Entrada destacada

Sin riesgo no hay gloria, una reflexión sobre Star Wars

Llega mayo y se cumplen cuarenta años del estreno de La guerra de las galaxias ( Star Wars ), sin duda un punto de inflexión en la historia ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

lunes, 31 de octubre de 2016

Un extraño doctor viajando por el multiverso

Llega una nueva producción de Marvel Studios: Doctor Extraño (Doctor Strange), dirigida por Scott Derrickson, especializado en cine de terror. Tuvo hace unos años una incursión en el género de ciencia ficción con un malogrado remake de Ultimatum a la Tierra. Lo que sí había dejado patente es que tiene un sólido conocimiento en el manejo de las tecnologías digitales. Ahora se incorpora al universo Marvel con la adaptación de uno de sus personajes menos conocidos y el resultado es muy interesante tanto en el aspecto técnico como conceptual.

Un arrogante y exitoso neurocirujano ve truncada su meteórica carrera profesional al sufrir un accidente con su coche. Desesperado por no conseguir recuperar plenamente sus facultades mediante los últimos adelantos de la medicina, decide buscar una vía alternativa de sanción en las artes místicas, a pesar de su escepticismo en ese tema.

La película goza de un espectacular aspecto visual que justifica el surrealismo de sus apabullantes imágenes por desarrollarse la acción en universos solapados, espacios multidimensionales y viajes astrales, o lo que es en resumidas cuentas el multiverso. En este sentido el film nos trae reminiscencias de Origen, de Christopher Nolan, o incluso de Matrix, de los hermanos Wachowski. Por otra parte el hecho de ser un superhéroe que desarrolla poderes mentales, puede recordar en cierto modo a La Sombra, un superhéroe de DC Cómics llevado al cine en 1994 por Russell Mulcahy.

Además del poderoso tratamiento gráfico, Doctor Strange aporta conceptualmente un contenido interesante por el planteamiento del debate entre razón y fe, ciencia y misticismo, lo físico y lo etéreo. Es realmente una historia de conversión de un escéptico en creyente cuando su vida se viene abajo y debe encontrar un nuevo rumbo. Por lo demás la película tiene escenas de acción bien resueltas, buen ritmo narrativo y golpes de humor efectivos y correctamente dosificados. Todo el conjunto se ve aderezado por la acertada música de Michael Giacchino, responsable de partituras como las de Del revés, El destino de Júpiter, o Jurassic World, por citar algunas.

El reparto lo encabeza Benedict Cumberbach, protagonista de The imitation game, y hace suyo el personaje como Robert Downey Jr. hizo con Iron Man. Le acompañan Rachel McAdams, vista a principios de año en Spotlight, Chiwetel Ejiofor, protagonista de 12 años de esclavitud, Tilda Swinton, vista en El gran hotel Budapest, y Mads Mikkelsen, el otrora villano de Casino Royale, que en esta ocasión también es el malo de la función.

No hay comentarios: