Entrada destacada

El booktrailer de Historia de un blog de cine

Enlaces relacionados: Presentación del libro Historia de un blog de cine . Galax Pictures, el libro .

Busca en Galax Pictures Cine Blog

domingo, 30 de enero de 2011

II Edición Premio Personaje


Cinemanet entrega en Madrid el Premio Personaje al protagonista de la película Vivir para siempre, de Gustavo Ron. El director fue el encargado de recoger el galardón. Como en otros actos de la asociación, Galax Pictures ha cubierto el evento.

domingo, 23 de enero de 2011

El turbio pasado


En Canadá muere una mujer de origen libanés. Sus hijos acuden a ver al notario para leer el testamento y se encuentran con una extraña petición de su madre: deben encontrar a su padre, al que creían muerto, y a un hermano que hasta ahora no sabían que existía. Esta misión les llevará al Líbano a investigar el turbio pasado de su madre, sobre el cual ella siempre guardó silencio. Este es el punto de partida de Incendies (Denis Villeneuve, 2010), producción canadiense que plantea un potente drama familiar de ecos shakesperianos con la guerra civil libanesa como telón de fondo.

Siguiendo el ejemplo de Ciudadano Kane, la película está narrada en dos tiempos: la historia en la actualidad de los hermanos investigando, y el pasado de su madre puesto en imágenes que se va construyendo a base de flashbacks a lo largo del metraje. Todo ello con un ritmo narrativo pausado muy lineal sin altibajos, algo que resulta positivo y negativo a la vez. Es bueno en el sentido que el misterio se va desgranando poco a poco, la información que se va dando al espectador está muy bien dosificada para mantener el interés en todo momento. Por otra parte tiene el inconveniente de que cuando se van descubriendo puntos claves de la trama la escena no alcanza el clímax emocional que quizá debiera tener precisamente porque no se detecta un cambio de ritmo, y esto hace que el conjunto globalmente puede resultar algo frío. Es como una persona poco expresiva que te cuenta un chiste igual que te da el pésame, todo con el mismo tono.

Por otra parte los actores están todos muy convincentes en sus respectivos papeles, especialmente la protagonista Lubna Azabal. La fotografía es muy sobria y también muy constante, al igual que el ritmo. La música sin embargo sí que ayuda a crear en algún momento un cambio emocional. También es de agradecer que en algunos momentos en que otros directores se habrían recreado en detalles escabrosos, éste haya recurrido a las elipsis para no mostrar escenas desagradables.

En general una buena película, con una historia un tanto rocambolesca, bien interpretada y bien dosificada en su narración.

Sensacine ha invitado a sus colaboradores y seguidores a un pase privado de la película que se estrenará en cines el próximo 11 de marzo.

Leer critica Incendies (incendies) en Muchocine.net

sábado, 22 de enero de 2011

Buenos días in the morning


El cine ha tratado en numerosas ocasiones su propia industria entre bambalinas, tal como veíamos hace poco en También la lluvia. Sin embargo la televisión también tiene su filmografía en la que se han tratado los diferentes formatos del medio. Por ejemplo Tootsie (Sydney Pollack, 1982) con un inolvidable Dustin Hoffman haciéndose pasar por actriz, mostraba el backstage de las teleseries. En Quiz Show (Robert Redford, 1994) se abordaba el mundo de los concursos televisivos. Más recientemente y en clave de comedia Showtime (2002) se atrevía con los realities juntando en la pantalla a Robert de Niro y Eddie Murphy en roles de dos policías antagónicos que se convierten en un protagonistas de un programa sobre la vida policial. En clave de melodrama romántico con Robert Redford y Michelle Pfeiffer ante las cámaras, Jon Avnet nos mostraba en 1996 los entresijos de los noticiarios televisivos Íntimo y personal (Up close and personal). Este último formato es el que nos trae ahora Morning glory, la nueva película Roger Mitchell, director de Notting Hill, que ha unido sus fuerzas con la guionista Aline Brosh McKenna, responsable del libreto de El diablo viste de Prada, en una comedia ligera, quizá demasiado ligera, sobre el mundo de la tele por dentro.

Una joven productora de televisión en paro busca desesperadamente un nuevo empleo y lo encuentra en una cadena nacional para producir el programa matinal de la emisora, que está llena de curtidos divos televisivos y pasa por una mala racha de audiencia.

Película para lucimiento de Rachel MacAdams, a la que hay que reconocer que se esfuerza considerablemente en su papel, secundada por veteranos de lujo como Diane Keaton, Harrison Ford y Jeff Goldbum. Una cinta muy agradable de ver, de factura impecable, que tiene el inconveniente de quedarse a medias en lo que sugiere. Por un lado tiene el tono de las comedias románticas pero no desarrolla suficientemente el romance, centrándose más en la carrera al éxito de la protagonista, y por otra parte si no se va a meter en sentimentalismos podría decantarse por la exageración para producir carcajadas, pero tampoco llega a ese nivel. Tiene un pico de risas a mitad de película pero en el resto simplemente esboza la sonrisa. Por tanto no tiene la suficiente química emocional entre actores para ser una comedia romántica pero tampoco se desmelena lo suficiente para ser una comedia desmadrada. Esto hace que el conjunto resulte un poco descafeinado.

Leer critica Morning glory en Muchocine.net

lunes, 17 de enero de 2011

Rodaje peligroso


Se han hecho muchas películas sobre el cine por dentro, los avatares de directores, productores y actores, especialmente en Hollywood. Con un guión de Paul Laverty, habitual colaborador de Ken Loach, la directora española Icíar Bollaín nos trae También la lluvia, la historia de un equipo de rodaje que en el año 2000 se desplaza a Cochabamba (Bolivia) para rodar una película sobre la llegada de Colón a América, y durante el rodaje se ven envueltos en pleno conflicto de la guerra del agua entre indígenas y gobierno.

Cabe destacar varios matices de este film. En primer lugar es muy interesante el planteamiento en sí mismo de la historia, mezclando el cine testimonial de un hecho real, como fue el conflicto del agua, con una historia ficticia sobre el rodaje de una película. Por otra parte esta segunda trama también es muy representativa de la industria del cine actual, en la que están muy en boga las coproducciones, de forma que nos presentan un equipo internacional con un productor español, un director mexicano, una chica argentina que graba el making of, y unos inversores angloparlantes a los que sólo se les oye a través del teléfono. El trazado de personajes es correcto, son creíbles, si bien son algo arquetípicos: el productor es práctico, expeditivo, obsesionado con no gastar más de lo necesario. El director vive en su mundo ensimismado con su arte, el actor principal es un divo cínico de vuelta de todo que bebe en exceso y los actores secundarios son jóvenes que viven con ilusión sus respectivos personajes.

Hasta aquí el planteamiento. En cuanto al resultado final se puede decir que es bastante bueno pero con ciertas irregularidades. El arranque es brillante: la forma en que se va presentando poco a poco a los personajes y lo que están haciendo, mientras en paralelo se va introduciendo el problema social que les rodea. Las distorsiones vienen en el desenlace, cuando estalla el conflicto. Algunas situaciones se resuelven de forma algo forzada o precipitada resultando un poco artificiosas.

En cuanto a los actores se puede decir que los secundarios están correctos, Gael García Bernal como director da bandazos, a veces se le ve algo desorientado, mientras que a Luis Tosar y Karra Elejalde en los roles respectivos de productor y actor principal, se les nota muy cómodos en la piel de sus personajes.

En general una película que no es redonda pero sí muy estimable y meritoria en su planteamiento.

Leer critica También la lluvia (también la lluvia) en Muchocine.net
Reseñado en Sensacine

sábado, 15 de enero de 2011

Mis cortos en Notodofilmfest


El pasado día 4 de enero finalizó el plazo de presentación de cortometrajes a la novena edición del certamen de cortos online Notodofilmfest. En esta ocasión he presentado dos nuevos vídeos a concurso.

El pasado mes de octubre me registré en el certamen para presentar en el apartado de Triple destilación, en el que concurren vídeos de 30 segundos de duración, La oficina asesina, que trata sobre los riesgos laborales en los trabajos administrativos.

