Entrada destacada

Sin riesgo no hay gloria, una reflexión sobre Star Wars

Llega mayo y se cumplen cuarenta años del estreno de La guerra de las galaxias ( Star Wars ), sin duda un punto de inflexión en la historia ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

lunes, 31 de octubre de 2011

Un lustro on line

Termina octubre de 2011, esto significa que Galax Pictures cumple 5 años de existencia en internet. Por ello he pensado que es buen momento para dar un giro a la imagen de la web. Realmente el nuevo logo se ha podido ver ya en los últimos reportajes realizados a lo largo de este año. Ahora ese look se hace extensivo a la página web y a sus distintos canales.

Han sido 5 años de creación de contenidos audiovisuales tocando distintos formatos y géneros: ficción, documentales y reportajes periodísticos. Y la cosa sigue. Próximamente se anunciará un nuevo proyecto de ficción.

Espero que el nuevo diseño de la web sea más atractivo y accesible. Aun hay que matizar algunos detalles, pero lo principal ya está operativo.

>

domingo, 23 de octubre de 2011

Buenas intenciones


No solo de las buenas intenciones se obtienen buenos resultados, se requiere la conjugación de varios factores. Algo así es lo que ha ocurrido con la adaptación a la gran pantalla del clásico cómic de Víctor Mora: El capitán Trueno y el santo Grial, un film de aventuras de corte clásico para disfrute de toda la familia, un género poco común en el panorama del cine español y que personalmente considero que se debería prodigar más a menudo.

La cinta se ha estrenado tras un largo periodo de tiempo en que el proyecto ha pasado por varias manos e intentos de llevarlo a cabo, y finalmente ha visto la luz envuelto en un halo de polémicas y problemas, algo así como le ocurrió a Kevin Costner con Waterworld en los años 90. La película objetivamente no se puede decir que sea buena. Tiene un tono que recuerda a aquellas coproducciones europeas de los años 60 y 70 como El Zorro o El coloso de Rodas. Estaría bien que transmitiese una sensación de nostalgia por aquel cine pero adaptado a los tiempos que corren, sin embargo el problema estriba en que más que un homenaje parece una película más de aquella época. Creo que tiene dos puntos flacos fundamentales que son, por un lado la dirección de actores bastante floja y por otra parte abunda en clichés y tópicos del género excesivamente manidos y eso hace que dé la sensación de no aportar nada nuevo. Si bien la dirección de actores no suele ser fuerte en este tipo de producciones, incluso a nivel de Hollywood, también es cierto que se suele intentar paliar con una realización vistosa, arriesgada, algo que en este caso es correcta, convencional, y por tanto no llega a suplir otras carencias.

Dicho esto quisiera romper una lanza en favor de los productores por tomar iniciativas de llevar a cabo proyectos como este, que considero son necesarios en nuestro cine patrio. En cuanto a los actores destacaría a Sergio Peris Mencheta como un correcto Capitán Trueno, a Gary Piquer como el villano de la función componiendo un personaje en la línea del Christoph Waltz de Malditos bastardos, a Jennifer Rope en la piel de una bruja emulando a Grace Jones en Conan el destructor, y a Ramón Langa como un oscuro malvado que debería haber tenido más cancha en el metraje.

En definitiva me alegro de que se realicen proyectos como este en España, y espero que la próxima vez se mejoren los resultados, ya que la intención es buena, pero hace falta pulir algunos aspectos técnicos para llevar el barco a buen puerto.

También en Amigos de Sensacine.

viernes, 14 de octubre de 2011

Los mosqueteros y Leonardo


Por enésima vez se recrea en la gran pantalla el clásico literario de Alejandro Dumas Los tres mosqueteros (The three musketeers), esta vez bajo la dirección de Paul W.S.Anderson, responsable de productos de acción basados en video juegos, como Mortal Kombat o Resident evil. En el tráiler todos hemos podido ver una especie de barcos voladores a modo de dirigible, y la verdad es que lo que en un principio se antoja como una fantasmada fuera de lugar, se convierte en realidad en un punto muy interesante de la película, y es que se trata de una máquina inventada por Leonardo da Vinci cuyos planos buscan los protagonistas al inicio de la película como si se tratase del grupo de Mission:Imposible trasladado al siglo XVII. A partir de ahí el relato es la historia por todos conocida de D’Artagnan viajando a París para convertirse en mosquetero y entablando amistad con los famosos en horas bajas Aramis, Porthos y Athos.

Normalmente se dice que las licencias artísticas malogran las adaptaciones literarias, pero en este caso si se hubiesen alejado de la novela y explotado más la trama de da Vinci como una nueva aventura de los mosqueteros, podría haber dado lugar a un film más original con aire retrofuturista en la línea de La liga de los hombres extraordinarios, la cual dejó mucho que desear con su resultado final, pero esta especie de cine de espías sofisticados en épocas anteriores al siglo XX, es un material muy suculento para desarrollar el género de aventuras.

La película es un espectáculo visual impresionante, con actores que sin tener unos personajes de gran calado, consiguen aportar el suficiente carisma para que su presencia en la cinta no pase inadvertida entre tanta parafernalia efectista que envuelve el metraje. Entre los villanos nos encontramos a Mila Jovovich (El quinto elemento, Residente vil) como Milady, a Christoph Waltz (Malditos bastardos) como el cardenal Richelieu, a Mads Mikelsen (Después de la boda, El rey Arturo) como Rochefort y a Orlando Bloom (El señor de los anillos, Piratas del Caribe) como el duque de Buckingham. Por otra parte los héroes son encarnados por actores que han estado recientemente en películas de guerreros medievales. Matthew Macfadyen, que hace de Athos, y a Luke Evans, en la piel de Aramis, ambos fueron del bando de los malos en Robin Hood, de Ridley Scott. Porthos es encarnado por Ray Stevenson al que vimos repartiendo estopa junto a Mads Mikkelsen en El rey Arturo, de Antoine Fuqua, y más recientemente en Thor. A D’Artagnan le da vida en este caso un joven actor llamado Logan Lerman al que vimos como hijo de Christian Bale en El tren de las 3:10.

En fin, una entretenida, sofisticada y trepidante cinta, con una vibrante partitura musical, para disfrute de toda la familia, concebida especialmente para verse en 3D, aunque en 2D resulta también muy espectacular.

También en Amigos de Sensacine.
Leer critica Los tres mosqueteros en Muchocine.net

jueves, 6 de octubre de 2011

La aventura comenzó hace 30 años


En octubre de 1981 se estrenaba en España En busca del arca perdida (Raiders of lost Ark, Steven Spielberg), la presentación del célebre arqueólogo Indiana Jones. Una idea original de George Lucas que puso en marcha con un guión de Lawrence Kasdan y la dirección de Steven Spielberg, el cual quería hacer un film de James Bond, y ante la negativa de sus responsables, su amigo George le propuso este proyecto.

Secuencias como la del héroe perseguido por una enorme bola de piedra o arrastrado por un camión a lo largo de una polvorienta carretera, se han convertido en referentes clave del cine de entretenimiento contemporáneo. También es muy recordada aquella escena en la que un fornido tipo con una espada amenaza a Indiana y éste sin mediar palabra desenfunda su revólver y lo abate de un seco disparo. Lo más curioso es que esto no estaba en el guión. En principio debían rodar una coreografía de lucha entre Jones con su látigo y el árabe con su espada. Sin embargo Harrison Ford se encontraba indispuesto y pidió si podían terminar pronto. Como la escena tenía que quedar terminada ese día se improvisó resolverla con el revólver. También fue casual la elección de Ford como protagonista. George Lucas, productor de la cinta, ya había contado con él en American Graffitti y Star Wars, y no quería repetir. Se barajaron varios nombres y el que más les convenció fue Tom Selleck, pero su compromiso con la serie de televisión Magnum no le permitió acceder al papel, así que finalmente Ford se metió en la piel del ahora mítico personaje al que nadie se imagina con el rostro de otro actor.


Lo que no fue nada casual fue el excelente montaje de sonido. Los efectos sonoros
fueron algo a lo que desde un principio le quisieron dar bastante importancia, y finalmente el arduo trabajo se vio colmado con un premio especial a la edición de sonido y el Oscar a mejor Sonido. Y no fue el único, también recibió los galardones a mejor Diseño de Producción, mejor Montaje y mejores Efectos Especiales. En el equipo de estos FX figuraba Joe Johnston, director de la reciente Capitán América. Se quedaron sin estatuilla otras tres nominaciones a mejor Película, mejor Música y mejor Director.

Tres décadas han pasado ya desde que el héroe del látigo y el sombrero llegase a las pantallas al ritmo de los pegadizos acordes de la vibrante partitura de John Williams, y hoy en día se ha convertido en uno de los iconos cinematográficos de mayor repercusión social del cine contemporáneo, que vio su prolongación en el tiempo con otros tres títulos que empiezan por “Indiana Jones y…” El templo maldito, La última cruzada y El reino de la calavera de cristal. Y por lo visto la cosa no acaba aquí, parece que se está preparando una quinta aventura de este gran personaje del celuloide.

También en Amigos de Sensacine.
Leer critica Indiana Jones En busca del arca perdida en Muchocine.net