Entrada destacada

Secuelas tardías, ¿una buena idea?

Hace poco se publicaba el primer teaser de Blade Runner 2049 , cuyo estreno está previsto para octubre de este año. Se trata de la secuela ...

Busca en Galax Pictures Cine Blog

sábado, 28 de marzo de 2009

Oscura reflexión sobre la vida


Hace poco hablaba sobre una bonita reflexión en torno a la vida desde el punto de vista del amor y el destino en la película Elcurioso caso de Benjamin Button. Como todo tiene su reverso oscuro también se puede reflexionar sobre la existencia y la condición humana desde una perspectiva más primaria, mostrando el lado más salvaje del ser humano. Esto es lo que nos propone Watchmen (Zack Snyder, 2009), la adaptación a la gran pantalla de la novela gráfica homónima. En un 1985 alternativo al que hemos conocido, Nixon sigue siendo presidente tras haber ganado la guerra de Vietnam y ha promulgado una ley que prohibe la actuación de los héroes enmascarados que llevan años combatiendo el crimen. Una noche uno de estos héroes retirados es asesinado, lo cual destapa la sospecha de un complot contra los enmascarados.

El director de 300 vuelve a demostrar su virtuosismo en mezclar la estética del comic con lo último en tecnología digital para crear imágenes de gran potencia visual. En comparación con su anterior obra, Watchmen ofrece un perfil más profundo de los personajes y una trama bastante más compleja que la de 300. Quizá esta complejidad sea lo que le hace flaquear en la resolución final a la hora de atar cabos y haga que 300 por comparación resulte más redonda. No obstante Watchmen está muy bien planteada y mantiene el interés durante sus casi 3 horas de metraje.

En esta película se nos plantean héroes vulnerables, torturados por un oscuro pasado y con vidas plagadas de pocas luces y muchas sombras. El más carismático es Roschach, el líder que a través de un diario nos cuenta su investigación del asesinato de El Comediante, el más brutal y expeditivo de los enmascarados. El Dr. Manhattan es un científico convertido en un titán azul de pura energía tras un fatídico accidente de laboratorio. Espectro de Seda es la chica del grupo con poca vocación, ya que lo que hace es sustituir a su madre en el rol de heroína que lucha contra el crimen. El Búho Nocturno es el héroe más normal del grupo, un idealista al que le gustó luchar contra el crimen en su momento y acepta de buen grado su retiro forzoso. No tiene un pasado negro como EL Comediante, Roschach o el propio Dr. Manhattan.

Hay escenas acompañadas de canciones muy conocidas de grandes artistas como Bob Dylan, Simon & Garfunkel o Leonard Cohen, muy bien escogidas que le dan un toque especial al conjunto de la película.

La película es sin duda una de las mejores plasmaciones que se han hecho del espíritu del comic al cine. Eso tiene también sus pros y sus contras: lo bueno es el mérito de haber conseguido tal hazaña, pero eso mismo tiene el inconveniente de que la película no trascienda más allá del comic de forma que sea muy recomendable para cualquiera que le gusten los comics en general, pero que tengamos reparos a la hora de recomendarla a quienes no les guste el mundo de la viñeta. Iron Man o El caballero oscuro fueron películas que gustaron a todo tipo de público, tanto a fans del comic como al público en general. Quizá en este sentido Watchmen obtenga el beneplácito de un sector más reducido de público.

En resumen Watchmen es una muy buena película tanto a nivel técnico como conceptual, con buenos personajes, buena historia, que se plantea muy bien y se desinfla un poco en su resolución final, pero en general nos deja grandes momentos de aventura, acción y buen cine de entretenimiento.

Leer critica Watchmen en Muchocine.net

martes, 17 de marzo de 2009

Protección de testigos


Es un hecho que las relaciones entre personajes antagónicos resultan interesantes, y un ejemplo de unir a caracteres dispares es el tema de la protección de testigos en el cine. Ya en sí la trama policial es muy cinematográfica, pero cuando se trata de relacionar a un policía con un civil, es fácil encontrarse situaciones interesantes.

Los grandes de la acción nos han dado thrillers adrenalíticos con este tema. Por ejemplo Clint Eastwood dirigió y protagonizó Ruta suicida (The gauntlet, 1977), en el que interpreta a un policía infravalorado al que asignan que escolte a una prostituta que va a testificar en un caso contra la mafia, y claro está, el camino hasta el juzgado no será fácil. Algo parecido hizo Bruce Willis bajo la dirección de Richard Donner en la interesante 16 calles (16 blocks, 2006) en la que debe escoltar a un testigo de asesinato desde su celda hasta el juzgado que se encuentra a 16 manzanas de distancia. En ambos casos se establece un relación entre un policía decadente, del que nadie espera que pueda realizar la misión, con un personaje marginal, que nadie le importa si vive o muere, y en su unión por sobrevivir ambos se reafirman y recuperan su dignidad como personas.

