Entrada destacada

Promo de Galax Pictures 2017

Busca en Galax Pictures Cine Blog

domingo, 4 de marzo de 2012

Hace 90 años el vampiro vio la luz


El 4 de marzo de 1922 se estrenaba en Berlin Nosferatu, de Friedrich Wilhelm Murnau, una libre versión del clásico literario Dracula de Bram Stocker, al menos así la presentaron sus artífices, algo con lo que la viuda de Stocker no estuvo de acuerdo y los demandó por plagio. A pesar de haber tenido que destruir las copias y negativos por mandato judicial, algunas copias sobrevivieron al paso del tiempo y hoy en día la película está considerada como uno de los grandes títulos de la historia del cine.

Personalmente no soy fan del género vampírico, pero como cinéfilo reconozco los grandes méritos artísticos de esta cinta que se ha convertido en un icono tanto del Expresionismo alemán como del género de terror. Sin duda la caracterización del protagonista resulta inolvidable, pero globalmente el film engancha al espectador por la recreación de una atmósfera irreal y fascinante, muy envolvente, que cautiva y nos traslada al particular universo del conde Orlock, magníficamente interpretado por Max Schreck.

Sin duda la recreación del ambiente surge de una combinación de factores, como ángulos de cámara, escenario, interpretaciones, música, etc. En este caso otro aspecto muy interesante fue el uso del color, de manera que en las escenas desarrolladas en las tierras del siniestro protagonista, se utilizó un colorante rojo para teñir la imagen durante el día, y otro azul para las secuencias nocturnas. Este matiz se ha recuperado hace unos años con la restauración de la película, pero durante un tiempo se han visto copias íntegramente en blanco y negro debido a que los tintes en aquella época eran muy efímeros y se degradaban con facilidad.

Se cumplen 90 años de este clásico de Murnau que ha cautivado a generaciones de cinéfilos y que a día de hoy es uno de los títulos imprescindibles del Séptimo Arte.

También en Amigos de Sensacine.