Entrada destacada

Secuelas tardías, ¿una buena idea?

Hace poco se publicaba el primer teaser de Blade Runner 2049 , cuyo estreno está previsto para octubre de este año. Se trata de la secuela ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

domingo, 22 de septiembre de 2013

Cambiando el mundo en un garaje

Podcast (versión audio de este artículo):


La vida de un genio con luces y sombras, odiado y amado a partes iguales, resulta muy atractiva para convertirla en película, y encaja en casi todos los perfiles de los personajes históricos que han creado algo grande. Ahora le toca el turno al fundador de ordenadores Apple, el célebre y mediático Steve Jobs, encarnado con convicción por el actor Ashton Kutcher para la gran pantalla en el film titulado, simplemente, Jobs.

Al contrario que otros biopics de este año, como Lincoln o Hitchcock, en los que se retrata al personaje en cuestión durante un momento concreto de su vida, para la producción sobre el creador del ipod y el iMac, entre otras cosas, se ha recurrido al clásico esquema de película biográfica abarcando prácticamente todos los años de la vida del protagonista en los que se produjeron los mayores hitos de su carrera. Esta forma narrativa establece una curiosa paradoja: un film de corte convencional para retratar la trayectoria de un hombre inconformista que luchó por romper moldes en contra de todo convencionalismo. No es la primera vez que nos encontramos con curiosidades contradictorias de este tipo. Por ejemplo, en los años 90 Tim Burton estrenaba Ed Wood, posiblemente la mejor película de su filmografía. Una producción con estrellas como Johnny Depp o Bill Murray, dirigida por un autor de reconocido prestigio para contar la vida del que está considerado como el peor director de la historia, que hacía películas baratas con actores desconocidos, a excepción del famoso Bela Lugosi en sus últimos años de vida, cuando ya nadie se acordaba de su grandeza pasada.

Por otra parte el contarnos la gesta de una persona que ha influido notablemente en los hábitos actuales de la gente para el uso de la tecnología, nos trae ecos de La red social, el reciente biopic de David Fincher sobre Mark Zuckerberg, fundador de Facebook. Los perfiles de ambos personajes y sus relaciones con amigos y colaboradores, así como sus vidas privadas, tienen muchos puntos en común. Sin embargo mientras Fincher logró una más que notable película utilizando los conflictos personales de los protagonistas como eje principal del drama, en Jobs se ha primado el relato de la evolución de la empresa Apple, de forma que las disputas se muestran para contar la historia pero no para transmitir emociones. Tanto se centran en Apple que se ha obviado completamente la etapa de Jobs al frente de Pixar.

En definitiva, me ha gustado la película, es interesante el personaje de Steve Jobs y está muy bien ambientada en los años 70 y 80, tanto por música como por la fotografía. Es una película correcta pero quizá demasiado convencional en su tratamiento.


Leer critica Jobs en Muchocine.net

1 comentario:

Anónimo dijo...

Buenas!
Recientemente ví "Jobs" y me pareció entretenida, desde la creación de Apple, motivo de la marcha y retorno de Jobs; particularmente a mí se me pasó el tiempo bastante rapido.

A mi en concreto que me atrae la historia de la informatica esta me parece una pelicula para completar viendo "Piratas de Silicon Valley", donde se explica paralelamente el inicio de Apple, el de Microsoft, lo sucedido con respecto a Windows, la importancia de IBM hasta entonces.

-Javi-