Entrada destacada

Sin riesgo no hay gloria, una reflexión sobre Star Wars

Llega mayo y se cumplen cuarenta años del estreno de La guerra de las galaxias ( Star Wars ), sin duda un punto de inflexión en la historia ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

sábado, 12 de septiembre de 2015

Nos mudamos

Ático sin ascensor es una película sencillamente deliciosa. Protagonizada por Diane Keaton y Morgan Freeman supone una llamada a recuperar el sentido común y la lógica natural de las cosas en una sociedad irracionalmente acelerada y enloquecida, donde la superficialidad y la banalidad nos han llevado a normalizar actitudes moralmente reprobables, como la competitividad agresiva en la que para captar un cliente se busca más el cómo embaucarlo que el cómo atraerlo para que se sienta a gusto con uno.

Esta crítica social subyace tras un tono de comedia romántica ligera muy agradable de ver, que se expone con una trama tan sencilla como eficaz: un matrimonio que lleva 40 años viviendo en un luminoso y entrañable apartamento de Brooklyn, se ve en la situación de plantearse cambiar de vivienda debido a que con su edad se hace cada vez más difícil vivir en el último piso de un edificio sin ascensor.

Dirige Richard Loncraine, responsable de películas como Firewall, Wimbledon o Ricardo III. La realización es convencional, dejando que los actores se luzcan y sean ellos los reyes de la función. Aunque la pareja protagonista son dos monstruos de la pantalla con buena química en escena, les secunda con gran convicción y presencia Cynthia Nixon, conocida por la serie de TV Sexo en Nueva York, en el rol de la sobrina del personaje de Keaton.

La música corre a cargo de David Newman, habitual compositor en comedias. Se pueden escuchar sus partituras en películas como Bowfinger el pícaro, Mi vida en ruinas, Los Picapiedra o Ice Age, por citar algún ejemplo.

No hay comentarios: