Entrada destacada

El verano ya llegó

Que si verano por aquí, que si verano por allá… No se habla de otra cosa en estos días. Y no es para menos por la fuerza con que ha entrado ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

martes, 9 de octubre de 2007

Se desata la pasión

He visto hace poco una película que me perdí en su momento en el cine y que me había quedado con ganas de ver: Love actually (Richard Curtis, 2003). Es una estupenda comedia romántica coproducida entre Reino Unido y Estados Unidos, en la línea de Notting Hill (Roger Michell, 1999) o Cuatro bodas y un funeral (Four weddings and a funeral, Mike Newell 1994), de las cuales Richard Curtis es guionista. Love actually goza de un reparto estelar con figuras de primera fila como Hugh Grant, Emma Thompson, Laura Linney, Liam Neeson, Colin Firth, y un largo etc, los cuales protagonizan diferentes historias de amor paralelas que acaban entrelazándose. Disfruto mucho con este tipo de películas aunque también me gustan otro tipo de romances, como los clásicos glamourosos de Hollywood tipo Tu y yo (An affair to remember, Leo McCarey 1957) con la estupenda pareja formada por Cary Grant y Deborah Kerr en un inolvidable drama romántico, o la comedia La costilla de Adán (Adam's rib, George Cukor 1949) con la genial pareja Katherine Hepburn y Spencer Tracy. Los únicos romances que me dejan indeferente son los pretendidamente realistas como Frankie & Johnny (Garry Marshal, 1991) o Love story (Arthur Hiller, 1970).
Los que realmente me encantan son aquellos en los que el amor alcanza tintes épicos, las pasiones desatadas en situaciones límite como Moulin Rouge (Baz Luhrmann, 2001), Titanic (James Cameron, 1997), El último mohicano (The last of the mohicans, Michael Mann 1992) o El fantasma de la ópera (The Phantom of the opera, Joel Schumacher 2004).
Y por supuesto no podría cerrar un post dedicado al cine romántico sin nombrar la historia de amor más cinematográfica de todos los tiempos: Casablanca (Michael Curtiz, 1942), sin comentarios.
¿Es importante el amor en el cine? Si el amor es fundamental en la vida y el cine es un reflejo de la misma...la conclusión es obvia.

6 comentarios:

Rachel9 dijo...

Dentro de las grandes películas románticas yo incluiría "La Bella y La Bestia", de Walt Disney. No conozco a nadie que no haya llorado con esa película y no hablo sólo de niños. Y por supuesto sacaría a Titanic de tu lista. Titanic es como "Love Story" pero con barco y un presupuesto que deja al de "La Guerra de las Galaxias" a la altura de el de un cortometraje: en el fondo no es más que un rollo sensiblero, simple, facilón y plano. Titanic no es una película romántica sino de efectos especiales, en donde lo único que interesa es lo que le pasa al buque.

Coincido con la de "Casablanca", es un de las mejores pelculas de la Historia por sus protagonistas, su argumento, por su guión y su director: no tiene ni un fallo. Es absolutamente perfecta.

Para no ponerlo todo de color de rosa añado a la lista "Días de vino y rosas", una película romántica pero dramática en la que el amor y la fidelidad de la esposa por su marido acaban destruyendo su vida.

Pero para película de amor épico, "Duelo al sol". Anda, supera eso Galax.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Todas muy buenas y todas muy románticas, las películas que mencionais. Pero quizá hay una, y por cierto algo olvidada, que yo la pondria no entre las mejores, sino como muestra del cine romántico, me refiero a "Breve encuentro", de David Lean e interpretada pr Trevor Howard y Celia Hohnson, una verdadera joya de este género. Saludos.

Anónimo dijo...

Hay un pequeño error, en el apellido de la actriz es Johnson, en lugar de Hohnson (dichosas prisas). Pablo.

Ramón Ramos dijo...

Rachel, Titanic es la única película que he visto 3 veces en el cine. Buen apunte el de Duelo al sol. ¿Otro amor épico?...Espartaco, de Kubrick.
Pablo, conozco el título de Breve encuentro pero no la he visto. Me la apunto. Gracias por la recomendación.
Saludos

Rachel9 dijo...

Y no podemos olvidar "Carta de una desconocida" de Max Ophuls o "Vertigo", del maestro del suspense, aunque esta última abandona el terreno del romanticismo para introducirse en el fetichismo directamente.

Siempre que pienso en películas románticas me acuerdo de "El manantial". Aunque el tema de la película es el de la exaltación del individualismo y el genio frente a la masificación y la docilidad, hay una secuencia en la que el protagonista masculino, Gary Cooper, ve por primera vez a aquella por la que luchará durante toda la película. La secuencia se construye con primeros planos centrados en las miradas alternándose con otros en los que se ve la musculatura sudorosa de Cooper trabajando en la cantera. ¡Es casi pornográfico! XD.

Se ha cumplido el cincuenta aniversario de la publicación de "La rebelión de Atlas", obra de Ayn Rand, autora de "El Manantial", y que recoge los mismos principios éticos y morales de ésta. Si os interesa podéis leer la información que aparece en Libertad Digital

Ahora me voy a videar "Mujer en la Luna" de Fritz Lang, en la que el sacrificio por amor también está presente.

Un saludo a todos. Ya nos veremos, Galax.

Adrián Massanet dijo...

Pues lo siento, no me agrada Love Actually. No me la creo, no hay tensión, es todo muy predecible y ñoño...

Pero me has dado una idea, un post sobre películas románticas.

Saludos!