Entrada destacada

Sin riesgo no hay gloria, una reflexión sobre Star Wars

Llega mayo y se cumplen cuarenta años del estreno de La guerra de las galaxias ( Star Wars ), sin duda un punto de inflexión en la historia ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

domingo, 29 de julio de 2012

El productor es el protagonista

Ha tenido lugar ayer en Madrid el Community Day veraniego de Sensacine de este año. Una nueva reunión de bloggers y cinéfilos donde el CINE ha sido el protagonista . Desde aquí muchas gracias al equipo de Sensacine.

Uno de tantos temas que surgieron en estas conversaciones fue el de la labor de un productor cinematográfico y eso me ha dado pie para escribir este artículo. Está muy extendida la creencia de que el productor es el que pone la pasta. Puede que en algunos casos efectivamente el propio productor tenga el dinero necesario para llevar a cabo su proyecto, pero lo más habitual es buscar financiación, ya sea a través de préstamos, inversores, o técnicas de publicidad como el product placement o el branded content, que consisten en mostrar las marcas comerciales de los productos que salen en pantalla a cambio de un pago acordado con la marca anunciada.

Además de buscar la financiación, la tarea del productor, o del equipo de producción, abarca todo lo referente a la gestión del proyecto: administración del presupuesto, coordinación logística para el rodaje, localizaciones, casting, contrataciones de personal tanto técnico como artístico, alquiler de equipamiento técnico, catering, transporte, plan de rodaje, horarios, en fin, coordinar todas las acciones necesarias para que la película escrita sobre el papel pueda llegar a ser una realidad en la pantalla. Sin producción no hay película.

Se han hecho muchos films sobre la industria cinematográfica y en algunos el protagonista es la figura del productor. Así podemos ver distintos perfiles de personas que ostentan este cargo. Por ejemplo, Cautivos del mal, sensacional película de Vincent Minelli, cuenta la historia de un productor de gran carisma y fuerte personalidad, que producía un sentimiento de amor/odio en todos aquellos con los que trabajaba. Lo interpreta genialmente Kirk Douglas y encarna un personaje fascinante pero al mismo tiempo peligroso, con tanto poder de convicción que incluso impone su criterio por encima del jefe del estudio para el que trabaja.

También existe el caso de aquellos que viven a expensas de los caprichos de la gran maquinaria industrial, como es el caso de Algo pasa en Hollywood, donde encontramos a Robert deNiro interpretando a un productor que vive permanentemente pegado al móvil, cuya vida personal es un desastre porque tiene que pasarse el día resolviendo entuertos provocados por los delirios excéntricos y caprichosos de las grandes estrellas.

Luego está el caso entrañable y divertido del productor que no tiene un pavo pero sí mucha ilusión por hacer una película, aunque sea de serie Z. Steve Martin interpreta a un personaje de estas características en Bowfinger, el pícaro, divertida comedia sobre cómo este productor y su panda de pintorescos colaboradores ruedan una película con un actor de moda sin que éste se dé cuenta de que lo están grabando. En esta misma línea cabe citar la obra maestra de Tim Burton, Ed Wood, biopic sobre el que está considerado como el peor director de la historia, que también era productor de sus propias películas. Un film imprescindible con el que Martin Landau ganó el Oscar por su encarnación del gran actor de cine de terror Bela Lugosi. Se mezclan con gran equilibrio la realidad de la vida de Ed Wood con el particular universo estético de Tim Burton.

Un ejemplo que me parece muy interesante y muy completo sobre lo que es un productor es el personaje de Dustin Hoffman en La cortina de humo. A dos semanas de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, el actual presidente lo tiene crudo para revalidar su puesto debido a verse envuelto en un escándalo sexual que ha trascendido a la opinión pública. El equipo de gobierno contrata a un especialista en "solucionar problemas", al que da vida Robert de Niro, y su plan es inventarse una guerra contra Albania para desviar la atención. Necesita crear un espectáculo mediático con noticias falsas en televisión, un himno musical, y demás simbolismo, y por ello recurre a un productor de Hollywood. Aquí se muestra todo el proceso creativo de la producción para poner en marcha todo un tinglado mediático más allá del mero producto audiovisual. Realmente interesante film sobre la manipulación de la realidad en los medios.

