Entrada destacada

Secuelas tardías, ¿una buena idea?

Hace poco se publicaba el primer teaser de Blade Runner 2049 , cuyo estreno está previsto para octubre de este año. Se trata de la secuela ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

jueves, 30 de marzo de 2017

El fantasma en el caparazón (Ghost in the shell)

En 1989 se publicaba un cómic manga titulado Ghost in the shell, de enorme popularidad entre los aficionados al género, que fue llevado al cine de animación japonés en 1995, convirtiéndose en película de culto. Ahora llega una versión de acción real made in Hollywood de la mano de Rupert Sanders, el director de Blancanieves y la leyenda del cazador, con Scarlett Johansson como protagonista. Su título en España es Ghost in the shell: el alma de la máquina. Este subtítulo añadido en nuestro país es bastante descriptivo en cuanto al concepto básico en torno al cual gira la película.

A estas alturas hemos visto tantos films de ciencia ficción sobre inteligencia artificial y cibernética, que es complicado hacer algo que no remita a referencias y ecos de otras películas. En este caso el personaje protagonista podría antojarse como un cruce entre Nikita y Robocop con tintes de Desafío total, en un ambiente a caballo entre Blade Runner y Matrix, o incluso Origen. La trama argumental tampoco ofrece nada que no se haya visto antes: un proyecto secreto para construir el arma perfecta, y una conspiración en las altas esferas de una megacorporación que goza de privilegios para operar a sus anchas.

Sin embargo, la forma de desarrollar la historia, y la absorbente atmósfera que recrea, apoyada en un apabullante diseño de producción y una envolvente partitura musical, hacen que Ghost in the shell: el alma de la máquina no sea una cinta más de ciencia ficción, sino que tenga entidad propia, ofreciendo un entretenido espectáculo de acción futurista de primer orden, en clave de thriller tecnológico. Además consigue que el mensaje que subyace, el ensalzamiento del espíritu humano por encima de cualquier avance industrial, no se diluya entre la acción y la tramoya tecnológica, sino que prevalezca, se haga patente y esté presente durante casi todo el metraje.

Scarlett Johansson despliega el carisma suficiente para llevar el peso protagonista en solitario. Entre los secundarios cabe destacar la recuperación de dos estrellas que, a pesar de seguir trabajando, gozaron de gran popularidad hace unos años. Ambos tuvieron su momento más álgido posiblemente durante el cambio de milenio. Por un lado la actriz francesa Juliette Binoche, conocida especialmente por El paciente inglés, Chocolat y la trilogía Tres colores, y por otra parte el actor japonés Takeshi Kitano, conocido por títulos cargados de violencia como Sonatine, Brother, o Zatoichi, entre otros.

Gracias a Sensacine por la invitación al preestreno de esta película.

No hay comentarios: