Entrada destacada

Secuelas tardías, ¿una buena idea?

Hace poco se publicaba el primer teaser de Blade Runner 2049 , cuyo estreno está previsto para octubre de este año. Se trata de la secuela ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

sábado, 7 de septiembre de 2013

El anabolizado sueño americano

Un musculoso monitor de gimnasio perpetra conseguir el sueño americano trazando un plan que consiste en secuestrar a uno de sus alumnos, un millonario y déspota empresario de restaurantes de comida rápida, para obligarle por la fuerza a que firme la concesión de su casa, sus bienes y sus cuentas bancarias. Todo ello con la ayuda de otros dos colegas hipermusculados, uno de ellos además cocainómano y ex-convicto. Evidentemente el plan de este "trío de ases" no sale exactamente como habían previsto.

Esto es lo que nos cuenta Michael Bay en Dolor y dinero, que parece que ha hecho un paréntesis en su saga de Transformers para hacer algo diferente. El argumento planteado puede resultar disparatado, pero saber que ha sido un hecho real resulta grotesco. Es una historia acontecida en los años 90. Una tragedia relativamente cercana en el tiempo, provocada por motivos absurdos, se ve ahora convertida en comedia de acción con formato de blockbuster veraniego.

Realmente es un material muy peligroso de manejar para no herir sensibilidades de personas cercanas a los protagonistas. Por otra parte no ridiculizar a alguien cuyo perfil psicológico viene definido por "creo en el fitness y en los Estados Unidos de América" es también una apuesta arriesgada. Cuando se aborda un despropósito como este, si fuese ficción pura y dura sería más fácil llevar a los personajes al límite sin temer que se pueda caer en la falta de respeto hacia personas reales. Quizá este resbaladizo terreno sea el mayor lastre de la película, ya que aporta una mezcla de estilos que le dan un tono algo disperso al resultado final. Al principio parece un film de Stallone con tanto culturista. Luego empieza a predominar el humor burdo y tosco tipo American Pie y similares, y cuando la cosa se pone seria se esboza un humor negro con detalles sangrientos en la línea de Tarantino. Todo ello con el estilo visual algo videoclipero propio de Michael Bay, con sus habituales panorámicas circulares y contrapicados extremos.

Por otra parte los actores están muy bien en la piel de sus personajes, dado lo delicado de las circunstancias, incluso Dwayne Johnson está muy creíble. El líder del grupo lo interpreta con solvencia Mark Wahlberg y el secuestrado es encarnado por Tony Shalhoub, protagonista de la serie televisiva Monk. En un papel secundario tenemos al siempre interesante Ed Harris, el otrora general Hummel de La Roca, también dirigida por Bay.

En definitiva estamos ante una comedia de acción de tono disperso, sin una intención clara sobre lo que nos quiere contar el director, con actores solventes, unas cuantas carcajadas y poco más.


Leer critica Dolor y dinero en Muchocine.net

No hay comentarios: