Entrada destacada

El verano ya llegó

Que si verano por aquí, que si verano por allá… No se habla de otra cosa en estos días. Y no es para menos por la fuerza con que ha entrado ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

domingo, 30 de septiembre de 2012

Humor de cine


A veces se encuentran cosas curiosas buscando en el pasado. En 1996 dibujé esta viñeta para participar en el Salón del Humor de aquel año.

domingo, 23 de septiembre de 2012

Espíritu tarantiniano


Sensacine ha organizado un nuevo evento con sus colaboradores y seguidores: esta vez nos han llevado a ver Mátalos suavemente.

Brad Pitt, a pesar de su fama de guaperas, ha mostrado en otras ocasiones que le va la marcha en registros extremados y algo underground, como en Doce Monos de Terry Gillian, por la estuvo nominado al Oscar, o la cinta de Quentin Tarantino Malditos bastardos así como en Snatch, cerdos y diamantes de Guy Ritchie. Ahora llega a las pantallas convertido en un cínico asesino a sueldo en Mátalos suavemente (Killing them softly), bajo la batuta de Andrew Dominik, director del poético western El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford.

En este caso la acción se desarrolla en ambiente mafioso, y trata de unos aficionados que atracan una timba en la que juegan personajes poderosos de la mafia. La película se enmarca en barrios marginales con la crisis política y económica actual como telón de fondo. Durante todo el film se van oyendo fragmentos de discursos políticos en la radio de los coches, o en la televisión de los bares, estableciendo un paralelismo entre la podredumbre de las altas esferas y la de los bajos fondos. Un ejercicio de estilo interesante con aroma setentero y ecos del cine tarantiniano.

El resultado final es algo irregular, con momentos muy brillantes de interpretación, especialmente por parte de James Gandolfini, y algunos golpes de humor negro muy logrados. También cabe destacar una secuencia rodada con un ralentí exagerado, en la línea de la reciente Dredd. En los momentos más flojos lo que da es una sensación de estar viendo a un Tarantino trasnochado, o una imitación descafeinada de Pulp fiction.

En definitiva Mátalos suavemente es una cinta que no deja indiferente pero que no acaba de ser lo redonda que podría haber sido con el material que maneja. Está correctamente narrada, bien dosificada, pero quizá le falta conseguir el tono adecuado para materializar sus pretensiones.


Leer critica en Muchocine.net
También lo puedes escuchar aquí: Ir a descargar

domingo, 16 de septiembre de 2012

Historia, espías y exotismo: Shanghai

Con dos años de retraso se estrena en España Shanghai, una película de corte clásico con ecos de Casablanca como gran referente, y otras cintas tales como Havana, El sastre de Panamá ó Deseo, peligro, que conjugan conspiraciones y exotismo enmarcados en un momento convulso de la historia como telón de fondo. En este caso el escenario es la ciudad china que da título a la película y la trama se desarrolla en los albores de la entrada de Japón en la II Guerra Mundial con el bombardeo a Pearl Harbour.

John Cusack interpreta a un espía estadounidense que acude a esta ciudad para ayudar a un compañero en una investigación. El amigo es asesinado y el recién llegado comienza a buscar al culpable. En su camino se cruzan el jefe de una banda local y su mujer, encarnados respectivamente por Chow Yun Fat y Gong Li, que ya habían formado pareja artística en La maldición de la flor dorada. El cuarto en discordia es un militar japonés interpretado por Ken Watanabe, el jefe del clan que acogía a Tom Cruise en El último samurai. Cabe también citar entre los personajes menos relevantes a dos rostros conocidos: por un lado la actriz alemana Franka Potente, protagonista revelación en Corre, Lola, Corre, y compañera de Matt Damon en las dos primeras entregas de la saga Bourne. Por otra parte un secundario habitual del cine de acción: David Morse, que ha participado en títulos como La Roca, Memoria letal, Negociador y un largo etcétera.

Objetivamente la película es impecable en todos sus aspectos, tanto técnicos como artísticos, con una estupenda ambientación y elegante puesta en escena. La cinta podría haber sido una película redonda si no fuera porque deja una sensación de ser convencional, de que le falta un punto de distinción que la haga única. Quizá una frase mítica, el carisma especial de algún actor, un plano impactante, es decir, ese tipo de detalles que pueden hacer que un film pase de ser bueno a ser inolvidable es lo que le falta a esta interesante historia de espionaje.

En cuanto al director se trata del sueco Mikael Hafström, que ya había trabajado con John Cusack en la película 1408 y se encuentra actualmente ultimando su nuevo film The tomb, en la que volveremos a ver juntos a Stallone y Schwarzennegger tras la reciente Los mercenarios 2.

En definitiva, con Shanghai estamos ante una cinta entretenida y bien realizada, que se disfruta con gusto. Espías, historia, romances, glamour, exotismo y un cuarteto de actores de peso como protagonistas, unos buenos ingredientes bien combinados para pasar una agradable velada de cine.


Leer critica Shanghai (2010) en Muchocine.net

También lo puedes escuchar aquí: Ir a descargar

lunes, 10 de septiembre de 2012

Dos turistas británicos en Madrid


Tras cuatro años de ausencia, tras Sangre de Mayo, José Luis Garci vuelve a las pantallas con Holmes & Watson: Madrid days, una interesante propuesta que consiste en situar a Sherlock Holmes y al doctor Watson en Madrid tras la pista de un asesino que imita el modus operandi de Jack el Destripador.

El estilo es muy de su autor y en ello estriban los mayores aciertos y debilidades del film. El ritmo narrativo es pausado y la cadencia de las interpretaciones es totalmente lineal. Esto tiene el inconveniente de que en determinadas escenas la propia situación pide que se transmita más emoción, más garra, especialmente en las que tienen que ver con la trama policiaca. La forma de actuar de los actores es la misma cuando descubren un cadáver que cuando cuentan un chiste o hablan de temas trascendentales. Funciona mejor como film costumbrista que como relato de misterio.

Por otra parte la pasión de Garci por los clásicos del cine y por la ciudad de Madrid, nos aporta una ambientación de época con unos planos de gran belleza que son un auténtico regalo para la vista. Además también en los datos históricos se ve un minucioso trabajo con especial atención al detalle y funciona muy bien el intercambio cultural entre los visitantes ingleses y los oriundos españoles. Otro punto interesante es el de hacer interactuar personajes ficticios con personas reales, tal como hizo Woody Allen en Midnight in Paris. Encuentros del famoso detective con figuras históricas como Isaac Albéniz o Benito Pérez-Galdós, están muy bien encajados en la trama.

El legendario detective de Arthur Conan Doyle se ha llevado al cine en diversas ocasiones, tanto adaptando las novelas originales como reinventando el personaje para darle otro punto de vista. El gran Billy Wilder hizo su propia versión del mítico investigador en clave de comedia con La privada de Sherlock Holmes. También fue muy curiosa en su momento otra propuesta cómica: Sin pistas, con Michael Caine y Ben Kingsley como duo protagonista, en la que se supone que el verdadero detective es Watson. Otro interesante ejemplo es el de El secreto de la pirámide, de Barry Levinson, que propone cómo pudo ser el primer encuentro entre Holmes y Watson cuando ambos eran estudiantes. Más recientemente hemos visto la adaptación de una novela gráfica con Sherlock Holmes, de Guy Richie, en la que encontramos a un atlético Robert Downey Jr. como un Holmes desaliñado al que le va tanto la acción física como la intelectual y reparte estopa a diestro y siniestro.

El Sherlock de Garci, encarnado muy correctamente por Gary Piquer, el villano de El capitán Trueno, se presenta como una figura crepuscular, de vuelta de todo y hastiado por la podredumbre del sistema. Se encuentra en un momento en que le preocupa más lo trascendente que lo terrenal. Un mito que ha dado ya todo lo que tenía que dar y le busca un sentido a la vida. Como viene siendo habitual en las películas de Garci, el elenco de actores es bastante extenso. Un reparto coral en el que cada actor secundario sublima su personaje por corta que sea su intervención. Watson es encarnado de forma sólida con notable presencia en la pantalla por José Luis García Pérez. De entre los muchos secundarios destacaría a Enrique Villén y Víctor Clavijo. De interpretaciones femeninas cabe destacar, por hacer muy suyo el personaje, a las actrices Belén López y Macarena Gómez.

Poética, crepuscular, nostálgica, son algunos de los adjetivos con los que se podría definir esta película, pero en definitiva Holmes &Watson: Madrid days es un film de autor, de un apasionado del cine y de Madrid, una película de José Luis Garci.



Leer critica Holmes & Watson: Madrid days en Muchocine.net

También lo puedes escuchar aquí: Ir a descargar

jueves, 6 de septiembre de 2012

Yo soy la ley

Gracias a Cinemascomics y a Aurum pude disfrutar el pasado lunes 3 de septiembre del preestreno de Dredd, presentada por su protagonista, Karl Urban.

En 1995 se adaptó a la gran pantalla el cómic Juez Dredd con Sylvester Stallone de protagonista, secundado por Diane Lane, Max Von Sydow y el cómico de moda en el momento Rob Schneider. El villano de turno era nada más y nada menos que Armand Assante. Un gran plantel de actores y un grandioso diseño de producción que acabó en un fracaso de taquilla, y es que la realización del director Danny Cannon resultó algo irregular. El caso es que ahora llega a las pantallas una nueva adaptación del violento cómic bajo el breve y directo título de Dredd, tan escueto y seco como su personaje principal.

En esta ocasión el tono cambia bastante. Si en la anterior se presentaba un futuro muy lejano, ahora se presenta más inmediato, con unos enormes edificios como si cada uno fuese una pequeña ciudad vertical, llamados megabloques, en medio de los últimos resquicios de las ciudades tal como las conocemos ahora. La película es más oscura y cercana a nuestro presente que su antecesora. La ambientación es sensacional y resulta estimulante en su parte estética por el uso de interminables ralentíes, justificados por ser el punto de vista de aquellos que ingieren una droga cuyo efecto es percibir la realidad al 1% de la velocidad normal. Estas ralentizaciones de la acción sirven al director para sacar el máximo partido al 3D y recrear planos de gran belleza plástica, con ciertas reminiscencias a algunos títulos chinos del género wuxia como la célebre Hero. En otros momentos utiliza también esta acción casi estática con fines sanguinolentos, pareciéndose más bien a otras adaptaciones de novelas gráficas como Watchmen ó 300. En cualquier caso esa elaboración estética es uno de los puntos fuertes de la película.