Como último ejemplo, una visión global del mundo de la producción en clave de comedia negra: Cómo conquistar Hollywood, de Barry Sonnenfeld, en la que un matón de la mafia de Miami debe viajar a California para cobrar la deuda que un productor de Hollywood ha contraído con el capo de la mafia de Florida. El matón es John Travolta y el productor metido en el lío es Gene Hackman. Es curioso ver el paralelismo entre le duro mundo mafioso y el duro mundo de la industria cinematográfica. Ambos mundos son piscinas de tiburones, o lavabos de pirañas, según se quiera ver.

En definitiva la producción puede ser un trabajo complicado, estresante, pero también una aventura fascinante y muy satisfactorio cuando se acaba llevando a buen puerto. En todos los premios internacionales, ya sean Oscar, Goya, Bafta, y demás, no hay una categoría de premio denominada Mejor Productor, pero quien recoge el premio a Mejor película son los productores. Sin ellos no habría película.

También lo puedes escuchar aquí: Ir a descargar

domingo, 22 de julio de 2012

El caos vuelve a Gotham City

El director Christopher Nolan cierra su trilogía sobre Batman con El caballero oscuro: la leyenda renace (The Dark Knight rises). Tras ocho años retirado, al asumir las culpas de los desmanes del antiguo fiscal Harvey Dent, Bruce Wayne vuelve a enfundarse el traje negro y la máscara a juego para hacer frente a una nueva amenaza: un mercenario conocido como Bane ha organizado un ejército en las cloacas para tomar la ciudad de Gotham.

La atmósfera recreada por Nolan apoyándose en la fotografía, la música y la puesta en escena, sigue siendo tan fascinante y absorbente como en la entrega anterior. Sin embargo el tono del relato ha cambiado un poco. Mientras las dos primeras partes de la saga se impregnaban con un aire de terror psicológico, con el Espantapájaros y el Joker como sendos villanos, en esta ocasión adopta más bien un halo épico, una batalla titánica en las calles por el control de la ciudad.

Al igual que en Origen, a pesar de ciertas "chapucillas" de guión y alguna que otra escena dilatada un poco más de la cuenta, el poderoso ambiente conseguido por Nolan hace que en general uno salga del cine con la sensación de haber visto algo contundente, con empaque, algo que ha valido la pena. Es trepidante y emocionante, y ahí está la clave, que a pesar de toda la parafernalia de efectos especiales y artilugios tecnológicos, la película tiene momentos en que los actores consiguen transmitir emociones trascendiendo todo el tinglado técnico que los rodea. Lograr cierta hondura dramática en los personajes y mantener un espectáculo visual de gran envergadura en una adaptación de un cómic, ha sido crucial para el éxito de esta trilogía.

Además del elenco habitual con Christian Bale, Michael Cane, Gary Oldman, y Morgan Freeman, cabe destacar en esta cinta los nuevos fichajes femeninos: Anne Hathaway y Marion Cotillard. La primera se mete en la piel de Catwoman que se perfila como una elegante y atlética ladrona de guante blanco. Por otra parte Cotillard despliega su encanto habitual como ya la vimos en Origen, Medianoche en París o Enemigos públicos. El villano de turno también es un nuevo fichaje, obviamente, encarnado por Tom Hardy, que lo hace bien, tiene fuerza, tanto física como presencial, pero realmente el Joker de Heath Ledger dejó el listón demasiado alto. Otro fichaje interesante es el de Joseph Gordon-Levitt, que hace el rol de un joven policía admirador de Batman. Al igual que Cotillard, Gordon-Levitt también había trabajado antes con Nolan en Origen.

Lo que es innegable es el sello personal de un cineasta en un blockbuster de superhéroes. Con esta trilogía sobre Batman junto con Origen y El truco final, Nolan ha conseguido lo que otros cineastas como Spielberg, James Cameron, Sam Raimi o Tim Burton: hacer cine comercial de autor, con un estilo muy personal, llegando a ser un nombre cuya firma en un film se convierte en garante de cierto grado de calidad en la película.


También lo puedes escuchar aquí: Ir a descargar

Leer critica El caballero oscuro: la leyenda renace en Muchocine.net


lunes, 16 de julio de 2012

Dimitri, su rifle y su "pony"

Hace poco estuve viendo Río Rojo, de Howard Hawks con John Wayne y Montgomery Cliff. La había visto antes, hace tiempo, y apenas la recordaba. Sensacional western en blanco y negro, que cuenta el épico viaje de un ganadero para llevar 9000 cabezas de ganado de Texas a Missouri. La cuestión es que la música en determinadas escenas me resultaba familiar, hasta que me di cuenta de que era la misma melodía que había oído unos meses antes viendo Río Bravo, y sonaba más o menos así: Ir a descargar

Pues efectivamente, el tema principal de Río Rojo compuesto por Dimitri Tiomkin en 1948 sirvió de base para que en 1959, con letra de Paul Francis Webster, se convirtiera en la canción My rifle, my pony and me, que cantaban en Río Bravo Dean Martin y Ricky Nelson.

Ambos westerns, dirigidos por Howard Hawks, protagonizados por John Wayne y ambientados musicalmente por Dimitri Tiomkin, son sendos títulos de referencia dentro de su género. En ambas cintas se puede percibir un gran espíritu de amistad y camaradería entre sus personajes que transmite muy buen rollo al espectador. Los lazos de amistad se fortalecen bajo circunstancias adversas y extremas. En Río Rojo se ve un grupo de hombres sometidos a las condiciones salvajes de la naturaleza, y a su líder bajo una gran presión que le puede llevar a tomar decisiones equivocadas. Algo así como Motín a bordo pero sustituyendo la travesía en barco por un duro viaje a través del desierto.

Por otra parte Río Bravo nos muestra a un shérif y sus ayudantes que deben mantener entre rejas al hermano, acusado de asesinato, de un poderoso terrateniente hasta que lleguen las autoridades para hacerse cargo del criminal. En esas tensas horas de espera estarán permanentemente asediados por los matones que intentarán por todos los medios liberar al reo de la cárcel.

Dimitri Tiomkin, de origen ruso, estudió piano y composición en el Conservatorio de San Petersburgo. Emigró a Estados Unidos a mediados de los años 20 y en 1929 debutó en Hollywood, donde se labró una prolífica carrera dejando su rúbrica en las bandas sonoras de grandes clásicos como Los cañones de Navarone, Duelo de titanes, Gigante, ¡Qué bello es vivir!, o Extraños en un tren, entre otros. Trabajó en varias ocasiones con grandes directores muy diferentes entre sí, como Howard Hawks, Frank Capra, Fred Zinneman o Alfred Hitchcock. Su buen hacer se vio recompensado con tres Oscar por las partituras de Solo ante el peligro, Escrito en el cielo y El viejo y el mar. Sin duda un nombre indispensable en los compases musicales de los años dorados de Hollywood.

También lo puedes escuchar aquí: Ir a descargar


sábado, 7 de julio de 2012

Frases twitteadas vol. V


Nueva entrega de frases de cine que he compartido en twitter.

El formato, como siempre, es el siguiente:
"Frase", actor (personaje), Título en español (Título original, director, año).

Allá vamos:

1. "Es como ser fontanero:si haces bien tu trabajo nadie se enterará. Sólo si la jodes se llenará todo de mierda", Dustin Hoffman (Stanley Motss), La cortina de humo (Wag the dog, Barry Levinson, 1997).

2. "Le mataré con mis zapatos de claqué.", Gregory Hines (Sandman Williams), Cotton Club (Cotton Club, Francis Ford coppola, 1984).

3. "Comedia es igual a tragedia más tiempo.", Alan Alda (Lester), Delitos y faltas (Crimes and misdemeanors, Woody Allen, 1989).

4. "Ten cuidado con Lester.Te dirá que quiere intercambiar ideas y lo que quiere es intercambiar fluidos.", Woody Allen (Cliff Stern), Delitos y faltas (Crimes and misdemeanors, Woody Allen, 1989).

5. "Recoges los frutos de 40 años de trabajo con éxitos y fracasos, y a eso lo llaman sabiduría.", Dustin Hoffman (Stanley Motss), La cortina de humo (Wag the dog, Barry Levinson, 1997).

6. "Amistad y dinero, aceite y agua.", Al Pacino (Michael Corleone), El Padrino III (The Godfather part III, Francis Ford Coppola, 1990).

7. "Un buen plan hoy es mejor que un plan perfecto mañana.", Robert DeNiro (Conrad Brean), La cortina de humo (Wag the dog, Barry Levinson, 1997).

8. "Esta es la nuestra. Entremos y finjamos no estar en casa.", John Cleese (Rey Harold), Shrek 2 (Shrek 2, Andrew Adamson, Kelly Asbury y Conrad Vernon, 2004).

9. "He visto suficiente sangre derramada para llenar dos veces mi vida ." Kevin Costner (Robin Hood), Robin Hood, príncipe de los ladrones (Robin Hood, prince of the thieves, Kevin Reynolds, 1991).

10. "No soy pastelero. No me obligues a ser carnicero.", Val Kilmer (Simon Templar), El santo (The Saint, Phillip Noyce, 1997 ).

11. "Soy un ladrón excepcional, señora Mc Clane, y ya que me he pasado al secuestro debería ser usted más cortés.", Alan Rickman (Hans Gruber), La jungla de cristal (Die hard, John McTiernan, 1988).

12. "¿Sabes cómo soy feliz? No hago preguntas de las que no quiero saber la respuesta.", Tommy Lee Jones (Agente K), Men in Black 3 (Men in Black 3, Barry Sonnenfeld, 2012).

13. "¡Voy a arrancarte los ojos de la cara y a mearme en tu calavera! ¡Has jugado con el marine equivocado!", Jack Nicholson (Coronel Jessup), Algunos hombres buenos (A few good men, Rob Reiner, 1992).

14. "Yo desayuno Boinas Verdes, y ahora tengo hambre.", Arnold Schwarzenegger (John Matrix), Commando (Commando, Mark L. Lester, 1985).

15. "El crimen es una plaga y yo soy el remedio.", Sylvester Stallone (Marion Cobretti), Cobra-El brazo fuerte de la ley (Cobra, George Pan Cosmatos, 1986).

domingo, 1 de julio de 2012

Luhrman y Fitzgerald, una combinación prometedora

A veces los trailers pueden ser inspiradores. Si bien hace poco escribí sobre el retorno de Schwarzenegger a la gran pantalla a raíz del trailer de Los Mercenarios 2, ahora me he topado con otra pieza promocional muy interesante: El gran Gatsby, que se estrenará a finales de año. Es la nueva película de Baz Luhrman, director de Moulin Rouge y El amor está en el aire.

El arte de Luhrman, caracterizado por mostrar pasiones desatadas reforzadas por una recargada fotografía y una potente selección musical, se junta ahora con el talento literario de uno de los grandes escritores de la primera mitad del siglo XX, Scott Fitzgerald, dando como resultado la quinta adaptación a la pantalla de la obra cumbre de su autor. De las versiones anteriores la más conocida es la de 1974 interpretada por Robert Redford. Anteriormente había dado vida al personaje Alan Ladd en 1949. La primera vez que se llevó al cine fue en 1926, un año después de publicarse la novela, pero lamentablemente no se ha podido conservar ninguna copia íntegra de este film hasta nuestros días. La última adaptación hasta ahora fue para la televisión en 2001. Este año podremos ver a Leonardo DiCaprio en la piel de este personaje bajo la batuta de Baz Luhrman, con quien ya había trabajado en la surrealista versión del clásico de Shakespeare Romeo + Julieta.

Scott Fitzgerald, del que tuvimos una interesante referencia recientemente en el cine de la mano de Woody Allen con Medianoche en París, está considerado como uno de los grandes de la literatura estadounidense. Vivió intensamente los locos años 20, tanto en Estados Unidos como en Francia, una época de grandes fiestas y excesos que tocó a su fin con el famoso Crack del 29. La crisis económica internacional acabó con aquel modo de vida desenfrenado. Fitzgerald plasmó magistralmente en sus obras aquellos ambientes, convirtiéndose en un testigo fundamental de su tiempo.

La película tiene previsto su estreno, en principio, para el 25 de diciembre. Aun quedan unos meses, pero de momento ya se puede ver el trailer. A mí me parece muy prometedor. Y tú, ¿qué opinas?


Este artículo también se puede escuchar: Ir a descargar