Un caso curioso, en cuanto al planteamiento, es el de Eraser (Chuck Russell, 1996) en la que el protagonista es un agente del programa de protección de testigos que se encarga de eliminar cualquier prueba del pasado de una persona para darle una nueva identidad. Formalmente la película en sí es una más de acción para lucimiento de Schwarzenegger, el cual debe proteger a Vanessa Williams que ha denunciado la venta ilegal de armas muy sofisticadas por parte de la corporación para la que trabaja. También en su momento Stallone tuvo a su testigo al que proteger en Cobra (George Pan Cosmatos, 1986) en la que un expeditivo policía investiga los asesinatos en serie cometidos por un grupo de radicales y debe proteger a una modelo que ha sido testigo de uno de estos asesinatos. Se introduce el componente romántico entre el policía y la modelo, aunque eso es lo de menos.

En otros casos se potencia el componente romántico por encima de la acción, como por ejemplo en La sombra del testigo (Someone to watch over me, Ridley Scott, 1987) en la que un policía casado y de origen humilde (Tom Berenger) debe proteger a una mujer de alta sociedad (Mimi Rogers) que ha sido testigo de un asesinato. Una relación de amor en el que el policía se enfrenta a dos dilemas morales; en primer lugar él está casado; segundo, no resulta ético profesionalmente implicarse emocionalmente con alguien a quien se debe proteger. Y además de eso están las diferencias sociales existentes entre ambos, que en principio les mantienen distantes pero finalmente se cumple el dicho de que los polos opuestos se atraen.

Otra relación interesante es la que surge entre Harrison Ford y Kelly McGillis en Único testigo (Witness, Peter Weir 1985) en la que una viuda Amish, lleva a su hijo pequeño a la ciudad, y éste es testigo de un asesinato en unos baños públicos. El policía encargado de su custodia tras ser herido se recuperará en la comunidad Amish. La convivencia con este colectivo que vive como en el siglo XVIII, prescindiendo de cualquier avance tecnológico, ofrece situaciones curiosas desde el punto de vista sociológico a través del contraste cultural entre un urbanita de los 80 y los miembros de la agrupación anclada en el pasado, y por supuesto la relación entre un duro policía de ciudad y una mujer de vida sencilla en el campo resulta también de lo más interesante.

lunes, 9 de marzo de 2009

Gran Película


No cabe duda que Clint Eastwood es uno de los grandes del cine de todos los tiempos y lo ha vuelto a demostrar a sus 78 años con su última película Gran Torino. Un veterano de la guerra de Corea, de carácter difícil, se queda viudo y vive solo en un barrio que se ha llenado en los últimos tiempos de inmigrantes latinos, negros, pero sobre todo asiáticos, y que se ha vuelto especialmente peligroso a causa de las bandas callejeras. Su gran tesoro es el coche que da título a la película, un Gran Torino del 72, que está en el punto de mira de una banda de asiáticos. Tras intentar robarlo y tener una pelea en el jardín del protagonista, éste salva a sus vecinos de una brutal paliza por parte de los pandilleros y se convierte así, y contra su voluntad, en el héroe del barrio.

Se podría catalogar de comedia dramática, ya que siendo un drama contiene una gran antología de momentos hilarantes propias de la mejor comedia. La relación que mantiene este americano de origen polaco, que combatió en la guerra de Corea, con sus vecinos asiáticos no tiene desperdicio. Se establece además un vínculo paterno-filial con el joven de la casa, un adolescente apocado y desorientado al que la falta de un padre le ha privado de tener un modelo de conducta masculino, rol que acaba asumiendo su vecino el ex-combatiente. La evolución del personaje de Eastwood es sensacional, un hombre ya de vuelta de todo con graves prejuicios raciales y un enorme peso en la conciencia por algo que hizo en el pasado, se abre camino hacia la superación de sus prejuicios y a la redención por los errores cometidos.

La película habla sobre la vida y la muerte, sobre las relaciones humanas en general y las interculturales en particular. El mundo de los jóvenes sin recursos desde la perspectiva de un hombre de la tercera edad, que a pesar de tener sobrada experiencia y sabérselas todas, también tiene debilidades, dudas y nos muestra que siempre nos queda algo que aprender.

Por otra parte la película está narrada con una sobriedad inusitada. La veteranía es un grado y el amigo Clint demuestra que es capaz de hacer una obra maestra del cine sin despeinarse. La película simplemente fluye con una naturalidad fuera de lo común. Clint Eastwood brilla con luz propia tanto delante como detrás de la cámara, como actor y como director. Es realmente de lo mejor que hay ahora mismo en las carteleras españolas. Una película muy positiva y muy recomendable.

viernes, 6 de marzo de 2009

Premio Amigable


Muchas gracias a Empantallado por concederme este reconocimiento y gracias especialmente por sus palabras para justificar dicha concesión. El premio tiene una serie de condiciones para aquellos blogs que lo reciban que quieran o puedan cumplirlas que detallo a continuación:

1. Colgar en el blog la imagen del premio y decir quién te lo entregó. (Hecho)
2. Contar 3 cosas que nunca hayas hecho pero te gustaría hacer.

Rodar una superproducción en Hollywood.
Rodar un documental en la Antártida.
Practicar vuelo sin motor.

3. Contar 3 cosas que nunca hayas hecho y que JAMÁS harías.

Renunciar al cine.
Renegar de la familia.
Traicionar la confianza de un amigo.

4. Entregar el premio a 3 blogs/webs y avisarles dejándoles un mensaje en su página

Todos los blogs con los que tengo contacto habitual y que aparecen en mi lista de links son dignos de recibir este premio y muchos más, pero he elegido 3 que hablan de cine en general pero cada uno son un referente para un tipo de cine determinado:

PabloCine es el cine de antes, los grandes clásicos.
SesionGolfa es el cine de ahora, la actualidad, como él dice "el cine que vivimos peligrosamente".
QuesitoRosa es el cine alternativo, el cine nadie se atreve a ver y que ofrece cosas muy curiosas.

lunes, 2 de marzo de 2009

Reunión de veteranos


Parece que poco a poco los sueños de los cinéfilos ochenteros, entre ellos un servidor, se van cumpliendo. El año pasado pudimos ver la tan esperada cuarta entrega de Indiana Jones, el retorno del héroe con el que se especuló durante toda la década de los 90 y algún año más. Otro proyecto que en aquella época se buscaba con el apoyo de los fans era el de ver en una misma película a los grandes héroes de acción Sylvester Stallone y Arnold Schwarzenegger. Pues parece ser que se acerca el momento: en estos días se ha publicado que el "gobernator" de California ha accedido a la petición de su colega Sly a participar en su última película The Expendables, prevista para estrenar en 2010 que cuenta las peripecias de un grupo de mercenarios que van a derrocar a un dictador sudamericano. La película se encuentra ahora en fase de pre-producción y cuenta con una reunión de viejas glorias en su elenco, como Mickey Rourke, Dolph Lundgren (el famoso boxeador ruso de Rocky IV), o Eric Roberts, junto con otros más actuales como son Jason Statham (Transporter) o Jet Li (Hero, Arma letal 4,...). También se rumorea que podría participar Sandra Bullock, que ya compartió grandes dosis de acción con Stallone en Demolition Man (Marco Brambilla, 1993). La colaboración de Arnie sería un cameo haciendo de sí mismo, es decir, de gobernador. Una, a priori, interesante película para nostálgicos de la acción de los 80, entre los que me incluyo.

Hace unos años hubo otro encuentro de veteranos en Space cowboys (Clint Eastwood, 2000) en la que un antiguo satélite está a punto de colisionar con la Tierra pero su tecnología está tan obsoleta que los astronautas actuales no pueden repararlo, por lo que se recluta al cuarteto original que lo puso en marcha, ahora jubilados, que conocen aquella tecnología. Los cuatro astronautas son encarnados por nada más y nada menos que Clint Eastwood, Donald Sutherland, James Garner y Tommy Lee jones.

Un encuentro que fue muy celebrado en su momento fue el del intenso thriller Heat (Michael Mann, 1995) que reunía por primera vez en la pantalla a Al Pacino y Robert de Niro. Habían trabajado antes en El Padrino II (The godfather partII, Francis Ford Coppola 1974) pero interpretaban papeles en distintas épocas y no compartieron plano, por eso causó tanta expectación el estreno de Heat. Recientemente volvieron a trabajar juntos en Asesinato justo (Righterous kill, Jon Avnet 2008) pero apenas ha tenido repercusión.

Veremos lo que ocurre cuando Arnie encontró a Sly. Los dos amigos y socios finalmente reunidos en una película de acción como las de antes, como las que les hicieron famosos a ambos.