Entrada destacada

Fotogramas y corcheas se amalgaman en el jazz

«No hay melodía. Trasciende las notas, no es lo que se espera. Se improvisa, como lo de hoy.» Así definía el jazz Tom Cruise en la piel de ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

sábado, 28 de junio de 2014

Exotismo mediterráneo con aroma a cine negro clásico

El guionista iraní Hossein Amini debuta en la dirección de largometraje con Las dos caras de enero, adaptación a la pantalla de la novela homónima de Patricia Highsmith. La firma de Amini consta en los libretos de títulos recientes como Shanghai, Drive o Blancanieves y la leyenda del cazador.

En su debut tras las cámaras nos trae un thriller de línea clásica ambientado en el exotismo mediterráneo de Atenas, Creta y Estambul. Un matrimonio norteamericano de vacaciones en Grecia, con un oscuro secreto, y un avispado guía turístico de la capital griega, se ven mezclados en un turbio asunto.

La película goza de una elegante puesta en escena y un ritmo correcto que apenas decae y mantiene el interés durante todo el metraje. También suman puntos a favor una buena fotografía y una partitura musical adecuada a cargo del español Alberto Iglesias.

Sí se le puede achacar en contra que en determinados momentos requiera algo más de garra, que resulte inquietante, y no lo consigue.

No obstante estamos ante una película bastante sólida de aroma clásico, en la línea del cine negro de antaño con un trío de actores muy convincente y bien compenetrados entre sí: Vigo Mortenssen, Kirsten Dunst y Oscar Isaac, a quien vimos haciendo de Príncipe Juan en el Robin Hood de Ridley Scott.

Agradable de ver, elegante y entretenida, así se puede resumir Las dos caras de enero.

No hay comentarios: