Entrada destacada

Secuelas tardías, ¿una buena idea?

Hace poco se publicaba el primer teaser de Blade Runner 2049 , cuyo estreno está previsto para octubre de este año. Se trata de la secuela ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

miércoles, 14 de noviembre de 2012

La opción Hollywood


Tras las aclamadas por la crítica Adiós, pequeña, adiós y The Town: Ciudad de ladrones, Ben Affleck vuelve a sentarse en la silla del director haciendo una incursión esta vez en el género de espías con la película Argo, la historia real de una operación de rescate llevada a cabo por la CIA en enero de 1980. En noviembre de 1979, un grupo de iraníes tomó por la fuerza la embajada estadounidense en Teherán. Seis diplomáticos lograron escapar pero se quedaron atrapados en la ciudad, exiliados en la embajada canadiense. El gobierno baraja varias opciones sobre el plan de rescate y finalmente se deciden por la "opción Hollywood" ideada por el agente de la CIA Tony Méndez, que consiste en sacar del país a los rehenes haciéndolos pasar por un equipo de rodaje que busca localizaciones en la capital iraní para rodar los exteriores de una película de ciencia ficción.

Affleck demuestra un dominio narrativo excelente y una gran capacidad para crear tensión manejando elementos muy sencillos, sin gran parafernalia. Además la película goza de una magnífica ambientación y muy buena caracterización de los actores.

Argo mezcla hábilmente elementos muy dispares como el thriller político, el cine de espías, la autocrítica sobre el mundo de Hollywood, y una historia basada en hechos reales. Todo ello aderezado con elementos propios de documental, pinceladas de humor en los momentos adecuados y un ritmo narrativo que no decae en ningún momento.

Los actores forman un elenco muy sólido. No resalta una interpretación sobre las demás, sino que todos forman un conjunto muy compacto que transmite veracidad. El agente protagonista, Tony Méndez, es encarnado por el propio Affleck. Entre los secundarios encontramos rostros conocidos como Victor Garber, que da vida al embajador canadiense. Hace unos años lo pudimos ver en la piel de otro personaje real a bordo del Titanic, donde interpretaba a Thomas Andrews, jefe de construcción de barcos encargado del mítico buque de la White Star Line. También encontramos en el reparto de Argo al gran John Goodman, visto el año pasado como productor de Hollywood en The artist, metido ahora en la piel de John Chambers, el encargado de maquillaje de numerosas películas de ciencia ficción que asesora al agente Méndez para crear la tapadera. Goodman va acompañado de otro secundario ya veterano: Alan Arkin, destacado por su rol de abuelo pintoresco en Pequeña miss Sunshine, que encarna aquí al productor Lester Siegel, el cual colabora con Chambers en la creación de la farsa y tiene los diálogos más cómicos de la cinta. Es interesante ver el lado camaleónico de Scoot McNairy, haciendo de diplomático cuando hace apenas dos meses lo veíamos en la piel de un yonqui protagonizando junto a Brad Pitt Mátalos suavemente.

En definitiva Argo es una gran película con buen ritmo, estupenda ambientación, interpretaciones de alto nivel, y Ben Affleck ha dado un paso muy sólido hacia adelante en su carrera como director.


Puedes escuchar este artículo aquí: Ir a descargar

Leer critica Argo en Muchocine.net

1 comentario:

carnet de manipulador de alimentos dijo...

Entretenida, con ritmo, a la vieja usanza, también previsible y superficial, 'Argo' sin embargo es una prueba más del talento narrativo de Affleck. Un buen rato de cine, que es mucho, pero tampoco nada más. Saludos!!!!