Más tarde acabé dando forma a un proyecto que me rondaba la cabeza desde hacía unos meses. Quería hacer un experimento con cine de animación de una forma totalmente artesanal, puesto que no dispongo de ningún software específico de animación. Así pues me lancé a crear los fotogramas del corto con un editor de vídeo, dibujos hechos a lápiz y otros con autoformas de PowerPoint, retocados convenientemente con Photoshop. El resultado final ha sido El legado de Endimión, un cortometraje de animación y ciencia ficción sobre la pasión de un hombre por la luna.

Estos son los 2 cortometrajes que estreno en el festival online Notodofilmfest. Alea jacta est (La suerte está echada).

sábado, 8 de enero de 2011

Supervivencia


El prestigioso director australiano Peter Weir, responsable entre otras de El show de Truman, Único testigo, La costa de los mosquitos o El club de los poetas muertos, estrena Camino a la libertad (The way back, 2010), una extraordinaria historia de bondad, fuerza de voluntad, perdón y amistad. El periplo de siete presos fugados de un gulag soviético durante la II Guerra Mundial, que recorren más de 6000 km a pie atravesando montañas y desierto, sirve de base para un relato profundamente humano de supervivencia en una naturaleza agreste, dura y hostil sin apenas recursos ni provisiones.

Cada uno de los fugitivos tiene su historia particular, un motivo diferente por el que han sido víctimas de la barbarie de Stalin, pero que se ven unidos en la adversidad por su ansia de libertad. En algunos momentos, y salvando las distancias, puede parecer una versión salvaje y bestia de The Way.

La presentación de los personajes es magistral. Weir se toma su tiempo dentro del campo de concentración para ir perfilando a cada uno de ellos y establecer las distintas relaciones entre sí antes de ir al meollo de la cuestión que es la fuga y posterior viaje desde Siberia hasta la India. Sus películas siempre se han caracterizado por tener un ritmo narrativo pausado pero en el que todo lo que va apareciendo en pantalla resulta interesante para el espectador. Tras siete años sin dirigir, desde 2003 en que presentó la aclamada Master & Commander, este autor mantiene su poder de transmitir mucho con ese característico y aparentemente sencillo estilo de narración con emociones contenidas.

Por otra parte el elenco de actores es estupendo, bien dirigidos. En su mayoría son rostros desconocidos secundados por dos grandes astros: Ed Harris y Colin Farrel. Harris constata una vez más que su mera presencia hace ganar puntos a la película, algo ya comprobado en títulos como La Roca o Enemigo a las puertas, sin olvidar su memorable encarnación de genio de la música en Copying Beethoven. Por otra parte Farrel demuestra que cuando es bien dirigido puede hacer grandes papeles, como ya pudimos ver en El sueño de Casandra a las órdenes de Woody Allen. Curiosamente tanto en la cinta de Allen como en la presente sus personajes tienen un problema de adicción al juego, si bien la psique de ambos es muy diferente; en aquella era un tipo débil e inestable con grandes remordimientos de conciencia mientras que aquí es un sanguinario y despiadado asesino ruso. En un papel muy secundario encontramos al carismático Mark Strong, que ha destacado en los últimos tiempos con títulos como Red de mentiras, Sherlock Holmes o Robin Hood. El joven actor británico Jim Sturgess encabeza el reparto con una sólida interpretación de un militar polaco de fuertes convicciones.

La música y la fotografía acompañan convenientemente el conjunto sin estridencias estilísticas. En general una aventura épica muy humana con buenos diálogos y estupendos actores, servida por un gran director como es Peter Weir.

Leer critica Camino a la libertad (the way back) en Muchocine.net

También publicada en Cinemanet

Reseñada en Sensacine.

jueves, 6 de enero de 2011

El ranking del buen rollo


Como en años anteriores toca hacer balance de las películas reseñadas en este blog que se han estrenado en las carteleras españolas durante el año que acaba de terminar. Esta vez me ha interesado especialmente hacer hincapié en aquellas películas que dejan buen cuerpo.

Algunos films son objetivamente muy buenos pero cuentan cosas tan terribles que uno sale del cine queriendo cortarse las venas. Son cintas incómodas, desasosegantes o desagradables, que no son aptas para ver en cualquier momento.

Como me apetece empezar 2011 con buenas vibraciones he elegido para el top 10 de 2010películas que, además de ser buenas, transmitan buen rollo. Algunas son deliberadamente optimistas con un claro mensaje positivo, y otras no tienen ningún contenido explícito en esta línea pero dejan la satisfacción de haber visto una buena película, y aunque sean algo inquietantes no transmiten mal rollo. Es por tanto una selección de metrajes que me atrevería a recomendar a cualquier persona en cualquier momento, y que de alguna forma dejan buen sabor de boca tras su visionado.

En base a esta premisa el Top 10 de Galax Pictures Cine Blog en cuanto a los estrenos en España durante el año 2010 es el siguiente:

1. La red social
2. El discurso del rey
3. El concierto
4. Invictus
5. El escritor
6. Origen
7. Vivir para siempre
8. The Way
9. Cómo entrenar a tu dragón
10. La última cima

Reseñado en Sensacine

martes, 4 de enero de 2011

El rey tartamudo


El discurso del rey (The king’s speech, 2010) nos cuenta las peripecias de Su Majestad George VI cuando tuvo que dar una arenga de gran relevancia al comenzar la II Guerra Mundial. En los albores de la contienda, el rey George V de Inglaterra fallece. Ante la abdicación de su sucesor Edward VIII, el duque de York, siguiente en la línea sucesoria, se corona como nuevo monarca, el rey George VI, pero tiene un gran problema: es tartamudo, lo que le supone un gran hándicap para hablar en público y poder dirigirse a la nación en tiempos difíciles que requieren transmitir seguridad al pueblo. Su esposa busca un logopeda algo excéntrico para resolver la situación.

Sensacional recreación histórica a cargo del televisivo director Tom Hooper, que transcurre en un tono agradable con tintes de drama y comedia. Los actores son excelentes, especialmente los dos principales; Colin Firth en la piel del Duque de York y Geoffrey Rush como su logopeda en un tour de force interpretativo muy interesante. Firth, habitual en comedias británicas de esta última década, como El diario de Bridget Jones (2001) o Love Actually (2003), hace el papel de su vida y Rush, al que sientan como un guante los personajes ambiguos pero graciosos que conectan bien con el público, como El sastre de Panamá (2001) ó Shakespeare in love (1998), encuentra en este rol del estrafalario profesor de dicción un nuevo personaje hecho a su medida que encarna con gran presencia en pantalla. Helena Bonham Carter, habitual del cine de Tim Burton, resulta también muy convincente como abnegada esposa del monarca. Guy Pierce, protagonista de Memento y L.A. Confidential, da vida con soltura al frívolo hermano del protagonista, Edward VIII, que renuncia al trono por motivos personales.

Hay directores que experimentan técnicas en películas de época para hacerlas diferentes de otras y que no parezcan meros frescos históricos. Por ejemplo Stanley Kubrick utilizó un objetivo especial para baja luminosidad, diseñado en principio para la NASA, persiguiendo el fin de rodar con luz de velas los interiores de Barry Lyndon (1975). O más recientemente Michael Mann rodó en digital Enemigos públicos para meter al espectador de lleno en la acción de policías y gangsters durante los años 30. En El discurso del rey la fotografía algo difuminada y la frecuente utilización de lentes de gran angular confieren al film su identidad visual propia. Asimismo el hábil uso de selectas piezas musicales para subrayar determinados momentos, pone la guinda al pastel. El clímax alcanzado en el momento de pronunciar el famoso discurso, recuerda en cierto modo al del estreno de la Novena Sinfonía en Copying Beethoven.

En definitiva El discurso del rey es una emocionante historia de superación personal y amistad con brillantes intérpretes y un acabado formal de gran calidad.

Leer critica El discurso del rey (the kings speech) en Muchocine.net

Reseñada en Sensacine