Entrada destacada

Fotogramas y corcheas se amalgaman en el jazz

«No hay melodía. Trasciende las notas, no es lo que se espera. Se improvisa, como lo de hoy.» Así definía el jazz Tom Cruise en la piel de ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

domingo, 25 de marzo de 2012

60 años cantando bajo la lluvia


"Es la única película que tengo. Es una copia muy buena en 16mm. La proyecto cada dos meses para mantenerme de buen humor". Este era el homenaje que le hacía Woody Allen a Cantando bajo la lluvia (Singin'in the rain) en su película Delitos y faltas, y es que esa frase recoge muy bien la esencia del clásico musical de Stanley Donen y Gene Kelly: es una película fresca, optimista y positiva que 60 años después de su estreno conserva intacto ese espíritu. Secuencias como la que da título a la película o el Make'em laugh de Donald O'Connor, poseen una energía arrolladora que aun hoy transmiten una gran alegría de vivir.

El 27 de marzo de 1952 tenía lugar en Nueva York la premiere de este gran musical. Curiosamente el film arranca de este modo, con el estreno de una película pero en los años 20, en la que el protagonista cuenta a la prensa sus inicios en el mundo del cine mediante una serie de flashbacks. La trama de la cinta versa sobre los problemas que supuso la llegada del cine hablado para las grandes estrellas de la pantomima. Gran paralelismo guarda con ello la reciente triunfadora de los Oscar The Artist.

Cantando bajo la lluvia cuenta como protagonistas con tres actores en estado de gracia: Gene Kelly, Debbie Reynolds y Donald O'Connor, un trío de ases que cantan, bailan e interpretan con una soltura y una energía incomparables, y además la química entre los tres funciona a la perfección. También es de justicia mencionar a Jean Hagen en el papel de Lina Lamont, una diva del cine mudo con una voz ridícula cuyo ego desmedido la convierte en la villana divertida y entrañable de la función. De hecho estuvo nominada a los Oscar como actriz de reparto. Curiosamente el film llegó a la gala de los Premios de la Academia con tan solo dos nominaciones y se fue de vacío. La segunda nominación fue, evidentemente, para Lennie Hayton en la categoría de Mejor Partitura de película musical. En aquel entonces había dos categorías para la música: una para el género musical y otra para el resto, que es la que permanece en la actualidad. Mayor fortuna hubo en los Globos de Oro, en los que fue galardonado Donnald O'Connor como Mejor Actor de Reparto.


El último número musical es el único punto flaco del film. Hasta ese momento todas las escenas cantadas y bailadas son muy dinámicas y hacen avanzar la acción, pero esta secuencia final es demasiado larga, siguiendo los típicos cánones del género de entonces, y rompe un poco el ritmo. Sin embargo no es suficiente para empañar las excelencias del resto del metraje, de forma que globalmente la película es de esas que se pueden ver una y otra vez y siempre nos aporta una buena dosis de carcajadas, sonrisas, ilusión y energía positiva.

Leer critica Cantando bajo la lluvia en Muchocine.net

No hay comentarios: