Entrada destacada

Fotogramas y corcheas se amalgaman en el jazz

«No hay melodía. Trasciende las notas, no es lo que se espera. Se improvisa, como lo de hoy.» Así definía el jazz Tom Cruise en la piel de ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

sábado, 21 de febrero de 2015

Desparrame occidental en oriente

Ha llegado a las carteleras españolas The interview, la polémica película que provocó un ciberataque, supuestamente de Corea del Norte, a la productora Sony Pictures por la ridiculización que hace el film de la figura del dirigente de este país asiático.

La película es una comedia gamberra perpetrada por los artífices de Juerga hasta el fin, de hecho este es el segundo film como directores del tándem formado por Seth Rogen y Evan Goldberg. El propio Rogen protagoniza junto a James Franco, y la verdad es que la química entre los dos colegas funciona a la perfección.

La historia en sí es delirante: el presentador y productor de un show televisivo nocturno de entrevistas a famosos, se lleva la sorpresa de que su programa es uno de los favoritos de Kin Jong Un, el líder de Corea del Norte, así que deciden contactar con la embajada para decir que les gustaría entrevistarlo, aunque sin demasiadas esperanzas de conseguirlo. Sin embargo la respuesta del gobierno norcoreano es positiva, circunstancia que aprovecha la CIA para convencer a los dos colegas de la tele de que maten al mandatario norcoreano.

La cinta goza de buen ritmo, una trama interesante, mucha chispa, actores convincentes, efectos especiales, una estupenda caracterización de Randall Park para interpretar a Kin Jong Un, y mucho humor gamberro. El desenlace de la película es una traca pirotécnica en medio de tanto delirio cómico que recuerda en cierto modo a Tropic Thunder.

El único lastre que tiene el film en su conjunto es la redundancia de los diálogos. La comicidad imperante es el típico humor burdo y grueso norteamericano basado en continuas metáforas escatológicas y sexuales puestas en boca de personajes frívolos y superficiales. El caso es que en el primer tercio del film esto funciona muy bien, pero llega un momento hacia la mitad del metraje en que este tipo de chistes se hace un poco reiterativo de más rayando en lo grotesco, y los personajes se quedan estancados en su evolución, cuando se podría haber sacado algo más de ellos. Sin embargo llegado el momento cumbre, la entrevista, la película remonta el vuelo y termina por todo lo alto.

Reconozco que me reí mucho, pero me dejó la sensación de que el material que manejan podría haber dado más de sí y se han conformado con ir a lo fácil. En fin, una comedia delirante con elementos de periodismo, política y espías para reírse un rato y pasarlo bien en el cine.

No hay comentarios: