Entrada destacada

Fotogramas y corcheas se amalgaman en el jazz

«No hay melodía. Trasciende las notas, no es lo que se espera. Se improvisa, como lo de hoy.» Así definía el jazz Tom Cruise en la piel de ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

sábado, 23 de junio de 2012

Una película delicada


El cine francés está pegando fuerte últimamente con cintas como The Artist o Intocable. Ahora llega una obra menor, en comparación con estos dos precedentes, pero muy interesante: La delicadeza (La delicatesse). Se trata, como su propio título indica, de una película delicada, tierna, entrañable, protagonizada por Audrey Tautou y Françoise Damiens. Dirigen los hermanos David y Stephan Foenkinos, según guión de David que adapta su propia novela homónima. Ambos debutan en el largometraje tras un corto anterior.

Narrativamente llama la atención el hábil y sutil uso que hacen de las elipsis temporales. De un plano a otro parece que continua la misma situación cuando en realidad han pasado varios años, algo que se percibe en pequeños detalles, simples pero acertados para que el espectador siga sin problemas el devenir de los hechos.

Los dos protagonistas están sensacionales, especialmente François Damiens, actor de origen belga que encarna en el film a un sueco afincado en París.

La música es muy interesante, con momentos emotivos, relajantes, melancólicos, que acompañan muy bien a las imágenes.

El tono es de tragicomedia, algo muy habitual en el cine independiente de los últimos años. Tiene golpes de humor muy buenos y momentos emocionantes muy tiernos. Quizá de lo que más adolece es de dilatar demasiado el inicio de la trama. El meollo está en cómo la protagonista rehace su vida tras una experiencia traumática. La primera parte de la película es más dramática y quizá le sobran algunos minutos de metraje.

En definitiva se trata de una película pequeña pero deliciosa, con buenos sentimientos y muy agradable de ver. Se estrena en España el próximo 29 de junio.



Leer critica La delicadeza en Muchocine.net
Este artículo también puedes escucharlo: Ir a descargar

sábado, 16 de junio de 2012

30 años volando en bicicleta


La primera vez que recuerdo haberme sentado en el palco de un teatro no fue para asistir a una representación sobre las tablas o a un concierto, sino para ver una película: E.T. El extraterrestre. Era una fría tarde de invierno, y es que aunque en Estados Unidos se estrenó en Junio de 1982, a España no llegó hasta Diciembre de ese mismo año. En aquel entonces se estilaba bastante el que los teatros se usaran como cines, antes de la invasión de las actuales multisalas. En fin, el caso es que había tanta gente que se desbordó el patio de butacas y acomodaron a parte del público en los palcos. Una forma especial de ver una película...mágica.

Spielberg decía que desde el primer día de rodaje supo que el film sería algo especial para él personalmente y ocuparía un lugar importante en su corazón. Lo que no adivinaba en ese momento era que sería capaz de conmover a tantos otros corazones en todo el mundo. La tierna historia de amistad entre un niño y un alienígena perdido en la Tierra, se convirtió en todo un fenómeno social que se mantuvo durante varios años como la película más taquillera de todos los tiempos.

La escena en la que Elliot sale volando con E.T. en bicicleta, es uno de los momentos más mágicos de la historia del cine. La música de John Williams acompaña a las imágenes con un in crescendo de emoción fascinante. La perfecta combinación de esta ambientación musical con la estética envolvente del bosque de noche, y los adecuados efectos especiales que permiten volar al velocípedo, hacen que la secuencia funcione con la precisión de un reloj suizo. De hecho la silueta de los protagonistas surcando el cielo con la luna llena de fondo, se ha convertido en todo un icono cinematográfico ampliamente reconocido, así como también ha servido de logo corporativo a la empresa productora de Steven Spielberg; Amblin Entertainment.