Por lo demás la historia es bastante simple: el juez Dredd debe evaluar a una novata y durante ese día ambos acaban acorralados en un un megabloque, como si fuese Jungla de cristal a lo bestia, por una banda de narcotraficantes. Un argumento que recuerda de alguna manera a Training day, solo que en este caso el protagonista no se corrompe sino que al contrario, es un gran defensor de la justicia, aunque sea a su manera. La aspirante al puesto es una mutante con poderes psíquicos, algo que nos puede traer reminiscencias de Desafío Total, y la villana de la función es una ex prostituta muy sanguinaria que comanda un clan de fabricación y distribución de droga. A Dredd lo interpreta Karl Urban, visto en El señor de los anillos y la última de Star Trek, entre otras. En la piel de la chica mutante se ha metido la joven actriz Olivia Thirlby, que tenía un papel secundario en Juno, y la cruel mala malísima de la película es Lena Heady, la aguerrida reina espartana de 300.

Dirige Pete Travis, un director británico curtido en la televisión que nos trajo a los cines hace unos años un curioso ejercicio de estilo titulado Vantage point, sobre un atentado contra el presidente estadounidense durante una visita a España, concretamente a Salamanca.

En definitiva Dredd es una película entretenida de acción pura y dura, con una trama simple sobre agentes de la ley que se enfrentan a narcotraficantes y una narración que transcurre sin giros de guión ni sorpresas finales, pero resulta un ejercicio de estilo muy interesante en su tratamiento estético y su gran empaque visual.


Leer critica Dredd en Muchocine.net

También lo puedes escuchar aquí: Ir a descargar

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Nuevo vídeo para Cinemanet

El pasado viernes 31 de agosto tuvo lugar en Madrid una rueda de prensa de Cinemanet para presentar un nuevo festival de cine denominado ¡Qué bello es vivir!, una propuesta en positivo que se lanza a la piscina en una época complicada para todo pero especialmente para el mundo de la cultura.

Como en anteriores ocasiones Galax Pictures ha cubierto el evento con este vídeo:



Próximamente, en Octubre, tendrá lugar una jornada de Cine y Educación de que también daré parte en su momento.

lunes, 3 de septiembre de 2012

Piratas animados

Tras la aventura navideña Arthur Christmas realizada en animación 3D por ordenador, la compañía Aardman vuelve a su especialidad: la animación tradicional stop motion con muñecos de plastilina, con la producción ¡Piratas! (The Pirates! Band of misfits). Peter Lord dirige la cinta que despliega un apabullante diseño de producción plagado de detalles, y un guión lleno de humor británico irreverente hacia la Reina Victoria, la Royal Society y la piratería. No deja títere con cabeza, nadie se libra de la mordaz ironía; ni los piratas, ni los científicos y mucho menos los políticos.

A pesar de su gran atractivo visual y su gran sentido del humor la película no es redonda, y es que su talón de Aquiles es algo esencial: no hace vibrar al espectador. Por alguna razón los personajes no empatizan totalmente con el público. Ninguno tiene el carisma de la gallina protagonista de Chicken Run ni del perro Gromit en La maldición de las verduras. Por otra parte los gags cómicos no todos funcionan bien, y los que lo hacen inducen a la sonrisa en vez de a la carcajada, que es lo que en principio parecía que iban a provocar cuando se ha visto el trailer con anterioridad. Algunas secuencias cómicas tienen un efecto parecido al de 1941, aquella comedia disparatada de Steven Spielberg sobre la Segunda Guerra Mundial, que tuvo un presupuesto desmesurado y no hizo gracia a casi nadie llevando el film a un sonoro batacazo en la taquilla. Esperemos que a ¡Piratas! no le ocurra lo mismo.

¡Piratas! sobre el papel es genial. La historia en sí sobre el concurso de Pirata del Año, así como el encuentro con Charles Darwin y todo el pasaje en el ambiente científico de la Royal Society, son de una imaginación impagable. Y sobre la pantalla también es genial estéticamente, pero falta chispa. Falta un punto de delirio que le dé el tono adecuado y la energía necesaria al relato.

Con todas y con esas la película vale la pena, es entretenida, se deja ver, tiene buen ritmo narrativo y desde luego deja patente el extraordinario esfuerzo que supone afrontar un proyecto de estas características. La única pega es que lo que podría haber sido una gran aventura se ha quedado en una modesta aventurilla. Podría haber sido redonda pero se ha quedado a un paso de conseguirlo.


También lo puedes escuchar aquí: Ir a descargar

Leer critica ¡Piratas! en Muchocine.net