Entrada destacada

El verano ya llegó

Que si verano por aquí, que si verano por allá… No se habla de otra cosa en estos días. Y no es para menos por la fuerza con que ha entrado ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

sábado, 7 de abril de 2012

Espías y conspiraciones en España


En los últimos años hemos visto a Hollywood situando sus intrigas internacionales de celuloide en nuestro país: un atentado contra el presidente de USA durante un acto en Salamanca, en Vantage point, o a Tom Cruise junto a Cameron Díaz correteando por Sevilla en Noche y día, incluso el superespía Jason Bourne tuvo un fugaz paso por Madrid en El ultimátum de Bourne, sin olvidar que en décadas pasadas el mismísimo agente 007 encarnado por Pierce Brosnan estuvo en Bilbao para el prólogo de El mundo nunca es suficiente (The world is not enough, 1999), y más atrás en el tiempo, con el rostro de Roger Moore, protagonizó una espectacular persecución entre olivos con un 2CV amarillo para la cinta Sólo para sus ojos (For your eyes only, 1981).

El director Mabrouk El Mechri, responsable de la aclamada JCVD, según algunos la mejor película de Jean-Claude van Damme, viene a rodar a España un thriller de acción con el sugerente título La fría luz del día (The cold light of day), que suena muy bien pero, sinceramente, tras el visionado del film no acabo de entender el por qué de este nombre. Un joven empresario estadounidense que pasa por un momento crítico de su negocio, viaja al Levante español a pasar unos días de vacaciones con su familia navegando en un velero. Su padre es un supuesto agregado cultural en la embajada, aunque pronto se revelará que en realidad es un agente de la CIA, y esto es motivo de que secuestren a la familia a causa de un misterioso maletín que alguien quiere recuperar.

Henry Cavill protagoniza la cinta corriendo y recibiendo golpes por doquier a lo largo y ancho de Madrid. Le secundan nada más y nada menos que Bruce Willis y Sigourney Weaver, y tendrá como compañeros de correrías a los españoles Verónica Echegui y Óscar Jaenada. Ritmo frenético, mucha pirotecnia, persecuciones en coche, música adecuada y una fotografía de luz fría y muy contrastada que le va muy bien a este tipo de película y al título que lleva la cinta. Además los exteriores son estupendos, tanto los que muestran lugares emblemáticos de Madrid como los espacios naturales de la costa levantina.

Los ingredientes son buenos pero el cocinero no lo es tanto. El director se queda corto tanto en la dirección de actores como en el apartado técnico. El montaje de las secuencias de acción es visualmente confuso, y los diálogos del guión están llenos de tópicos y clichés, lo cual tampoco ayuda mucho. Lo que podía haber sido una muy buena película de intriga y acción se queda en una más del montón, que cumple con su función de entretener durante hora y media, pero nada más. Se perciben destellos del potencial y las intenciones del director pero algo no cuadra y no acaba de cuajar el conjunto.

Personalmente me ha gustado, pero debo reconocer que esperaba algo más. Me quedó una sensación extraña, algo así como que "no es buena pero me gusta". Hay que reconocer que Henry Cavill le pone ganas y hace una esforzada interpretación, pero ni el guión le aporta un personaje bien trazado ni el director le ayuda a llevarlo más allá de lo que que hay sobre el papel. Se le ve solo ante el peligro, igual que su personaje en la trama conspiratoria. Por otra parte Bruce Willis despliega su carisma de gran estrella del género y Sigourney Weaver tiene sus más y sus menos. Otra veterana es Caroline Goodall, pero la verdad es que no tiene oportunidad de lucirse en absoluto.

En general se puede hablar de una película que podría haber dado más de sí y se ha quedado corta en sus posibilidades. Las hay mejores, cierto, pero también las hay peores.



Leer critica la fría luz del día en Muchocine.net
También en Amigos de Sensacine.

No hay comentarios: