Entrada destacada

Sin riesgo no hay gloria, una reflexión sobre Star Wars

Llega mayo y se cumplen cuarenta años del estreno de La guerra de las galaxias ( Star Wars ), sin duda un punto de inflexión en la historia ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

domingo, 16 de octubre de 2016

Los siete variopintos magníficos

El director japonés Akira Kurosawa estrenaba en 1954 la película Los siete samurais, sobre un pueblo de gente humilde que es atacado por una banda de forajidos y deciden contratar a siete samurais que los defiendan de sus atacantes. Hollywood siempre ha estado al quite de cazar buenas ideas y hacer su propia versión las mismas, así que en 1960 se estrenaba Los siete magníficos, dirigida por John Sturges, que trasladaba esta misma historia al género western, situando la acción en un pueblo mexicano de agricultores que son hostigados por una banda comandada por el malvado Calvera, estupendamente interpretado por un genial Eli Wallach. El reparto contaba con rostros muy conocidos de la época como Yul Bryner, Steve McQueen, James Coburn, Robert Vaughn, Charles Bronson, Brad Dexter y Horst Buchholz, actor alemán que debutaba en Hollywood con esta película tras iniciar su carrera cinematográfica años atrás en su país de origen.

El film se ha convertido en un título mítico de la historia del cine, y ha sido objeto a lo largo de los años de innumerables imitaciones. Ahora llega a las pantallas un remake de la mano del director Antoine Fuqua. La nueva versión de Los siete magníficos (The magnificent seven) cuenta con un plantel de estrellas encabezado por el carismático Denzel Washington acompañado de Ethan Hawke, Vincent D'Onofrio y Chris Pratt, que despliega aquí más carisma que sus otros descafeinados personajes de héroe en Jurassic World o Guardianes de la galaxia. El grupo lo complementan los menos conocidos Byung-hun Lee, Manuel García-Rulfo y Martin Sensmeier. El villano de turno lo interpreta Peter Sarsgaard. Además pone el toque femenino al elenco la actriz Haley Bennett en el papel de la persona que decide contratar al grupo de pistoleros. Bennett había trabajado ya junto a Denzel Washington a las órdenes de Fuqua en The equalizer. Por otro lado Washington ganó el Oscar a mejor actor principal bajo la batuta de Fuqua en Training day, en la que también compartió protagonismo con Ethan Hawke.

Los personajes, además de representar a distintos arquetipos del western y tener distintas personalidades que contrastan entre sí, también dan un aspecto variopinto al conjunto desde el punto de vista físico ya que se trata de un grupo interracial e intercultural: hay un negro, un asiático, un indio comanche, un mexicano y tres blancos, de los cuales uno es de edad notoriamente más avanzada que los demás.

En esta ocasión el escenario de Los siete magníficos es un pueblo estadounidense de agricultores que se ve amenazado por un hombre de negocios sin escrúpulos que pretende quedarse con las tierras para explotarlas como mina de oro. En este sentido la película nos trae ecos de El jinete pálido (Pale rider) de Clint Eastwood. En la trama subyacen temas de interés como el debate entre justicia y venganza, o también la implicación en una causa, el hacer cosas por los demás porque es lo correcto, independientemente de si se recibe o no una retribución a cambio, tema también tratado en su predecesora. No obstante son temáticas que se esbozan pero no se profundizan, y es que el guion de la película es correcto estructuralmente pero resulta algo pobre en cuanto a diálogos, que en cambio sí eran muy buenos en el clásico de Sturges.

Visualmente la película es poderosa. Las escenas de acción están perfectamente coreografiadas y rodadas con garra por parte de su director. El film goza de un buen arranque, decae un poco el interés en la parte del reclutamiento de los pistoleros, que resulta algo sosa, y finalmente culmina en un clímax de enorme poderío visual. Globalmente resulta espectacular, vibrante y entretenida.

No hay comentarios: