Entrada destacada

Sin riesgo no hay gloria, una reflexión sobre Star Wars

Llega mayo y se cumplen cuarenta años del estreno de La guerra de las galaxias ( Star Wars ), sin duda un punto de inflexión en la historia ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

domingo, 26 de octubre de 2014

Pacino y De Niro: paralelismos y convergencias

Al Pacino y Robert De Niro son dos grandes indiscutibles de la gran pantalla que además se han granjeado sendas carreras cinematográficas encarnando personajes con registros similares, especialmente mafiosos. Ambos nacieron en Nueva York, Pacino tres años antes que De Niro. Ambos son de ascendencia italiana, Pacino de padres italianos y De Niro con ancestros de Italia por la vía paterna y con mezcla de sangre de varios países europeos por parte de madre. Ambos debutaron a finales de los años 60 y forjaron su fama en la industria del cine durante la década de los 70.

Pacino ha encarnado a mafiosos en películas como la saga de El Padrino, El precio del poder, Atrapado por su pasado, Donnie Brasco, e incluso hizo de mafioso de cómic en la adaptación a la pantalla de las viñetas de Dick Tracy. También hacer de policía le ha ayudado a fraguar su carrera con títulos como Serpico, A la caza, o Melodía de seducción. Curiosamente, a pesar de haber sido nominado varias veces a los Premios de la Academia, su único Oscar le llegó por un personaje que no tiene que ver con estos registros. Recibió la estatuilla por Esencia de mujer, un drama en que encarna a un oficial del ejército retirado, ciego y con un carácter muy difícil que le hace llevarse mal con todo el mundo, incluso con su familia.

De Niro ha sido mafioso en títulos como Uno de los nuestros, Casino, Érase una vez en América, Los intocables de Elliot Ness, e incluso se ha autoparodiado en este tipo de registro con la comedia Una terapia peligrosa. Ha sido galardonado por la Academia de Hollywood en dos ocasiones: la primera como Mejor Actor Secundario por El Padrino II, en la que encarna a Vito Corleone de joven, y la segunda como Mejor Actor Principal por Toro salvaje, donde encarna al boxeador Jake LaMotta.

Pero aparte de sus triunfos por separado sus filmografías tienen tres títulos en común:

1. El Padrino II (Francis Ford Coppola, 1974): es la primera vez salían ambos en una película pero por separado. El film se compone de dos historias narradas en paralelo: por un lado la juventud de Vito Corleone, cómo llegó a Estados Unidos y sus comienzos en la mafia. Por otro lado la historia de Michael Corleone, sucesor de su padre don Vito, dando continuidad a la primera entrega de la saga. De Niro es don Vito de joven y Pacino es Michael, por tanto trabajan en la misma película pero sin compartir ni un solo plano, ya que protagonizan historias distintas dentro del film. Como anécdota cabe citar que De Niro se había presentado al casting de la primera parte haciendo la prueba para el personaje de Sonny Corleone, papel que finalmente encarnó James Caan.

2. Heat (Michael Mann, 1995): había gran expectación cuando se estrenó esta película, ya que era la primera vez que ambos actores iban a compartir escena. En los títulos de crédito iniciales aparecen ambos nombres a la vez en pantalla. La película es excelente thriller policiaco en el que De Niro encarna al líder de una banda de atracadores de bancos y Pacino al policía que les sigue la pista. Durante el film policía y ladrón se van presentando en paralelo, de manera que hasta la mitad de metraje no coinciden en una misma escena, el gran momento esperado por todos. La película goza de muy buen pulso narrativo y un memorable tiroteo en plena calle espléndidamente rodado, con unos efectos de sonido que sumergen al espectador en pleno fuego cruzado. El resto del reparto se beneficia también de otros rostros conocidos como Val Kilmer, Ashley Judd, Natalie Portman, Tom Sizemore ó Jon Voigh.

3. Asesinato justo (Jon Avnet, 2008): thriller en que ambos encarnan a dos policías veteranos de Nueva York, compañeros y amigos desde hace años, que se encuentran investigando un caso de asesinatos en serie. La película en sí es un thriller más, que no ofrece nada nuevo. Correctamente realizado, se deja ver con agrado y su mayor atractivo es el de ver trabajar juntos de nuevo a Pacino y De Niro.

No hay comentarios: