Entrada destacada

El verano ya llegó

Que si verano por aquí, que si verano por allá… No se habla de otra cosa en estos días. Y no es para menos por la fuerza con que ha entrado ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

lunes, 3 de noviembre de 2014

Padres, hijos, egos y juicios

Robert Downey Jr. se quita la armadura de Iron Man y la perilla de Tony Stark pero conserva su arrogancia narcisista para encarnar a un abogado de la gran urbe sin escrúpulos que cobra unos más que jugosos honorarios defendiendo a peces gordos acusados de grandes estafas, evasión de impuestos, desvíos de capital a paraísos fiscales y demás delitos financieros. Por otra parte Robert Duvall interpreta a su padre, juez en un pueblo de Indiana que imparte justicia con un particular sentido del bien y el mal que le ha hecho ganar tanto admiradores como enemigos. Padre e hijo viven separados no sólo por la distancia física sino también por rencillas e incompatibilidad de caracteres entre dos fuertes personalidades con visiones de la vida muy dispares y con sus respectivos egos muy bien alimentados. Cuando muere la esposa del juez, el abogado debe volver a su pueblo natal para asistir al entierro de su madre, y estando allí su padre es acusado de homicidio.

Esta es la historia que nos cuenta El juez, hábil mezcla de melodrama familiar con
thriller judicial protagonizado por un tour de force de dos enormes Robert y Robert. Entre los secundarios cabe destacar la presencia de Billy Bob Thornton, en el rol de fiscal, y Vincent D'onofrio, como el hermano mayor de Downey. Completa el cuadro familiar un tercer hermano, el menor, interpretado por Jeremy Strong, a quien hemos podido ver en títulos como El incidente, Lincoln, o La noche más oscura. El contrapunto femenino entre tanto varón lo pone Vera Farmiga, nominada al Oscar por Up in the air, y coprotagonista en Código fuente. Dirige David Dobkin, que cambia de registro tras dirigir varias comedias como De boda en boda o Los rebeldes de Shanghai.

El críptico pasado del juez en la relación con sus hijos se va desvelando poco a poco a lo largo del metraje en paralelo con la investigación policial de la muerte del individuo de la que se acusa a su señoría. El guión corre a cargo de Nick Schenk, involucrado en el libreto de Gran Torino. El ritmo narrativo es fluido, pero la duración tal vez excesiva para el tipo de película que es. No obstante no se hace pesada y mantiene el interés durante todo el metraje, debido especialmente al carisma de sus dos protagonistas, sobre todo Downey que está omnipresente en todo el film. La puesta en escena de Dobkin es convencional, acercándose peligrosamente al tratamiento televisivo, pero es realzada por la fotografía del polaco Janusz Kaminski, habitual de las películas de Spielberg desde La lista de Shindler en adelante.

En definitiva una interesante película sobre relaciones paternofiliales y fraternales en el marco de una trama judicial. Reflexión sobre la familia, el orgullo, el ego, los errores del pasado, todo ello transmitido por un elenco de excelentes actores encabezado por Duvall y Downey Jr.

No hay comentarios: