Entrada destacada

Sin riesgo no hay gloria, una reflexión sobre Star Wars

Llega mayo y se cumplen cuarenta años del estreno de La guerra de las galaxias ( Star Wars ), sin duda un punto de inflexión en la historia ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

sábado, 14 de junio de 2014

Reiniciando el día


Tras el estreno de Oblivion el año pasado, Tom Cruise repite este año el género de ciencia ficción con Al filo del mañana (Edge of tomorrow) a las órdenes de Doug Liman, el aclamado director de El caso Bourne.

La humanidad está en guerra contra unos invasores alienígenas. El oficial Cage, experto en marketing se niega a ir al campo de batalla cuando le ordenan cubrir como evento propagandístico un enorme desembarco, como fue el de Normandía en la II Guerra Mundial, que promete ser la gran batalla final. Ante su negativa lo degradan a soldado y se ve inmerso en primera línea de fuego. Sin embargo algo insólito ocurre: cuando muere el día se reinicia y vuelve a vivirlo una y otra vez recordando siempre lo vivido en cada ocasión.

Como se puede apreciar el esquema argumental es como el de la genial comedia Atrapado en el tiempo, con la diferencia de que en este caso se explica el motivo de por qué le ocurre lo que le ocurre al protagonista, mientras que en la célebre película de Harold Ramis simplemente ocurría sin más. Más recientemente tenemos otro ejemplo de este esquema narrativo en el campo de la ciencia ficción con Código Fuente, protagonizada por Jake Gyllenhal, en la que un militar se somete voluntariamente a un experimento que consiste en revivir una y otra vez los minutos antes a un atentado en un tren con el objetivo de encontrar al culpable.

En Al filo del mañana acompaña al protagonista la actriz Emily Blunt, ya experimentada en el género de ciencia ficción con títulos como Destino oculto y Looper. Tanto Cruise como Blunt lo dan todo en sus interpretaciones y tienen buena química en pantalla. En papeles secundarios encontramos a los veteranos Bill Paxton y Brendan Gleeson cuyo buen hacer y carisma aportan valor añadido a sus esquemáticos personajes.

Los efectos especiales son de primera línea y Liman consigue un film visualmente muy atractivo con ritmo narrativo muy ágil y con las dosis de humor adecuadas incluidas en los momentos oportunos. El look de las escenas de lucha contra los alienígenas nos traen ecos de Starship Troopers, de Paul Verhoeven. Por otra parte los soldados usan unos exoesqueletos mecánicos que nos pueden recordar a Elysium, estrenada el año pasado.

Espectacular, ágil, fresca, entretenida, así podríamos resumir Al filo del mañana.

No hay comentarios: