esa prótesis metálica, hacía un papel prácticamente idéntico, de matón silencioso pero letal, en El expreso de Chicago, estrenada un año antes que su primera incursión en el universo del famoso espía británico con La espía que me amó.

Quizá algún lector se esté preguntando que con tanta película mítica que se puede reseñar, ¿por qué escribir sobre El expreso de Chicago, que al fin y al cabo no era más que una comedia convencional de aquella época? Pues bien, la tenía grabada en VHS, de alguna emisión que se hizo por la tele en los años 80, y en su momento fue de esas películas que vi cientos de veces.

Debido al reciente fallecimiento de Gene Wilder, hace hoy un mes, han puesto en distintos canales de televisión algunas de sus películas como El jovencito Frankenstein o Un mundo de fantasía. Homenajes muy acertados, sin duda, aunque yo recordaba El expreso de Chicago como una de sus interpretaciones más inspiradas, así que volví a verla, con cierta reticencia, pues pensaba que la encontraría muy envejecida. Sin embargo la volví a disfrutar enormemente y me ha parecido una película muy fresca, agradable de ver, con una química estupenda entre los actores, que transmiten mucha naturalidad en sus interpretaciones, y todo aderezado con una deliciosa y pegadiza música de Henry Mancini. Por todo ello tenía que dedicarle estas líneas en el blog.

No hay comentarios: