Entrada destacada

El booktrailer de Historia de un blog de cine

Enlaces relacionados: Presentación del libro Historia de un blog de cine . Galax Pictures, el libro .

Busca en Galax Pictures Cine Blog

domingo, 12 de julio de 2015

Nostalgia jurásica

Jurassic Park fue un éxito sin parangón en 1993. Su segunda parte, El mundo perdido, también fue bastante exitosa, y resulta entretenida y espectacular, aunque esté por debajo de su antecesora. Luego llegó Parque Jurásico III, una tercera parte en la que Spielberg se quedó en las funciones de producción, cediendo la dirección a Joe Johnston, responsable de títulos como Rocketeer, Capitán América o Jumanji. A nivel técnico es impecable pero la historia carecía de sentido, y quizá fue el motivo de su relativo fracaso. La primera exponía los riesgos del proyecto del parque, la segunda nos mostraba la trastienda, otra isla en la que experimentaban antes de enviar a los dinosaurios a exhibirse ante los turistas, y la tercera entrega no aportaba nada a la evolución de esta historia, ya que simplemente se trataba de una aventurilla de un niño que por accidente cae en la isla y sus padres buscan la ayuda del doctor Grant para rescatarlo. Salvo la irrupción de los pterodáctilos la cinta no aportaba nada nuevo.

La evolución lógica a las dos primeras habría sido la apertura del parque una vez subsanados los defectos del primer intento. El sueño de John Hamond hecho realidad. Y ese momento ha llegado 22 años después de la primera entrega. Estamos en Jurassic World, un enorme parque temático que recibe miles de visitantes cada día. Lleva diez años funcionando y las criaturas ya no impresionan tanto como al principio, de manera que a los responsables del parque no se les ocurre otra cosa que jugar con los genes para inventarse un dinosaurio híbrido con ADN de distintas especies, haciéndolo más grande, más fiero, y el gran error, más inteligente.

El único actor del elenco que enlaza con la primera película es BD Wong, en el papel de Henry Wu, el ingeniero jefe que juega con los genes. Por otra parte los nuevos rostros que protagonizan la película son Chris Pratt, al que vimos en Guardianes de la galaxia, en el rol de un cuidador de velocirraptores, Bryce Dallas Howard en el papel de la ejecutiva que regenta el parque, Vincent D'Onofrio en un personaje algo pasado de vueltas que busca la forma de utilizar la destreza de los velocirraptores con fines militares, y los niños Ty Simpkins y Nick Robinson que interpretan a los sobrinos de la ocupada y estresada gerente.

Dirige Colin Trevorrow, aunque la sombra de Spielberg es tremendamente alargada. La película está bien construida y rezuma nostalgia por todas partes, desde el uso de la música original de John Williams hasta los decorados abandonados del parque original. Resulta en general una muy digna secuela de la saga, si bien los nuevos personajes no tienen la misma fuerza que los originales de la película primigenia. Trepidante, espectacular, entretenida, y con la moraleja en la historia de que la ambición desmedida nos lleva a cometer una y otra vez los mismos errores.

1 comentario:

Carlos dijo...

No fue tan desastrosa como esperaba, esos guiños nostálgicos a Jurassic Park se agradecen y en global para mi gusto es una película entretenida pero sin más. Un saludo!