Narrativamente está bien dosificada y va trasladando al espectador por distintos estados de ánimo. Comienza con un halo de misterio, cuando llega la nave espacial a nuestro planeta. Luego pasa a la comedia al intimar el visitante con los niños de la casa, todos ellos genialmente interpretados por Henry Thomas, Drew Barrymore y Robert McNaughton, con momentos muy divertidos como la escena de la borrachera o la secuencia de los disfraces en Halloween. A la risa sigue la lágrima, y llega el drama, cuando E.T. cae enfermo. Finalmente la épica: todas las emociones anteriores se acrisolan en un desenlace espectacular en el que un grupo de chicos son asediados por agentes gubernamentales mientras llevan a su amigo de otra galaxia a reunirse de nuevo con los suyos.

Hace una década se relanzó una edición especial con motivo de su vigésimo aniversario, en la que se incluían escenas inéditas y algunos retoques de los efectos visuales empleando las últimas tecnologías digitales . Algunos detalles son interesantes pero en general no cambió sustancialmente la obra original. Lo que que sí fue un cambio importante fue el audio de la versión doblada al castellano, ya que les cambiaron las voces, supuestamente debido a mantener una continuidad con el metraje adicional.

Este relanzamiento tuvo lugar a nivel internacional en marzo de 2002, y la premier en Estados Unidos fue todo un acontecimiento. El evento fue benéfico en favor de los Juegos Paralímpicos, y tuvo lugar en el Shrine Auditorium de Los Angeles, con un aforo para más de 5000 personas. Prepararon una copia cuyo audio contenía tan solo la locución y los efectos de sonido. Eliminaron la pista correspondiente a la música de forma que el propio John Williams dirigió una orquesta de unos cien músicos, tocando la partitura en directo durante la proyección del film. Una experiencia mágica y cinéfila como pocas.

En resumen E.T. es una película que ha calado hondo en espectadores de todas las edades de distintos países y culturas, y que a día de hoy es todo un referente del cine familiar y de ciencia ficción, galardonada con cuatro Oscar en las categorías de música original, sonido, edición de sonido y efectos visuales.

Este post se puede leer y/o escuchar: Ir a descargar

Leer critica E.T. El extraterrestre en Muchocine.net

domingo, 10 de junio de 2012

Campamento de verano


El jueves pasado asistí a una nueva convocatoria de Sensacine, esta vez para ver Moonrise kingdom, que se estrenará el próximo 15 de junio, a la que también asistieron otros habituales colaboradores como La perra de Kenia, Cineralia, Claquetados o Cinedanía.

Moonrise Kingdom es la nueva película de Wes Anderson, director de Los Tenenbaums, Life Aquatic o Fantástico Mr. Fox, un peculiar cineasta que a pesar de hacer películas bastante independientes, cine de autor en estado puro, siempre consigue rodearse de grandes estrellas de la pantalla. En esta ocasión cuenta en su elenco con Bruce Willis, Edward Norton, Bill Murray, Frances McDormand, Harvey Keitel, y Tilda Swinton, que no hacen sombra en absoluto al estupendo trabajo de los auténticos protagonistas, los jovencísimos Jared Gilman y Kara Hayward, ambos debutantes en el largometraje con esta cinta.

La historia tiene lugar en una pequeña y tranquila isla de Nueva Inglaterra durante un verano en los años 60. Un chico y una chica en edad pre-adolescente huyen, de un campamento de Boy Scouts él, y de su casa de veraneo ella. Dos jóvenes en la edad del pavo, con dificultades de integración social, debidas a problemas de desarraigo familiar por distintos motivos en cada caso, se encuentran, se comprenden y se enamoran. La fuga de estas almas torturadas provoca toda una movilización para ir en su busca, en la que se involucran el jefe de policía, la familia de la niña y toda la tropa del campamento.

El meollo de la historia se puede ver como un cruce entre Romeo y Julieta y El lago Azul. Por otra parte el tono en que está contado puede resultar algo desconcertante. Parece un cuento pero no es para niños. Del mismo modo el toque surrealista propio de su director hace que a ratos no queden claras sus intenciones sobre lo que quiere transmitir. De esta forma al final el film deja una cierta sensación de desconcierto en el espectador.

En el apartado técnico es impresionante; desde los movimientos de cámara, al detallado diseño de producción, pasando por un magnífico trabajo de localizaciones naturales y una fotografía colorista muy adecuada a la época que retrata. Estupenda ambientación musical con la partitura original del prolífico Alexandre Desplat (Tan fuerte, tan cerca), y otros temas muy bien escogidos. El ritmo narrativo es algo irregular. Empieza y acaba bien pero tiene una caída importante a mitad de metraje, que no sería tan acusada en una película más trepidante, pero que con el tempo narrativo que aquí maneja hace que en ese intervalo la película parezca más larga de lo que es. Sin embargo los recursos narrativos empleados son muy interesantes, con un mesurado y oportuno uso de los flashbacks.

En general es una buena película, algo rara, o más bien muy personal, pero muy meritoria en cualquier caso, especialmente en cuanto al trabajo de producción y a la dirección de actores.



Leer critica Moonrise Kingdom en Muchocine.net

domingo, 3 de junio de 2012

Épica y oscura Blancanieves

El legendario cuento de hadas de los hermanos Grimm vuelve a la gran pantalla de la mano del debutante director Rupert Sanders, en una versión muy guerrera en la línea de las historias de espada y brujería como Willow o El señor de los Anillos. Blancanieves y la leyenda del cazador (Snow White and the huntsman) cuenta cómo la malvada Ravenna seduce al rey Magnus convirtiéndose así en la madrastra de la bella princesa Blancanieves. Cuando ésta se hace adulta supone una amenaza para la pérfida reina, la cual asesorada por su espejo mágico debe apoderarse del corazón de su hijastra para ser joven y hermosa para siempre. Blancanieves escapa y se refugia en el Bosque Oscuro. Un cazador será contratado para ir en su busca y captura.

La película es excelente en todos sus apartados técnicos, desde los eficaces y vistosos efectos digitales hasta su elaborado vestuario, pasando por un adecuado maquillaje y una correcta fotografía oscurantista, sin desdeñar en absoluto un fascinante diseño de producción. Sin embargo a la hora de emocionar o hacer vibrar al espectador tiene sus más y sus menos. Tiene momentos muy logrados, pero la sensación que deja al final es que le ha faltado un punto más de energía para ser una película redonda. El arranque resulta algo tibio y aumenta el interés desde el momento en que entran los enanos en escena, que aquí son ocho en vez de siete y aportan los toques de humor al conjunto. Son un grupo de ex mineros reconvertidos en aguerridos luchadores debido a los oscuros tiempos que corren bajo el reinado de Ravenna.

En cuanto a los actores cabe destacar la majestuosa presencia en pantalla de Charlize Theron, en el rol de la madrastra, cuya fuerza reside en su mirada, y su ya de por sí elegante porte se ve realzado por los espectaculares trajes y accesorios que luce. Por otro lado Blancanieves es encarnada por Kristen Stewart, famosa por la saga Crepúsculo, que da vida a la princesa con corrección pero sin llegar a hacer suyo el personaje. Ataviada con armadura parece Juana de Arco. Por otra parte está Chris Hemsworth (Thor, Los Vengadores), como el cazador, convincente en su papel de tío cachas y rudo que bajo su brutal apariencia en el fondo es buena gente. Entre los enanos cabe destacar al veterano Bob Hoskins (¿Quién engañó a Roger Rabbit?, Hook,…), y secundarios muy activos en relevantes títulos recientes, como Eddie Marsan (Sherlock Holmes, War horse), Nick Frost (Paul, Tintín), Toby Jones (El capitán América, Tintín) o Ray Winston (La invención de Hugo, Indiana Jones y el reino de la Calavera de Cristal).

En general resulta una interesante propuesta de aventuras y épica medieval que no llega al nivel de Braveheart ni El Señor de los Anillos, sino que más bien podríamos decir que se queda a la altura del Robin Hood de Ridley Scott, algo que no está nada mal tratándose de la opera prima de su director Rupert Sanders, curtido en el mundo de publicidad, al igual que Scott, que ahora ha dado el salto al largometraje cinematográfico con esta notable cinta plagada de hechizos y batallas.



Leer critica Blancanieves y la leyenda del cazador en Muchocine.net
También en Amigos de Sensacine