Entrada destacada

Secuelas tardías, ¿una buena idea?

Hace poco se publicaba el primer teaser de Blade Runner 2049 , cuyo estreno está previsto para octubre de este año. Se trata de la secuela ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

sábado, 9 de mayo de 2015

No hay vencedores y vencidos, sólo vencidos

Los libros de historia nos hablan de quién ganó o perdió una guerra, pero en realidad las contiendas no dejan vencedores y vencidos, sino sólo vencidos. En ambos bandos mueren miles de personas, de manera que por ambas partes hay miles de civiles que han perdido algún ser querido en el campo de batalla. Y los que en tiempo de guerra son enemigos, se pueden volver amigos y aliados tras el armisticio. Este es el tema que sirve como marco para el desarrollo de la trama de El maestro del agua (The water diviner), que transversalmente toca temas de interés como la paternidad y el instinto de protección de los seres queridos.

El maestro del agua es el debut de Russell Crowe como director en el largometraje de ficción. Hasta ahora había dirigido el documental Texas y dos cortometrajes, y desde luego ha entrado en la profesión por la puerta grande. Para dar este paso en su carrera ha optado por una película de aventuras de corte clásico. Durante la batalla de Gallipoli contra los turcos, los tres hijos de un matrimonio de granjeros australianos caen en el campo de batalla. Una vez finalizada la guerra, y tras la muerte de la madre, el padre jura sobre la tumba de su mujer devolver a casa los cuerpos de sus tres hijos desaparecidos.

El épico viaje de este granjero australiano en pos de la verdad sobre sus hijos viene retratado con una preciosa fotografía en tonos cálidos por parte de Andrew Lesnie, ganador del Oscar por su trabajo en El Señor de los Anillos: la comunidad del Anillo, y una vibrante partitura musical a cargo del compositor australiano David Hirschfeld, que ha trabajado con otros directores compatriotas como Peter Weir o Buzz Lurman.

Protagoniza la película el propio Crowe secundado por Olga Kurilenko, a la que veíamos hace poco como partenaire de Pierce Brosnan en La conspiración de Noviembre. Pero si hay un actor que destaca por encima de todos es Yilmaz Erdogan encarnando a un oficial turco de mirada profunda e inquietante, que se erige como el personaje más interesante de la historia, el perfecto ejecutor durante la guerra que busca la redención a sus acciones, consciente de que a pesar de cumplir con su deber no es justo lo que está haciendo.

Aventura, drama, romance, exotismo, épica, un interesante cóctel de elementos que Russell Crowe consigue mezclar correctamente para elaborar una llamativa carta de presentación como director. Habrá que ver lo que será capaz de hacer en el futuro.

No hay comentarios: